Consultoría

¿Jefe justo o jefe débil

¿Jefe justo o jefe débil
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Jefe justo o jefe débil ¿Jefe justo o jefe débil?

¿Jefe justo o jefe débil?

Cómo sostener el liderazgo al tiempo que dar un buen trato a loscolaboradores

Roberto A. James*

Adquirí, junto con mi hermana, un autolavado en Guadalajara. Me lovendieron con una buena cartera de clientes, como pude constatar el tiempo queestuvimos en capacitación con el antiguo dueño.

Empezamos por arreglar el lugar con el fin de hacerlo más atractivoal cliente, realizamos promociones, repartimos volantes y nos anunciamos en elperiódico local. La cuestión es que actualmente entre egresos eingresos tenemos un saldo negativo.

El dueño anterior no trataba bien a los empleados y nosotrosquisimos ser más humanos pero tal vez nos pasamos, siento que nostomaron la medida y ahora no hay disciplina y por más que hable conellos, desperdician el material y hacen su trabajo mal; por ello hemos perdidoclientes ¿Qué podemos hacer para sacar adelante este negocio querepresenta nuestro patrimonio?

Francisco Hernández

En algunas ocasiones un trato más relajado hace suponer a los empleadosque hay ausencia de autoridad. Muchos le dirían que la respuestamás sencilla a todo este problema sería despedirlos a todos ycontratar gente nueva. Pero sería darse por vencido muy rápido.Además, esta lección tienen que pasarla todos aquellos queestén al frente del negocio: asumir el papel del jefe.

Mis recomendaciones son las siguientes:

Tener una reunión con todos los empleados y comentarles que larentabilidad del negocio ha bajado debido a que han perdido consumidores.

En esa reunión, comentarles que ha identificado como causas de estapérdida de ingresos el mal servicio que se brinda a los clientes.

Subraye que su negocio es una fuente de ingresos para todos; si no hayautolavado no hay dinero ni para ellos, ni para ustedes.

Establezca una serie de compromisos con cada uno de los empleados. El primerode éstos debe ser que en el negocio se quedan los que quieren estar yestén dispuestos a trabajar con altos estándares de calidad.

Implante un sistema de reconocimientos; por ejemplo, mediante laevaluación de los clientes el mejor empleado recibirá un bono,regalo o comisión.

Es importante desarrollar dos herramientas en paralelo. La primera esestablecer los objetivos de cada uno de los empleados (número de autoslavados, limpieza del taller, calificación del cliente por el servicio),y la segunda, crear espacios para generar confianza entre los trabajadores y ladirección del negocio. Con esto será posible trabajar sobre ladelgada línea entre el buen trato y la responsabilidad laboral.

Sin duda, ser el encargado de una empresa no es fácil. Pero es unelemento que se domina con la práctica. Afronte este reto y habrácrecido en su trayectoria como emprendedor.

* El consultor es director de la Incubadora de Empresas delTecnológico de Monterrey Campus Toluca. rjames@itesm.mx

Las cartas han sido resumidas por motivos de espacio.