Franquicias

Mapa de oportunidades en franquicias

Explora el territorio nacional para conocer las ventajas y retos que ofrecen las cuatro regiones principales del país en este modelo de negocios.
Mapa de oportunidades en franquicias
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Elegir la franquicia ideal depende, entre otros factores clave, de tus gustos y presupuesto. Una vez tomada la decisión, el siguiente reto es encontrar el mercado que te ofrezca las mejores condiciones para potenciar el crecimiento de tu negocio. A continuación te presentamos una radiografía con datos y números macroeconómicos relevantes para iniciar tu investigación y tomar una decisión con sustento –no sólo por corazonada o intuición–.

A fin de simplificar esta tarea, se dividió al país en cuatro regiones: Norte, Bajío, Centro y Sur-Sureste. Este estudio per-mite valorar la salud económica y de consumo entre los habitantes de cada zona geográfica. Para empezar, considera que de acuerdo con el Censo Económico 2014, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), existen más de 5.66 millones de establecimientos en toda la República, de los cuales el 44.8% corresponde al sector comercio, 42.4% a servicios privados, públicos y religiosos, 10.6% a las manufacturas y 2.2% a otras actividades. Respecto al total nacional, los estados donde se reportó un mayor crecimiento en el sector comercial durante los últimos años fueron: Estado de México (11.8%), Distrito Federal (7.9%), Jalisco (7.2%), Veracruz (6.5%) y Puebla (6.0 por ciento).

A decir de la doctora María Fonseca Paredes, directora del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, estos datos se pueden interpretar como “un crecimiento, si bien no acelerado, sí constante de la economía nacional. Esto debido a que en los últimos cinco años los establecimientos crecieron alrededor de un 1.9% cada año, siendo las pequeñas y medianas empresas (Pymes) las más beneficiadas”, reconoce.

Para Enrique Alcázar, presidente de Grupo Alcázar & Compañía, el 2014 fue un buen año para el sector franquicias, ya que reportó un crecimiento de entre 10 y 12%, tasa similiar que en 2012. Su afirmación encuentra eco en una encuesta realizada a 1,730 marcas por la consultora Feher & Feher durante marzo del año pasado: el 84% de las marcas encuestadas respondió que inaugurará puntos de venta propios y franquiciados, es decir, que se abrirán cerca de 2,613 puntos de venta en el país, generando 19,148 nuevos puestos de trabajo.

Las estadísticas demuestran que el Centro aparece como catalizador de inversiones, ideas y sistemas financieros (ahí residen la mayoría de las marcas mexicanas de franquicias); el Bajío, como una de las zonas industriales a gran escala (automotriz, aeronáutica, calzado, etc.); y por su parte, el Norte y el Sur-Sureste se enfocan en la distribución y venta de productos y servicios con las fronteras colindantes (Estados Unidos y Centroamérica, respectivamente).

Para concluir, Fonseca Paredes asegura que la clave para alcanzar el éxito con una franquicia radica en la capacidad que cada emprendedor posee para traducir estos datos macroeconómicos en áreas de oportunidad, pues “aunque la mayoría son modelos probados, es importante valorar cuáles son tus necesidades y las de tu mercado meta”.

Metodología

Las infografías que se presentan a continuación, se construyeron con los datos macroeconómicos que, de acuerdo con los expertos consultados, debes tomar en cuenta al momento de elegir el mejor lugar para tu franquicia. Y es que como señala la doctora María Fonseca Paredes, del ITESM, “aunque todos los modelos de franquicias cuentan con un know how, diversos estudios de mercado demuestran que las condiciones geográficas, económicas y culturales son determinantes para alcanzar tus metas de negocios”.

-Producto Interno Bruto (PIB). Es el valor monetario de los bienes y servicios finales producidos por una economía en un periodo determinado. EL PIB es un indicador representativo que ayuda a medir el crecimiento o decrecimiento de la producción de bienes y servicios de las empresas de cada país, únicamente dentro de su territorio. Este indicador es un reflejo de la competitividad de las empresas. En este caso, se presenta el monto (en millones de pesos), así como el porcentaje que aporta cada una de las cuatro regiones al PIB nacional.

-Población de la región. Se refiere a todos los residentes independientemente de su estado legal o de ciudadanía, que habitan en las distintas regiones del país.

-Inversión Extranjera Directa (IED). Tiene como propósito crear un interés duradero y con fines económicos o empresariales a largo plazo por parte de un inversionista extranjero en el país receptor. Es un importante catalizador para el desarrollo, ya que tiene el potencial de generar empleo, incrementar el ahorro y la captación de divisas, estimular la competencia, incentivar la transferencia de nuevas tecnologías e impulsar las exportaciones. En el mapa podrás encontrar cuánto dinero del exterior ha sido invertido en cada una de las cuatro regiones.

-Población Económicamente Activa (PEA). Según el Banco Mundial son todas las personas que aportan trabajo para la producción de bienes y servicios durante un periodo específico. Incluye tanto a las personas con empleo como a las personas desempleadas.

-Población Económicamente No Activa (PENA). Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), son todas las personas que pertenecen a la población en edad de trabajar y que no han trabajado ni buscado trabajo y no desean trabajar. Dentro de este grupo se encuentran las amas de casa, los estudiantes, los rentistas y los jubilados. También se consideran dentro de este grupo a los familiares no remunerados que trabajan menos de 15 horas semanales.

-Aeropuertos. Sean nacionales o internacionales, los aeropuertos pueden representar no sólo la entrada de capital turístico a los estados, también sirven para establecer rutas de comercio con, prácticamente, todo el mundo; influyendo en el crecimiento del PIB, la IED y mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.

-Longitud de la red carretera. Representa el acceso por tierra de capital, pues posibilita el desplazamiento de mercancías de un mercado a otro de manera rápida en distancias cortas y medias. Como su nombre lo indica, este tejido permite crear corredores de transporte para el flujo corriente de mercancía y fuerza laboral.

-Salario mensual promedio. Este indicador se refiere al sueldo que gana en promedio una persona de las distintas regiones destacadas. Su relevancia es que ayuda a trazar el perfil de los consumidores potenciales.

-Franquicias de origen. Son todos los negocios que nacieron bajo el modelo de franquicia o que lo adoptaron, y que fueron creados en una ciudad dentro de la región señalada.

Sigue siendo el rey

Esta región –integrada por el Distrito Federal, Puebla, Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala y Morelos– representa la punta de lanza para el ecosistema, ya que entre sus principales características se encuentra el hecho de que su salario mensual promedio representa el 98.36% respecto al salario mensual promedio a nivel nacional. Es decir que un mexicano de esta zona gana aproximadamente $7,973.50 de un total de $8,106. Lo que se traduce, según Enrique Alcázar, en la zona con mayor poder adquisitivo e infraestructura del país y, por lo tanto, en millones de consumidores potenciales. “Las personas de esta región están acostumbradas a las franquicias, no sólo porque el centro es la puerta de entrada de este modelo al país, también porque a diferencia de otros estados, aquí la gente tiene una mayor cultura al respecto”, opina el presidente de Grupo Alcázar & Compañía.

A decir de Ferenz Feher, CEO de la consultoría Feher & Feher, el centro es un buen punto de partida para iniciar la expansión de una franquicia, debido a que la mayoría de la población se concentra en esta zona y, al mismo tiempo, habitantes de otras regiones se suman al mercado de esta zona. Mientras que las ciudades con mayor crecimiento en el sector franquicias son: Distrito Federal, Toluca, Metepec, Puebla y Cuernavaca.

Tan sólo la Ciudad de México es la entidad que cuenta con mayor número de franquicias de origen ––345 de acuerdo con el directorio 500 Franquicias de Entrepreneur. Esta zona –reafirma Feher– representa una garantía para la inversión extranjera, porque muchos piensan: “si funciona en el DF, funciona en otros lugares”. Esto significa (en la práctica) que “la mayoría de los franquiciantes extranjeros lo considera un caldo de cultivo para el sector”, agrega.

Por otro lado, tal vez la mayor desventaja de invertir en esta región radica en la dificultad que (aún) representa abrir una empresa; de acuerdo al estudio Doing Business en México 2014 realizado por el Grupo Banco Mundial, de las 32 entidades, el Distrito Federal ocupa el último lugar en cuanto a eficiencia y permisos que posibiliten la creación de un negocio. Además, es fundamental “que a la hora de decidir emprender en esta región, tomes en cuenta que aquí se aglomera el 40% de los puntos de venta del sector franquicias. Por lo que te encontrarás frente a una cultura empresarial más aguerrida y una competencia mucho mayor”, concluye Alcázar.

El Milagro Mexicano

Michoacán, Colima, Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí componen esta región de tierra caliente, famosa en el mundo de los negocios por su corredor industrial que comprende desde la punta norte en la Zona Metropolitana de Aguascalientes, hasta la punta sureste en la Zona Metropolitana de San Juan del Río, Qro. Y del cual destaca la industria automotriz, misma que para 2013 había inyectado el 27.8% del total de US$257,261 millones a este sector, según el estudio Explosión de la Industria Automotriz en México: De sus encadenamientos, realizado por la fundación Friedrich Ebert Stiftung.

Para César Aranday, director general de Aranday & Asociados, esta región posee una ubicación geográfica estratégica para los negocios. “En primer lugar, se encuentra dentro del triángulo industrial de las tres ciudades más grandes de México: Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey, es decir, que un radio muy pequeño (400km) concentra el 80% del mercado del país, no por nada se le conoce como ‘el milagro mexicano’”, sentencia.

Esta región reporta un crecimiento, con base en su número de establecimientos, de un 2.0 a un 2.4% anual, lo que la coloca como una de las prioridades para inversionistas de Estados Unidos, Asia y Centroamérica. “Por ejemplo, gracias a la infraestructura de las carreteras –que permiten un sistema de comunicación eficiente entre una entidad y otra y, al mismo tiempo, con el resto del país– las personas que franquician en esta zona pueden garantizar un trato eficiente entre ellos y sus proveedores”, subraya el experto.

Si bien el Bajío cuenta con el segundo mejor salario mensual promedio ($7,362.28) del país, de acuerdo con el Doing Business 2014, los trámites de permisos y cumplimientos de contratos para abrir una empresa en esta zona pueden demorar entre 300 y 400 días. Además, según el director general de Aranday & Asociados, “todavía falta mucho que hacer por la cultura de las franquicias en esta región, pues la mayoría de los emprendedores desconoce la posibilidad de que un día su negocio puede convertirse en una franquicia”, finaliza.

El centauro de la economía

Gracias a su cercanía con Estados Unidos, los estados de esta región (Nayarit, Zacatecas, Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Durango, Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Baja California, Baja California Sur), se caracterizan por mantener un alto potencial de desarrollo económico, una mejor educación a comparación de los estados del sur y un menor índice de pobreza. En palabras de Juan Manuel Gallástegui, presidente de Gallástegui Armella Franquicias, “las condiciones climáticas y la falta de recursos naturales en el norte, han obligado a la gente a ser el doble de productivos que en otras zonas del país. Y, como vecinos de Estados Unidos, se han adaptado con mayor facilidad al modelo de franquicias”.

Según el Censo económico 2014 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), esta región cuenta con el mayor número de estados con una marcada tendencia de negocios dedicados a la prestación de servicios (con respecto al total que operan en cada entidad): Baja California Sur (47.5%), Nayarit (42.8%) y Sinaloa (37.3%), sólo por debajo de Quintana Roo (62.9%) y el Distrito Federal (48.6%).

Por su parte, la doctora María Fonseca Paredes, directora del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, señala que “esta zona representa áreas de oportunidad constantes para los emprendedores, pues en estas entidades se goza de una buena salud económica gracias al desarrollo de la industria siderúrgica, la producción de oro y plata, al igual que la producción de combustibles como el carbón”. Y es que gracias a este tipo de factores económicos, el Norte es la segunda región que más aporta al Producto Interno Bruto (PIB) del país con el 28% (únicamente por debajo de la región Centro).

“Una de las mayores complicaciones para los empresarios del norte radica en los índices de inseguridad y extorsión que existen en los distintos estados. Sin embargo, adquirir una franquicia reduce considerablemente los riesgos, ya que tú no eres el dueño (como tal) de la marca”, advierte César Aranday, director general de Aranday & Asociados.

Por último, los expertos consultados coinciden en que el éxito de ubicar tu franquicia en el lugar correcto depende, sobre todas las cosas, de que aprendas a prestar oídos a las necesidades del mercado e igualmente asegurarte de que el modelo de franquicia (elegido)sea el ideal para responder con soluciones efectivas.

La Tierra Prometida

Si bien para muchos esta región de México –integrada por Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo– es la más rezagada en crecimiento económico debido a la concentración de pobreza y otros factores como la inseguridad, de acuerdo con el Censo económico 2014 del Inegi, los estados que encabezan la lista de “Las entidades con mayor vocación comercial” son Chiapas (con un 41%), Oaxaca (39%), Guerrero (38.7%) y Veracruz (36.8%), cada una sobre el resto del país.

Para Juan Manuel Gallástegui, presidente de Gallástegui Armella Franquicias, el Sur-Sureste ofrece diversas áreas de oportunidad. “Así como la mayoría de las franquicias llegan de Estados Unidos para ubicarse principalmente al Norte y Centro del país, el Sur es el conducto ideal para franquiciar hacia Centro y Sudamérica”, comenta.

A decir del experto, en México el modelo de franquicias se ha consolidado con más de 1,000 marcas y su paso natural es la internacionalización. “Los emprendedores que franquicien en esta zona del país, principalmente en Tuxtla Gutiérrez, Mérida, Villahermosa y (el Puerto de) Veracruz, están abriendo una posibilidad de internacionalizarse con mayor velocidad, pues comparten con los países vecinos muchas semejanzas, sobre todo, la anulación de una barrera idiomática, o sea que todos hablan español”, destaca Gallástegui.

Del Sur-Sureste, Veracruz se posiciona como un puntero en desarrollo intensivo de fuentes de energía alternativa y mantiene un lugar excepcional como puerto industrial y comercial. También durante 2013 la industria manufacturera y el comercio concentraron la mayor parte de la Inversión Extranjera Directa (IED) en este estado, al igual que en Tabasco y Chiapas. Mientras los servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos fueron los principales destinos de la IED en Yucatán. Además, la capital de esta entidad es el principal centro de negocios, tecnología y servicios médicos más desarrollados de la región. Por su parte, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, está catalogada como una de las ciudades más seguras del país.

La principal característica de los estados de esta región se concentra en la distribución y venta de productos. Sin embargo, a lo que a prestación de servicios se refiere, un giro que ha mostrado un crecimiento constante es el de cuidado personal gracias a la afluencia del turismo en esta zona. Como comentario final, Juan Manuel Gallástegui afirma que “empresas interesadas en franquiciar su modelo o emprendedores que desean adquirir una franquicia (en el Sur-Sureste) deben considerar hacerlo precisamente en giros dedicados a la prestación de servicios”.

Fuentes: Reporte Estadístico Anual del Mercado de Franquicias, Feher & Feher; Estadísticas Sector Franquicias Región Centro, Alcázar & Compañía; Censos económicos 2014, Inegi; Doing Business en México 2014, Banco Mundial.