Emprendedores

Imagina, después emprende

Imagina, después emprende
Crédito: Depositphotos.com

Imagina, después emprende Imagina, después emprende Suelte la imaginación Sienta la pasión

Imagina, después emprende

Prepárate antes de iniciar o expandir tu negocio

Eduardo Figueroa*

Dicen que el día que inauguraron Disney World en Orlando Florida, unperiodista le decía a Roy Disney que era muy triste que su hermano, WaltDisney, quien para esa fecha ya había fallecido, no estuviera ahípara ver este parque terminado, a lo que, según la historia dice, Roycontestó: &flashquotPorque él lo vio, tú lo estás viendo&flashquot.

No sé si la historia es cierta, pero sí le puedo asegurar queasí fue: Roy se refería a que Walt ya lo había imaginadocon todo lujo de detalle: ya lo había visto en su mente.

Suelte la imaginación

Para empezar, todo lo que existe --y me refiero a todo-- primero fue creado enla mente de alguien, quien lo pensó, lo soñó, loimaginó. Después, esta persona tomó iniciativa y loempezó a hacer, tal vez fracasó muchas veces, pero conpersistencia, imaginación, disciplina y aprendiendo de cada experienciay de cada intento no logrado, un día consiguió materializarlo.

Todas las cosas que existen han seguido este proceso, a veces consciente y aveces inconsciente. Cuando deseamos algo con mucha intensidad, sobre todo sicreemos que lo vamos a lograr, conseguimos que la mente se vuelva como unimán que atrae lo que necesitamos, a veces de una manera sorprendente ydifícil de explicar.

Por desgracia nuestra mente no distingue entre lo que es bueno para nosotros ylo que es malo, simplemente obedece y hace lo que pedimos. Por estarazón se debe tener mucho cuidado en lo que deseamos, porque se nospuede conceder y esto podría ser el desear algo negativo como: &flashquotYo creoque no voy a conseguir este préstamo&flashquot o &flashquotNadie viene a mi negocio&flashquot o&flashquotTodo me sale mal&flashquot. Este tipo de pensamientos, si los creemos, tambiénson concedidos por nuestra mente. Así es que de ahora en adelante,cuando quiera algo en su vida personal o de negocios, piense algo positivo,luego crea intensamente que lo va a obtener y después trabaje paralograrlo con persistencia, imaginación y sobre todo visualizando elresultado, esto es la meta final, como si ya lo hubiera obtenido.

Si quiere comenzar un negocio o lo quiere expandir, primero escriba, con lujode detalle, qué es lo que quiere idealmente. Describa, por ejemplo:cómo va a acomodar los muebles, máquinas, equipo, mostradores,cuadros decorativos, caja registradora, los colores dentro y fuera del negocio,letreros, etc. Añada fotos de los equipos y muebles, dibujos y esquemasde la ubicación de todo dentro del negocio.

También debe describir la emoción que siente de ver que sunegocio es todo un éxito, que tiene muchas ventas y ganancias, que losclientes están contentos, que regresan y refieren a sus amigos yfamiliares, entre otras ideas. La idea es que cuando alguien lea ladescripción que usted haga de su negocio, lo pueda ver, se lo puedaimaginar, lo pueda sentir.

Esta combinación de elementos, la cual incluye saber detalladamentequé es lo que quiere, creer que sí lo puede lograr, describir elsueño ya materializado, visualizar el objetivo alcanzado, planear lospasos a seguir, tomar acción, sentir pasión y tener fe de que lopuede lograr, es la clave para alcanzar el éxito en cualquier proyecto,tanto personal como empresarial.

Sienta la pasión

Hay otro punto que quiero recalcar y éste es el de sentir pasiónpor lo que va a hacer o está haciendo. Usted debe hacer algo que leapasione, que aunque le dedique muchas horas no las sienta. De preferenciadebería dedicarse a un pasatiempo, por ejemplo: si le gusta ir algimnasio, y de hecho va diario, tal vez podría explorar la posibilidadde iniciar o de comprar un gimnasio, el cual además de utilizarlo parauso personal, podría generarle ganancias, sobre todo si tiene lapasión y preparación y visualiza en su mente que esto es posibley ya lo logró.

Cuando ama lo que hace y hace lo que ama... sucede magia. Y no me refiero amagia negra, ni blanca, ni rosa. Con esto quiero decir que todo se nos da, lagente nos quiere ayudar, ven nuestra pasión, entusiasmo, ellos secontagian y nos refieren a otros lugares o con otras personas y un díaalcanzamos nuestro objetivo, volvemos realidad nuestro sueño, nuestrosplanes. Lo mágico sucede.

Escriba su Plan de negocio. Tome acción y no deje que nadie seinterponga entre usted y su sueño. Manténgase enfocado,visualícelo terminado y un día se volverá realidad, sematerializará como todo lo que ya se materializó y existe.

Si requiere obtener más información para prepararse mejor antesde comenzar o de expandir su negocio, existen muchas fuentes deinformación, algunas son gratuitas, tales como las bibliotecas con susección de negocios o el Internet.

* El autor participa en el Hispanic Business Consultants.