Emprendedores

Para hilvanar éxitos

Las ganancias detrás de la confección y reparación deprendas de vestir.
Para hilvanar éxitos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

 

La industria del vestido en México ha demostrado ser una de lasmás versátiles en cuanto a oportunidades de negocio se refiere.Sólo el año pasado --según la Cámara Nacional de laIndustria del Vestido-- las más de 12 mil empresas fabricantes de todotipo de ropa que conforman esta industria reportaron ventas por cerca deUS$3,500 millones.

Quizá estas cifras le hagan pensar que ya no hay lugar para nuevasempresas pero, ya en las páginas de Entrepreneur, hemos presentadodecenas de historias de emprendedores que han encontrado y desarrollado susnegocios en nichos específicos; emprendedores que han levantado empresasy posicionado sus marcas en un mercado que aún ofrece oportunidades aaquellos entrepreneurs visionarios que también gusten de&flashquotvestirse de ganancias&flashquot atendiendo a un mercado definido.

Acercándose al Cliente

Hay negocios en los que puntualmente el éxito se zurce. Y es que existenpequeñas empresas que han encontrado precisamente en el ritmo delzig-zag de una máquina de coser un interesante nicho de mercado,cuya explotación ha representado interesantes ganancias conrelativamente poca inversión. Muchos han demostrado que haciendo lasupuestamente simple actividad de pegar botones o levantar dobladillos defaldas y pantalones, es hoy por hoy un negocio que brinda ampliosmárgenes de rentabilidad.

Un caso claro de éxito en el nicho de la costura son Hilda Bennet yCecilia Bertoldi quienes, con apenas dos máquinas caseras de coser,dieron inicio, en 1995, a un taller de costura que hoy tienen ya bienposicionado en la ciudad de México con el nombre de El Alfiletero.

Su prioridad fue instalar el negocio cerca de la necesidad del cliente. &flashquotEste,en muchas ocasiones, es un servicio que se puede `dejar para mañana' sino se tiene a la mano --dice Bennet-- por lo tanto, era necesario crear lanecesidad&flashquot. Después de visitar y evaluar algunos locales, decidieronubicar El Alfiletero justo en medio de un centro comercial, rodeado de bancos,supermercados, cafeterías, tiendas de ropa, restaurantes, etc. lo queles permite ahora contar con un envidiable número de clientes cautivosque, de paso de sus compras, acuden al taller de costura a recoger sus prendasque mandaron arreglar.

Cuando llegó el momento en que esas dos máquinas de coser con lasque empezaron fueron insuficientes, las propietarias de El Alfileterodecidieron comprar más equipo. Actualmente, en este taller de costura sehan invertido cerca de US$15,000 en los cuatro años que lleva deoperación.

&flashquotEn la actualidad, cuando mal nos va, realizamos un promedio de 750 operacionesde costura al mes, entre las que se encuentran desde remendar una camisa, hastala hechura de un vestido completo para coctel o de boda&flashquot, señalaBennet.

Para quienes piensan que la actividad de la costura representa un negocio debajo rendimiento, hay que mencionar que la simple subida de un dobladillo opegar un juego de botones puede costar hasta US$9 en México. Asimismo lahechura de un vestido para fiesta oscila entre los US$ 300 y los US$500,dependiendo del modelo y el grado de dificultad que implique laconfección de la prenda.

Bertoldi asegura que el 80 por ciento de su operación lo constituye lareparación de prendas y, tan sólo por ese rubro, habla de unafacturación mensual de alrededor de $15,000, más laconfección de prendas completas de todo tipo que representa el otro 20por ciento.

En El Alfiletero trabajan hoy en día 15 empleados que, a tamborbatiente, se dan a la tarea de zurcir el destino diario de esta pequeña,pero creciente firma de confección, cuyas encargadas, dos mujeresjóvenes y dinámicas le destinan sólo la mitad de sutiempo.

Emprender un negocio de este tipo requiere de una amplia visiónempresarial, una buena administración y un trato amable con elpúblico consumidor de sus servicios dado que se les encargan cosas muypersonales que tienen que ver directamente con el ego de la gente.

El servicio es un punto muy importante y tanto Bennet como Bertoldi buscan unnivel de excelencia en ese aspecto. &flashquotAquí no hay medias tintas, o se daun buen servicio al cliente, o le devolvemos su dinero&flashquot, señalanenfáticas.

Camisero a tus Camisas

Sin duda, dentro de la rama de la confección existen otros rubros denaturaleza distinta, como es el caso de la empresa española ArtesanosCamiseros, una franquicia que ha encontrado en una buena parte del mundo unbuen negocio a partir de la hechura de camisas a la medida.

La actividad de esta compañía ha venido creciendo con paso lento,pero seguro en México. A la fecha existen diez tiendas, siete de lascuales se encuentran en la ciudad de México, dos en Monterrey y una enGuadalajara, y para este año la firma tiene pensado expandirse a otrasciudades y llegar a 15 establecimientos.

El modo de trabajar de Artesanos Camiseros es sencillo: al cliente se le tomansus medidas por única vez y quedan registradas en una computadora, luegoelije uno o varios modelos --dependiendo del número de prendas quequiera-- de entre un total de 270 con los que cuentan.

Instalar una franquicia de Artesanos Camiseros requiere una inversiónpromedio, incluyendo el costo por derechos de la marca, de $300,000 pesos(aproximadamente US$ 30,000). El porcentaje de publicidad corresponde al trespor ciento de las ventas mensuales y la recuperación de lainversión se estima en menos de un año.

De acuerdo con José Miguel Remis, encargado de la franquicia maestra enMéxico, la tienda ubicada en el exclusivo centro comercial Santa Fe, enla ciudad de México, vende 300 camisas mensuales aproximadamente a unprecio por pieza de entre US$70 y US$130.

Según Remis, este negocio se perfila como un interesante nicho dado quecada vez más personas, sobre todo de las clases media y alta, prefierenmandarse a hacer sus propias camisas a la medida.

El precio a los que se comercializan estos productos hechos con un abanico demás de 250 tipos de telas es, en todo caso, muy accesible para lossectores económicos a los que se dirige.

Remis estima que el potencial en el país es de aproximadamente unmillón de personas susceptibles de poder adquirir los productos quecomercializa.

Para Aprender...

Pero la rama de la confección también puede ser explotada por losemprendedores desde su propia casa, incluso en algunos casos, sin tener quetomar largos cursos de costura en academias que imparten este tipo deaprendizaje.

Por lo visto, este sector da para mucho y emplearse uno mismo en su hogartambién puede ser una buena alternativa. Para ello existen opciones comoEl Corte de Oro, una empresa con operaciones casi en toda el área deSudamérica que se especializa en capacitar, con un sistemaalemán, a las personas que deseen aprender a coser ropa.

Rosalva Gaytán, directora de la firma de capacitación,encontró un excelente método para la enseñanza de estaactividad, hoy considerada por muchos como artesanal. El sistema se basa en uncuaderno con patrones de distintos tipos de prendas. Con esta técnica deigualación de medidas reales con base en las gráficas que seencuentran en el cuaderno, se puede confeccionar cualquier tipo de prenda casisin ningún esfuerzo a un precio de US$100 que cuesta el materialdidáctico.

Para la difusión de este material Gaytán se vale del trabajo depromotoras que van dando a conocer su producto a lo largo y ancho de laRepública Mexicana en tiendas de venta de telas. Ahí, laspersonas que adquieren material para mandar confeccionar sus prendas soninvitadas a conocer el sistema mediante una demostración, reuniendoaproximadamente mil 800 personas al mes, lo cual ha redundado en un excelentenegocio tanto para Gaytán como para quien compra el material.

Contactos

Artesanos Camiseros, Florencia 39-5, Col. Juárez 06600,México, D.F. TEL (MEX) (525) 208-6682, fax (525) 533-5211.E-mail: artescam@data.net.mx

El Corte de oro, Ciencias 41-1, Col. Escandón 11800,México, D.F. TEL / FAX (MEX) (525) 515-0558.

El Alfiletero, Paseo de las Lilas 92, local 12, Col. Bosques de lasLomas 05120, México, D.F. TEL (MEX) (525) 259-7078

 

http://www.soyentrepreneur.com/home/index.php?p=nota&idNota=66