Emprendedores

Quien arriesga, gana

Quien arriesga, gana
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Quien arriesga, gana Quien arriesga, gana Salvando obstáculos La fuerza de las alianzas

Quien arriesga, gana

Un grupo de productores de mango en Michoacán hoy son proveedores degrandes cadenas de supermercados en Estados Unidos. Estrategiasfuncionales

Doris Gómora

Un tráiler con 20 toneladas de mango detenido por nueve días enel cruce fronterizo Tijuana-San Diego era la única y últimaesperanza de los productores de mango de Lombardía, Michoacán.

Iniciaron arriesgándolo todo y casi lo pierden en la frontera. Y es que,hasta antes de emprender esta aventura, los intermediarios de su entidadsólo les pagaban ¡un peso por kilo!

Ante ese panorama los mangueros aceptaron el ofrecimiento que les habíahecho Elpidio González, emigrante michoacano radicado en California:mandar la producción para comercializarla a mejor precio. Aunque era unaacción arriesgada, que implicó una inversión equivalente a20 mil pesos por 20 toneladas de mango, y ninguna garantía, para ellossignificaba ganar si todo salía como lo esperaban.

Salvando obstáculos

Al principio, el Tratado de Libre Comercio de América del Norteimpidió el ingreso a Estados Unidos del trailer con placas mexicanas,cuenta Elpidio González, cuyo traslado prácticamente nocostó nada a los productores, puntualiza el empresario.

No obstante, cuando ya estaban a punto de darse por vencido, González--que ya tenía experiencia comercial en el mercado estadounidense, alser dueño de un negocio de venta de rines desde hacía 20años-- logró, con papeles en mano, registrar como suyo elvehículo en Fullerton, California, con lo que el tráilercruzó la frontera por Tijuana.

Pero había que saltar un gran obstáculo. El emprendedorsabía que la fruta estaba madurando rápidamente, y teníaque actuar pronto. Finalmente, González encontró una bodega en elcentro de Los Ángeles para descargar la fruta. Sin embargo, y pese atodo los esfuerzos, el dueño de la bodega le notificó alemprendedor que el mango debía tirarse, al ya no estar verde. Esta frutasólo se compra cuando aún no madura.

Sin embargo, en un intento desesperado el mexicano convocó a losmichoacanos migrantes del Club Lombardía, encabezado por él, avender los mangos. Así, en menos de dos días, recuerdaGonzález, 4,200 cajas del fruto fueron distribuidas de casa en casa, conayuda de todos los asociados que las transportaron en sus autos. Con estaprimera carga, los productores recibieron 100 mil pesos, ya que en estaoperación ganaron el equivalente de cinco pesos por kilo, obteniendocuatro pesos de margen.

No es de extrañar que los productores mexicanos estallaran de gusto enMichoacán, al saber la buena noticia que implicaba una segunda buenanueva: este movimiento dio pie a que meses más tarde, con los permisosen regla, el personal de ventas del Club lograra colocar los mangos enpequeños supermercados, asegurando la distribución de 17 milcajas de mango al mes. Fue entonces cuando decidieron bautizar a larecién creada empresa como Lombardía Produce, &flashquot...en honor a milugar de origen. Para cumplir con este contrato, diariamente recibíamosentre cuatro y cinco tráilers diarios, con lo que obtuvieron 800 milpesos durante la temporada de cosecha&flashquot, comenta González.

La fuerza de las alianzas

A dos años de ello, y por el crecimiento que ha tenido la empresa, apartir de 2006 no sólo distribuirá mangos en Estados Unidos, sinoque se organizará con los productores mexicanos para trabajar bajo lamarca Products Mex Incorporation, firma en la que tambiénparticiparán productores migrantes radicados en Estados Unidos.

&flashquotCon lo del mango, agarramos mucho mercado, mucha experiencia. Sin embargo,para esquivar la estacionalidad, en 2006 impulsaremos un nuevo proyecto deventa al mayoreo de todos los productos mexicanos que no tienen buen mercado enMéxico, pero que aquí pueden comercializarse a nivel nacional conmucho éxito&flashquot, apunta González, líder del proyecto. Porejemplo, a finales de 2005 ya recibieron tráilers de carbón sinmercado en Sonora.

La nueva empresa recibirá los productos en la bodega de unacompañía distribuidora estadounidense en Nogales, Arizona, Tincorinternacional, firma que los enviará al interior de Estados Unidos.

&flashquotQueremos comenzar con otros estados, para cuando Michoacán no tengaproducción. Así mantendremos abastecidos a nuestrosdistribuidores en Arizona durante todo el año&flashquot, explica González,quien además es vicepresidente de la Federación de ClubesMichoacanos en California.

Al cierre de 2006, la empresa tendrá cobertura nacional y estaráoperando un calendario con fechas de entrega por tipo de producto.

Este es un ejemplo de empresa de productos mexicanos en Estados Unidos.