Emprendedores

Negocio de perros

Negocio de perros
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Negocio de perros Negocio de perros Contacto

Negocio de perros

Una franquiciataria nos cuenta un día regular de trabajo en suguardería de caninos

April Y. Pennington

Nancy Roddy, propietaria de Camp Bow Wow en Castle Rock, Colorado, tiene ungerente y dos supervisores de turno para su franquicia de pensión yguardería para perros. Sin embargo, todavía con frecuencia sereúne con el personal a las 6:30 am. para iniciar labores: sacar a los&flashquotpensionados&flashquot a las áreas verdes que circundan el edificio de tres milmetros cuadrados, antes del desayuno.

Los perros digieren sus alimentos en sus &flashquotcabinas privadas&flashquot conforme comienzana llegar a la guardería desde las siete de la mañana. &flashquotEsa essiempre mi parte favorita&flashquot, dice Roddy, de 42 años. Según ella,hay unos 40 a 50 clientes regulares, y un promedio de 20 a 25 perros deguardería al día.

En Camp Bow Wow los empleados se rotan las obligaciones. Los perros sonseparados en dos grupos, según su tamaño y temperamento, ysiempre hay un encargado para cada grupo. Los animales tienen una de dosáreas exteriores para correr libremente, con acceso ilimitado alárea de juegos interior cuando se portan mal, &flashquotlos disciplinamos con unabotella de chorro de agua, el golpe de dos recipientes de metal, o bien,lanzamos [los recipientes] al piso para acabar con una pelea&flashquot, detalla laemprendedora.

Entre otras obligaciones, limpiamos y desinfectamos las jaulas, ponemos aguafresca, preparamos los alimentos y el papeleo. También llevamos a lopensionados a sus cabinas privadas a tomar la siesta de 11:30 de lamañana a una de la tarde.

Roddy y sus empleados también realizan entrevistas con los dueñosde los candidatos a la guardería antes de admitirlos. Después deobtener la información esencial del perro, una persona lo lleva aolfatear el área de juegos con otros perros cerca, siempre observandolas reacciones del animal. Roddy lo pone con otro perro amigable; si elcandidato se pone nervioso, sugieren unos días de adaptación.

La comida se sirve de cuatro a cinco de la tarde y a los de la guarderíalos empiezan a recoge a las 4:30 pm. Después inicia la aspersióndiaria de los patios; otras labores, como tirar la basura, barrer y trapear,deben ser concluidas antes de la hora de cierre, a las siete de la tarde. Porúltimo, en Camp Bow Wow se pone música clásica pararelajar a los cansados animales y apagan las luces para que duerman en unambiente calmado y a una temperatura normalmente controlada.

No siempre Roddy supervisa un turno completo, aunque acude al negocio todos losdías para que todo funcione bien.

Roddy no para: consulta libros en casa, se conecta vía Internet a laguardería para supervisar que todo marche bien.

La empresaria reconoce que el negocio requiere de un arduo esfuerzo yrepresenta todo un reto encontrar empleados que realmente quieran trabajar conperros, pero comenta: &flashquotEs un lugar alegre; y es divertido saber que los perrosla pasan bien&flashquot.

Contacto

Camp Bow Wow

http://www.campbowwow.com