Emprendedores

Por amor a la tecnología

Por amor a la tecnología
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Por amor a la tecnología Por amor a la tecnología Contacto

Por amor a la tecnología

Crónica de una franquiciataria exitosa. Su trabajo constante esseña del logro de su empresa

April Y. Pennington

Después de que los hijos de Bárbara Gallo entran en la escuela,ella se concentra en sus otros niños: los estudiantes de su franquiciade Computertots/Computer Explorers, en Estados Unidos. Gallo comienza a revisarlos mensajes, correos electrónicos y el boletín en Internet a esode las 8:30 am, en la oficina de su casa en Beacon Falls, Connecticut. &flashquotEstafranquicia es diferente, uno la puede atender desde su casa&flashquot, dice laemprendedora de 41 años, acerca de la franquicia de educacióntecnológica que dirige.

Tres días a la semana se queda en la oficina y se encarga del trabajo.Gallo creó una lista de guarderías o escuelas que legustaría visitar y destina una o dos horas para hacer llamadas;envía por correo la información preliminar a los directoresinteresados, y prepara propuestas para quienes han aceptado anunciarComputertots/Computer Explorers dentro de sus programas. Antes de ir a lareunión, investiga las necesidades de la institución y la maneraen que ella puede satisfacerlas.

En otras ocasiones, la emprendedora se dedica a hacer &flashquotvisitas en frío&flashquot.Después de hacer un itinerario, asiste a diferentes guarderías oescuelas, se presenta y pregunta si sería posible hablar con el directoracerca de Computertots. &flashquotTal vez ya envié información a estoslugares y los visito para que recuerden mi nombre&flashquot, comenta. Si no puede hablarcon el director, deja alguna información y llama al díasiguiente.

A veces, uno de sus ocho profesores regulares no puede impartir alguna clase.En estas ocasiones, si Gallo no encuentra un sustituto adecuado, empaca sucomputadora portátil, software y folletos, y se encamina a dar la clase.

Ella se siente a sus anchas en esta actividad, aunque la franquicia deComputertots requiere conocimiento sobre cómo impartir todas las clasesque se ofrecen. Por ejemplo, a veces no dispone de un profesor para manejaralgunos de los programas técnicos extraclase o de campamento, tales comorobótica, así es que también planea impartirlos ellamisma. &flashquotUno debe conocer el programa y ser capaz de manejar una clase de 10 a15 niños&flashquot, dice la empresaria. &flashquotY no siempre es fácil&flashquot.

El negocio de Gallo ofrece más de 20 clases semanales en diversoslugares; los cursos básicos de Computertots duran media hora, mientrasque los programas extraclase y en los campamentos de verano son de varias horasal día, o una vez a la semana.

El esposo de Gallo, Greg, adquirió la franquicia junto con ella, ytienen dos empleos.

A los 46 años, él prepara su jubilación, paradespués ayudar a Bárbara de tiempo completo en Computertots.

Cuando se organizan reuniones mensuales de maestros/personal, Greg entrega elmaterial impreso a los asistentes, así como los programas de softwareque los profesores necesitan para sus clases; también procesa los pagoscon tarjetas de crédito y verifica su sistema financiero.

Tanto Gallo como Greg deciden qué programas deben utilizarse en losdiferentes lugares y crean actividades complementarias. &flashquotEs algo alocado--indica Gallo-- uno hace cosas que jamás pensó al adquirir elnegocio&flashquot.

Si Gallo no ha impartido una clase y se atrasó en alguna otra labor,puede concluir su día a las 5 pm. No obstante, a veces tiene queregresar a la oficina, después de la cena, unas horas más.

Ser organizado es la clave para Gallo y para cualquier franquicia deComputertots, aunque es necesario ser profesor, además de serútil tener conocimientos comerciales y, muy importante, saber demercadotecnia. Hoy trabaja con otros franquiciatarios para promover el negocioen su estado.

Contacto

Computertots

http://www.computertots.com