My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

¡Llamada de alerta!

Un canal de comunicación entre los adultos en plenitud y el mundo exterior que ya detectó oportunidades de desarrollo comercial en México
¡Llamada de alerta!
Crédito: Depositphotos.com

En la Unión Europea, las personas mayores de 65 años representan casi el 20 por ciento de la población. La mayoría de ellas vive sola, con todos los riesgos que esto implica: soledad, enfermedades y emergencias inesperadas forman parte de su día a día.

"Gracias a un aparato que se instala en la casa del usuario y que está conectado vía telefónica a nuestra central, el Telesoccorso, la persona sabe que en caso de urgencia no está sola, pues el dispositivo cuenta con un viva voz y un control remoto en forma de collarín o pulsera que se activa mediante un botón", explica Stefano Morandi, administrador de teleSAN, el principal proveedor de Telesoccorso en Italia desde 2000.

En el momento en que suena la alarma, explica Morandi, el operador se pone en contacto con la persona de viva voz y evalúa el grado de urgencia, llamando, según sea el caso, a los servicios médicos, a los

familiares o a los vecinos. "Toda la información relacionada con el anciano, su ficha médica y sus conocidos aparecen en la computadora del operador. De igual forma, si no hay respuesta por parte del usuario, se envía ayuda".

En México este servicio sería de gran utilidad si consideramos que hoy la población de adultos mayores ya es de 8.5 millones de personas y va en ascenso, según datos de Sedesol.

Vínculo con la autoestima

El aparato no sólo es útil en caso de enfermedad u otros tipos de emergencias como robo o una fuga de agua, sino que también ayuda a que los ancianos se sientan menos solos, pues al apretar el botón del control remoto pueden hablar con un operador en cualquier momento.

Los operadores muchas veces actúan como compañía. "De hecho, de cada 100 llamadas, 43 son por problemas de soledad; claro que nuestros operadores están capacitados para desarrollar esas funciones, pues reciben cursos de médicos y psicólogos. La selección del personal es muy rigurosa, pues sabemos que, muchas veces, son el único contacto de los ancianos con el mundo."

Por otro lado, los operadores llaman cada semana a los usuarios para asegurarse de que se encuentren bien y para revisar el estado de los dispositivos.

"Aunque los aparatos tienen una autonomía de 30 días en caso de que falte la corriente eléctrica y los controles remotos son impermeables, estar en comunicación constante y directa con las personas crea vínculos que ayudan a elevar la autoestima del anciano", agrega Morandi.

La compañía también ofrece un servicio más básico y, por lo tanto, más económico, con el cual la persona no está conectada a la central, sino que simplemente el aparato marca constantemente los números telefónicos de parientes o vecinos.

"Con este tipo de servicio el dispositivo manda un mensaje grabado en el que la persona pide ayuda. Dependiendo del modelo, marca de cuatro a seis números hasta que alguien responde", anota Morandi.

Aunque el servicio tiene un costo accesible de aproximadamente USD$20 al mes,con un precio de instalación de USD$55, teleSAN ha firmado acuerdos con los gobiernos locales así como con asociaciones no lucrativas de ayuda a la comunidad de adultos en plenitud. "Gracias a esto podemos brindar el servicio de forma gratuita o, de acuerdo con la situación socioeconómica de las personas, ofrecer descuentos", puntualiza eladministrador de teleSAN.

El servicio de Telesoccorso es una realidad en expansión con más de tres millones de clientes en Europa. "El Telesoccorso está muy desarrollado en los países nórdicos, especialmente en Suecia. En los países europeos latinos no es tan difundido, pero aún así en España cuenta con 800 mil usuarios y en Italia con 300mil", concluye Morandi.

S.O.S a México

A pesar de no conocer la realidad mexicana, Stefano Morandi piensa que el servicio podría funcionar en nuestro país, y no se equivoca. El Telesoccorso ya es una realidad en México.

La compañía Urmet Enginnering, proveedora de los collarines y el aparato de intercomunicación para el Telesoccorso en Italia ya dio el primer paso en territorio mexicano. Oscar Aragón, el representante de esta empresa italiana, dice que en las próximas semanas dos compañías de servicios médicos privados empezarán a prestar el servicio de Telesoccorso en el DF, aunque está abierta también la oportunidad para provincia. "Actualmente en México sólo existen servicios como la telemedicina, que monitorea los signos vitales del paciente desde su casa, sobre todo después de una operación, o las alarmas que contactan a la gente con la policía, la ambulancia, etc.", anota Aragón.

Otra idea es ponerlo a disposición de las mamás que necesitan dejar a sus hijos pequeños solos en casa, podría llamarse Botón de pánico en el hogar.

La infraestructura básica para montar un servicio de Telesoccorso es: Para atender de 50 a 100 usuarios, el equipo mínimo consta de:

*2 computadoras PC básicas

*4 líneas telefónicas (dos para recepción de las llamadas de emergencia y dos para llamar a servicios de emergencias como policía, ambulancias, a los familiares, etc.)

*Software e Interfase (Hardware) que el proveedor proporciona

*Una oficina de mínimo 12 metros cuadrados

*9 personas: tres por turno, pues están las 24 horas del día. Aquí es muy importante que los operadores sean personas entrenadas y con ciertas habilidades como capacidad de reacción y cuenten con conocimientos en medicina, psicología y de emergencia.

Y es opcional tener:

* Patrullaje interno o ambulancias internas para no depender de terceros.

Contacto

TeleSAN

http://www.telesan.it/maintelesoccorso.htm