De medio tiempo

Lavado de autos para llevar

La tendencia de este negocio es ampliar el servicio ofreciéndolo también a domicilio. No basta con que acuda el auto al local.
Lavado de autos para llevar
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

A decir de Eva Valdés López, propietaria y gerente de Turbo Clean Toluca, un autolavado es un negocio sumamente noble y rentable, ya que genera un constante flujo de efectivo.

Esto permite afrontar cualquier clase de gasto aun en periodos en que no se registran grandes ventas como lo son las temporadas de lluvias.

A pesar de ser uno de los negocios más tradicionales por su relativa simpleza y baja inversión, este giro ha registrado cambios. Esto se debe a las nuevas preferencias marcadas por los dinámicos estilos de vida actuales, así como a un mayor desarrollo comercial. Según Alejandro López, propietario de otro negocio del ramo, la diversificaciones nos ha llevado a ofrecer cada vez más el servicio a domicilio, en aquellos lugares a los que las personas acuden, ya sea por motivos de trabajo o de recreación, tales como los estacionamientos de las propias oficinas y de los centros comerciales, e incluso, a ciertos condominios o privadas residenciales. En ciertas zonas geográficas los clientes están menos dispuestos a desplazarse al autolavado.

La ubicación

Según Eva Valdés, la buena ubicación del negocio representará su sobrevivencia. Éste es el elemento fundamental para que el cliente tome la decisión de llevar a lavar su automóvil.

Valdés recomienda a todo emprendedor realizar antes un estudio de mercado donde, además de medir el flujo vehicular, conozca la cercanía a negocios, oficinas, centros comerciales, entre otros.

La entrevistada sugiere observar también la edad de los futuros clientes, ya que son los jóvenes y los adultos jóvenes quienes más se preocupan e invierten por traer su coche limpio, en contraste con las personas mayores a quienes les interesa menos.

Para Alejandro López, el desembolso inicial llega a ser fuerte. Los primeros meses de operación pueden ser difíciles y a veces hay que seguir invirtiendo para solventar los primeros gastos.

Esto es contrario a lo que hace 12 años experimentó Eva Valdés, quien recuerda que desde el primer día de apertura tuvo un éxito enorme y, financieramente, sus primeros años fueron los mejores, con todo y que arrancó en plena crisis económica de 1994.

La competencia

El mercado es amplio y seguirá creciendo. Este giro es uno de los más beneficiados por el constante crecimiento que la industria automotriz ha presentado en la última década. Más de 14.5 millones de vehículos automotores en circulación hasta mayo de este año son particulares. Esto da una mejor idea del tamaño del mercado nacional.

Según los entrevistados, en años recientes la competencia se ha puesto difícil, principalmente debido a la situación económica donde el aumento de la economía informal ha ocasionado la proliferación de autolavados ilegales, así como lavanderos de "a cubetazo".

Esta competencia informal ha provocado que los clientes aprovechen estos servicios en el lugar donde se encuentren y paguen un relativo bajo costo.

La temporalidad

La época de lluvias ahuyenta a los clientes, no obstante, el inicio de la temporada -en los meses de marzo y abril- es un buen periodo de ventas, según Valdés. El ambiente en general está contaminado y las gotas de la llovizna suelen quedarse marcadas sobre la capa de polvo. Es únicamente en el momento en que la lluvia es más constante y tupida cuando la clientela se reduce.

Esto también sucede a finales del mes de agosto y durante septiembre, debido a que las familias destinan parte de su gasto a útiles y libros de la escuela.

La mejor temporada de ventas -y, sobre todo, la más rentable- son los periodos vacacionales, principalmente en diciembre, cuando circula más dinero. Es en estas fechas cuando las familias llevan sus coches a un lavado y a mantenimiento específico para viajes seguros (como es la lubricación del motor). A su retorno, vuelven a solicitar el servicio del vehículo en general, es decir, lavado de tapicerías, vestiduras y carrocería, dado el trajín al que fue sometido el auto durante el viaje.

Adicionalmente, según la experiencia de los entrevistados, además de las vacaciones decembrinas y veraniegas, las fechas de mayor afluencia son los días festivos y los fines de semana. De lunes a viernes, las mejores horas son entre las ocho y las 10 de la mañana (antes de que los clientes entren a sus trabajos) y las horas de comida. Aunque esto, sin embargo, sigue dependiendo de la ubicación del autolavado.

El personal

Debido a la nula o escasa calificación de los trabajadores, existe una alta rotación de personal. Generalmente en el mercado se pagan 600 pesos semanales por empleado, aunque esto podría representar una desventaja por la constante capacitación de los empleados en el correcto manejo de las máquinas.

Por otra parte, hay que saber lidiar con el riesgo de tener acceso al interior de los vehículos.

Se recomienda una constante supervisión por parte del emprendedor.

Inversión inicial

La inversión sería de alrededor de 140 mil pesos. Casi una tercera parte la comprende la compra de los equipos de lavado y un 50 por ciento corresponde a los trabajos de adecuación del terreno -derivados del montaje de estructuras para el techado y de las redes de agua y drenaje- así como los gastos en obra civil (recepción, oficinas y sanitarios).

El resto será destinado al depósito de la renta, así como al mobiliario y al equipo de oficina. La erogación de licencias e impuestos municipales varía de acuerdo con las tarifas que al efecto tengan establecidas las autoridades de tu ciudad.

Permisos y licencias

En esta ocasión, debido a que el insumo principal para operar un autolavado es el agua, además de contar con la licencia de funcionamiento -o "declaración de apertura" para el DF-, también tendrás que averiguar si el giro requiere de la presentación de un informe preventivo de impacto ambiental que vendría determinado por el nivel de consumo y descarga de aguas.

Considera que la autoridad te puede exigir usar agua tratada, contar con una trampa de grasas y presentar los anteproyectos de las redes de agua potable y drenaje. Valdés tiene contrato con una empresa que le recolecta los residuos no peligrosos y los aceites para evitar que sean vertidos al drenaje público.

Impuestos y otras obligaciones

Se recomienda que el emprendedor se dé de alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, SHCP, como persona física con actividad empresarial y, a su vez, registre a sus trabajadores en el seguro social. Por otro lado, el lector tendrá que investigar si en su ciudad existe algún impuesto ambiental derivado del volumen del líquido que se consumirá para lavar los coches.

La mayoría de las reglamentaciones municipales establecen que los negocios de autolavado deben contar con áreas para la ubicación de herramientas, así como para almacenar gasolina, aguarrás, thinner, grasa y demás sustancias que se utilicen en la prestación de los servicios.

Además, deben abstenerse de arrojar los residuos sólidos y líquidos en las alcantarillas, por lo que se tienen que sujetar a las disposiciones que señale el ayuntamiento o delegación de que se trate.

Por ejemplo, para renovar el permiso anual otorgado por la dirección de Ecología del ayuntamiento de Toluca, los propietarios de un autolavado tienen que acudir a un laboratorio para realizar el análisis del agua residual del negocio, cuyo costo asciende a alrededor de dos mil pesos. Cada ciudad tendrá sus particularidades.

Terreno

Para montar este negocio se requiere de un terreno con buena ubicación que, de preferencia, se localice en una esquina, a fin de contar con más de un acceso y aprovechar al máximo el espacio. Se puede ubicar cerca de un área de oficinas o zona comercial.

La superficie sugerida es de 300 metros cuadrados (de 12 x 25 metros, o bien, de 15 x 20 metros), a fin de albergar tanto un área para oficinas, sanitarios y atención al público, como los equipos de lavado y lubricación.

Infraestructura

Se sugiere que el 70 por ciento de la superficie se destine al área de servicio, donde las bahías de trabajo -de enjuague, lavado, secado y aspirado- estén separadas unas de otras. Esto ayuda a que los diferentes servicios se presten cómodamente sin invadir la vía pública, ya que esto podría ser motivo de infracción por parte de las autoridades. Asimismo, se contempla el techado de esta superficie que bien puede ser un arcotecho de lámina o si se prefiere de policarbonato soportado en postes de metal y desde donde se puedan colgar las mangueras de agua, aire y aceites lubricantes.

El restante 30 por ciento se destinaría a la construcción de un área para oficinas, baños y sala de espera, con el equipamiento mínimo necesario para operar (sillones, TV, equipo de cómputo), lo que equivale a la obra civil que es de alrededor de 70 mil pesos.

Equipo

La empresa Grupo Comercial Mexicano, GCM, con sede en la ciudad de Zapopan, Jalisco, provee del equipo y la asesoría técnica necesarias para montar un autolavado que, con una inversión de 45 mil pesos, puede abastecer: una motobomba de alta presión, dos brazos giratorios, un equipo de espuma activa, dos aspiradoras 3R, una compresora, una pistola para alta presión y una pistola de aire, suficientes para brindar los servicios en la superficie recomendada.

Etapa de arranque

Con estas características, el autolavado tendría la capacidad para atender hasta 70 vehículos diariamente (en un horario de nueve horas de operación de lunes a sábado de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.). Con ocho bahías de servicio instaladas y seis trabajadores -que se tardarían un promedio de 40 minutos por vehículo-, tendrías un máximo de 13 unidades atendidas por trabajador.

Servicios a ofrecer

Además del lavado de autos que comprende la limpieza de carrocería, tolvas y rines, aspirado, gel (Armor All) en llantas y molduras, se pueden ofrecer servicios complementarios. Por ejemplo, lavado de motor, pulido y encerado de carrocería, lavado de vestiduras, teflón en tapicerías, entre otros. Los precios oscilan entre los 450 y los 700 pesos, teniendo un mayor margen de ganancia.

Presupuesto de ingresos

A la máxima capacidad (70 autos), es decir, brindando el servicio sin parar durante las nueve horas de operación los 24 días laborables al mes, y con un precio de 45 pesos/lavado, el negocio arrojaría ingresos por 3,150 pesos al día, o de 75,600 pesos al mes, siempre y cuando el servicio sea permanente. Este modelo de negocio contempla el supuesto de arrancar al 60 por ciento de la capacidad instalada. Es decir, lo que equivale a iniciar con cuatro clientes por hora al día. El promedio de ingresos mensuales que se obtendría por un servicio de lavado y aspirado de autos ascendería a poco más de 64 mil pesos, donde la facturación sería de alrededor de 770 mil pesos para el primer año.

Presupuesto de egresos

Si no cuentas con el terreno y tendrías que rentar, los gastos por concepto del alquiler, de los dos salarios mínimos al día (100 pesos) que se le pagarían a cada uno de los seis trabajadores y de la compra mensual de insumos ascenderían a 31,545 pesos en promedio, mientras que al término del primer año los egresos totales serían de 378,540 pesos.

Ganancias

El costo de un servicio de lavado es de 15 pesos e incluye el costo proporcional de la luz, la mano de obra y los insumos de limpieza (shampoo, desengrasante, jergas, franelas, etcétera). El precio del servicio es de 45 pesos, y la ganancia promedio de cada vehículo lavado es de 20 pesos. El propietario de un autolavado gana 44.5 por ciento de cada servicio que proporciona. Con este negocio se registrarían más de 392 mil pesos de utilidades para el primer año de apertura, un promedio de 32 mil pesos al mes, lo que representa una excelente oportunidad de negocio si deseas invertir parte de tus ahorros para tener un patrimonio que le represente ingresos extra a tu actividad principal.

Lavanderos de autos

Según los últimos censos económicos levantados por el INEGI, para el 2004 se registraban 11,687 negocios de lavado y lubricado de automóviles y camiones. Estos negocios dan trabajo a 38,219 personas, generan ingresos por 2,384,420 pesos por la prestación del servicio y se concentran en el DF y en los estados de Jalisco, México, Michoacán, Chihuahua e Hidalgo.

* Consultores en planeación estratégica, estudios de mercado y planes de negocio; especialistas en Pymes.