Emprendedores

Encestando ganancias

La pasion del mexicano Roberto González por el básquetbol lo llevó a crear un negocio único en México: la promoción y desarrollo del llamado deporte ráfaga.
Encestando ganancias
Crédito: Depositphotos.com

La pasion del mexicano Roberto González por el básquetbol lo llevó a crear un negocio único en México: la promoción y desarrollo del llamado deporte ráfaga.

Su empresa, Básquetbol Mexicano, se dedica a promocionar el básquetbol en México, a buscar becas para jugadores mexicanos en universidades de Estados Unidos y a organizar eventos deportivos especiales a través de patrocinios; esta labor ha permitido que, solamente el año pasado, esta compañía reportara ganancias aproximadas a US$300,000.

Aunque González nació en Estados Unidos, de padre mexicano y madre alemana, en 1987 optó por la nacionalidad mexicana. Su pasión por el "básquet" data de 1979 cuando, gracias a su habilidad por este deporte, ganó una beca para estudiar en la Universidad de Michigan, donde jugó junto a Marvin "Magic" Johnson. Cuatro años más tarde, González se graduó en administración de empresas y se incorporó a equipos profesionales de básquetbol en diversos países hasta que, en 1987, llegó a México donde siguió jugando hasta integrarse al equipo nacional que conquistó una medalla de oro en los Juegos Centroamericanos de1990.

En 1993, cuando el entonces presidente de la Federación Mexicana de Básquetbol, Julio Ortiz, invitó a González a trabajar con él, descubrió grandes rezagos en el deporte ráfaga por lo que aprovechando sus conocimientos en administración de empresas y su pasión por este deporte, fundó una empresa para promover y desarrollar el básquetbol mexicano.

Tras una inversión inicial de US$50,000, González se ha dedicado a encestar puntos de tres: ha patrocinado a 17 jóvenes mexicanos ante universidades estadounidenses, quienes lograron conseguir becas por sus habilidades en el juego; ha establecido importantes nexos con la prestigiosa National Basketball Association (NBA) y logró, a través de promoción, que dos jugadores mexicanos, Eduardo Nájera y Víctor Avila, estén por ingresar a la NBA. Hace diez años había únicamente un mexicano en esta prestigiosa liga deportiva.

Hoy por hoy, Básquetbol Mexicano goza de un sólido reconocimiento en parte por los nexos que ha establecido con la NBA; una estrategia bien empleada que se refleja en el crecimiento de su empresa.

Negocio de verdad
Pero más allá de la promoción de talentos mexicanos, el negocio de González tiene que ver con la gestión de patrocinios para un deporte que todavía no tiene mucho auge en México, pero que ya el año pasado logró recabar US$2 millones en patrocinios de empresas importantes como Telmex, Fila, McDonald's, Sprite de Coca-Cola, XX Lager de Cervecería Cuahtémoc Moctezuma y Pascual Boing.

Entre los eventos que ha organizado destacan los tres juegos efectuados y televisados en México en 1997 con Magic Johnson y su equipo Estrellas de la NBA, evento al que asistieron un gran número de participantes y que patrocinaron Telmex, Telcel, Aeroméxico, Fila, Volkswagen, Spalding y Hoteles Camino Real. Para cubrir gastos operativos y promover más jugadores a nivel internacional, la empresa de González utiliza un porcentaje de las entradas a estos juegos y parte de los recursos generados por el patrocinio.

González asegura que su inversión inicial (US$50,000) logró recuperarla en apenas ocho meses de operación. Actualmente laboran cinco personas en Básquetbol Mexicano y sus cifras reflejan que la promoción del básquetbol sí es un negocio en el que no es necesaria una especialización en un solo ramo: se puede ir desde la organización de clínicas de baloncesto, cursos de verano, entrenamientos diversos, venta de productos especiales para jugadores, hasta venta de paquetes para viajar a los diferentes estadios de Estados Unidos a ver a los grandes equipos de la NBA. Sin embargo, los patrocinios han permitido que Básquetbol Mexicano recabe unos US$2 millones cada año y González dice que la mayor parte de sus ingresos proceden de entradas a los eventos especiales.

Para sus patrocinadores el negocio que dirige González, aunque nuevo, es prometedor. Arturo Elías, director de promoción deportiva deTelmex, dice que esta compañía apoya a Básquetbol Mexicano por los buenos resultados que los atletas representan para la empresa además de motivar a los jóvenes para que se desarrollen en una actividad sana y divertida.

David Duckenfield, director para América Latina de la liga de NBA, dice: "México representa nuestro mercado comercial más importante en Latinoamérica", y que las diversas encuestas aplicadas a jóvenes de entre nueve y 17 años muestran que la popularidad de este deporte aumenta año con año. Según Duckenfield en México se venden, cada año, unos 800 mil balones de básquetbol, los cuales son similares a los que se utilizan en los partidos de la NBA.

Este negocio, aunque único en México, demuestra que la pasión por un deporte o una actividad puede llevar al emprendedor a generar ganancias y, de paso, le permite trabajar en algo que realmente le apasiona en todos los sentidos. Si usted practica algún deporte, no se limite a practicarlo, piense también en hacer negocio.

Contacto
Básquetbol Mexicano, Laurel 41, Col. Santa María La Ribera, 06400, México, D.F. Tel. (525) 541 1157.