Hide this Looking for English Content? Click here

En busca de un préstamo

En busca de un préstamo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En busca de un préstamo En busca de un préstamo

En busca de un préstamo

Conseguir dinero para tu nueva empresa es más fácil de lo quepiensas - una vez que disipes los tres mitos comunes de obtener financiamientodel banco

Asheesh Advani

Si tu nueva empresa es como la mayoría de las nuevas empresas,estás buscando entre USD$5,000 y USD $50,000 dólares para lanzartu negocio. Después de usar tus ahorros personales y préstamos detus parientes y amigos, tu primer instinto podría ser conseguir unpréstamo bancario o, en el caso de emprendedores en Estados Unidos, dela Small Business Administration (SBA). Antes de que actúes en base aeste instinto, permíteme comentar tres falsas ideas comunes sobreobtener financiación del banco.

1. Si necesitas dinero, puedes conseguir un préstamo del SBA. Busca&flashquotPréstamo de SBA&flashquot en Google, y encontrarás cientos de sitios Webque pretenden facilitar préstamos del SBA. El hecho es que el SBA noofrece préstamos. Visita el sitio de la SBA, y confirma que esaorganización no ofrece préstamos.

En lugar de otorgar préstamos directos, el SBA provee garantíasde crédito a bancos y otros prestamistas institucionales que ofrecenpréstamos a los empresarios. La garantía ante el créditopermite que los bancos aprueben préstamos que son un poco másriesgosos que lo que normalmente manejan.

En año anterior sucedieron varios nuevos acontecimientos en el SBA,incluyendo la propuesta de eliminación del programa Microloan (micropréstamo) para cantidades menores a USD $35,000. Si requieres pedir unpréstamo pequeño, considera estos desarrollos. Infórmatesobre este tema antes de acercarte a tu banquero para pedirle una solicitud.Típicamente, la garantía del SBA no aplican a empresas que tienenmenos de tres años de inicio.

2. Si no marcas bien en los cuatro C del crédito, puedes olvidarte deconseguir un préstamo del banco. Olvida las cuatro C del crédito.En el pasado, bancos basaban sus decisiones de crédito en la historiacrediticia de un solicitante de préstamo, el flujo de fondos, lagarantía y el perfil de la persona. Hoy, la mayoría de lasinstituciones financieras hace caso omiso de tres de las cuatro C; cuidanconcentrarse solamente sobre la historia crediticia en valorar su solvencia.Hay algunas razones a este cambio, pero quizá el más importantees la automatización del proceso de aseguramiento que adoptaron losbancos. Toma demasiado tiempo y cuesta demasiado tasar la calidad de cadasolicitante de préstamo, mientras que es más barato obtener lahistoria crediticia de alguien y podría ser un mejor indicador de laprobabilidad estadística de que paguen.

Este cambio para la toma de decisiones de crédito es particularmenteefectivo para los préstamos pequeños. Para préstamos demás de USD$250,000, muchos bancos están dispuestos a ampliar loscriterios de pago e invertir el tiempo en conocer al solicitante y comprender aqué se dedica su empresas. Para préstamos máspequeños, el proceso en la toma de decisiones es como solicitar unatarjeta de crédito: impersonal y automática. En realidad, lamayoría de los bancos grandes hoy se organizan de forma que ladirección para préstamos menos de $250,000 son parte de lafunción de consumo en vez de la comercial.

3. Los bancos no se preocupan por ti, sino cómo está tu empresa.¡Equivocado otra vez! Debido a que los préstamos pequeños seconsideran como consumidor en la mayoría de los bancos, tu historiacrediticia es el criterio más importante para determinar la probabilidadobtener la financiación del banco para tu empresa.

Recuerda: tu empresa no es la prestataria; tú sí. Y siestás solicitando menos de USD$250,000 y tu compañía notiene una historia sana y auditada de rentabilidad, tu banco exigirá quegarantices el préstamo de la empresa personalmente. Una garantíapersonal suele provocar susto al firmar. Mi experiencia así lo marca: hefirmado algunas de éstas garantías personales y siempre me hacenestremecer un poco. Es irónico que mientras puedes gastar miles dedólares en honorarios de abogado para constituir la empresa y limitartus deudas personales, es prácticamente imposible conseguirfinanciación del banco sin correr el riesgo de afectar tu créditopersonal.

En mi punto de vista, se presentan algunas tendencias prometedoras queayudarán a los emprendedores a conseguir financiación del bancosin correr el riesgo de usar su crédito personal: 1) algunascompañías de datos están estableciendo las calificacionesde solvencia de la empresa que son distintas a las calificaciones de solvenciapersonales; 2) algunos bancos se están especializando en laconcesión de préstamos de la pequeña empresa yreconociendo el valor al empresario de proteger sus calificaciones de solvenciapersonal; y 3) ciertas compañías están ayudando a nuevasempresas para que establezcan y mejoren su calificación de solvencia dela empresa.

Mientras tanto, ser conciente de solicitar un préstamo inicial es comoobtener una tarjeta de crédito ayudará a establecer tusexpectativas y ojalá simplifiques el proceso.