Emprendedores

Frutos de la tenacidad

Frutos de la tenacidad
Crédito: Depositphotos.com

Frutos de la tenacidad Frutos de la tenacidad La unión: el comienzo El despunte Contacto

Frutos de la tenacidad

Frugar, una empresa que ha sabido abrirse camino en el mercado internacionalahora conquista también el nacional

Verónica García de León

Alma Edith Díaz de León es dueña y directora de Frugar,una empresa que exporta guayaba mexicana a Estados Unidos; vende su marcapropia de frutas en almíbar, ates y néctares --llamada LosGarcía-- en tres cadenas estadounidenses, y maquila para tiendas deautoservicio y para marcas de alimentos en conserva. Esta empresaria a quien laadversidad le hizo descubrir su veta empresarial (quedó viuda a los 32años, con tres hijos), arrancó en 1993 un proyectoeconómico en Calvillo, Aguascalientes, con la industrializaciónde guayaba.

Desde entonces, su emprendimiento ha pasado por altas y bajas, aquí noscuenta cómo ha sorteado esos obstáculos para lograr una cadena devalor, organizar a 120 campesinos y operar una planta con capacidad deproducción de dos toneladas de fruta por hora.

La unión: el comienzo

Lo primero fue hablar sobre el proyecto y convencer a productoresminifundistas, propietarios de media o hasta tres hectáreas de tierra.Díaz de León reunió a 120 interesados, conformando lasociedad rural Guayabasol, con 500 hectáreas de producción.

En 1995, el proyecto se detuvo. Banrural les informó que tenía uncrédito disponible por un millón 300 mil dólares para laconstrucción de la nave industrial, la compra de maquinaria y equipo,pero no tenía más recursos para el capital de trabajo. La crisiseconómica de ese año pudo más que el entusiasmo y el planno pudo concretarse.

Fue hasta el año 2000 cuando Díaz de León retomó elcamino, con el apoyo de productores, la ayuda del Gobierno delestado y el de la Universidad Autónoma de Aguascalientes,capacitó a 65 personas y mediante sus laboratorios analizólas pruebas de sus productos.

Lo siguiente fue buscar clientes. Una de las demandas que la empresariaencontró fue el no uso fertilizantes, lo informó a losproductores para cumplir con los estándares de calidad.

Habían proyectado industrializar tres mil 500 cajas de guayaba en suprimer año de operaciones, pero cuando concluyó ese periodohabían vendido cinco mil cajas, además de otras cinco mil cajasde fruta variada (duraznos, piñas y mangos en almíbar). Fue unéxito total.

Al principio, la vertiente del negocio fue industrializar la fruta para queotras compañías la vendieran. Pero al segundo añodesarrollaron su marca propia. Hoy, 50 por ciento de su producción sedestina a su marca y el resto es maquila para otras empresas.

El crecimiento ha sido paulatino: al principio utilizó un tercio de lacapacidad de producción de la planta y sólo 10 por ciento de lafruta.

El despunte

El año 2003 fue el representativo para Frugar. En la feria de OrlandoProducts Marketing Association (PMA), que organizó Aserca de laSecretaría de Agricultura, Sagarpa, Díaz de Leónparticipó gracias a la casualidad. Ocupó uno de los estandsvacíos con sólo seis frascos de fruta en almíbar, con losque consiguió sus primeros contactos para vender a los almacenes FiestaMart, Wal-Mart y maquilar la marca propia de HEB, las marcas Goya y ElMexicano.

&flashquotA los extranjeros les gustó nuestra presentación en frasco devidrio, y la calidad de la fruta sin saborizantes, colorantes, niconservadores&flashquot, señala Díaz de León.

En 2004 introdujo en la Expo Comida Latina un nuevo producto: ponche mexicano,con 40 por ciento de guayaba, que vendió en 600 tiendas Wal-Mart enEstados Unidos y en Sam's México; para este año ya tienecontratadas 30 mil cajas con esa cadena de tiendas. A través deExpoAntad, llevó sus productos a España y Alemania mediante undistribuidor, aunque su participación fue pequeña, con 6,500cajas, tiene posibilidades de crecer.

Frugar trabaja al 100 por ciento de la capacidad de producción, elaboramarcas propias para Chedraui y comenzará a abastecer a las tiendasSoriana. El rescate y crecimiento de Frugar, gracias a sus socios, es unarealidad.

Contacto

Frugar de Calvillo

Km. 3.5 Carr. Calvillo-Jalpa 20800 Calvillo,Ags.

Tel. (495) 956-2237