Consultoría

Dinero en el baúl de los recuerdos...

Dinero en el baúl de los recuerdos...
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Dinero en el baúl de los recuerdos... Dinero en el baúl de los recuerdos...

Dinero en el baúl de los recuerdos...

El último grito de la moda se inspira en el ayer. Los adultos conmayor poder adquisitivo buscan artículos que los remonten a susaños dorados: la infancia y la adolescencia

Lourdes Esquivel

Alguna vez te has preguntado: ¿por qué podemos ver tres versionesde la película King Kong y sentir cada vez una emociónnueva?, ¿qué hace que una persona de una generación pasadase vea moderna en sus fotos de la juventud? ¿o cuál es la causa deque los boleros de Luis Miguel suenen tan &flashquotin&flashquot, aunque hayan sidoescritos hace medio siglo?

Lo pasado siempre fue mejor, reza el dicho popular. Y así parececonfirmarlo la moda en todos los órdenes. Las décadas de lossesenta, setenta y ochenta recobran la gloria perdida en la ropa, en lospeinados, en la música, en el cine, en los automóviles, en latelevisión y hasta en el arte. Y es que para los consumidores resultairresistible volver a vivir lo mejor del pasado con los atractivos de lamodernidad.

Es cierto que hay productos que repiten el éxito sin necesidad dehacerles cambio alguno --enciende el gustado canal &flashquotretro&flashquot en latelevisión por cable y te remontarás al pasado con las seriesoriginales en blanco y negro o los autos deportivos de 1970--; sin embargo, ensu mayoría, los productos y servicios susceptibles de entrar en la modaretro requieren adaptarse a la modernidad.

Todos los productos y servicios que concluyeron un ciclo de vida exitoso y queson replanteados con creatividad en un entorno actual pueden ser aceptadosigual o inclusive mejor que la primera vez, opina Fernando Velasco Pino,director de Marketing Estratégico, empresa de asesoría ycapacitación en mercadotecnia, promoción y ventas.

&flashquotEl reto es enriquecer la misma estrategia del pasado con adecuacionestecnológicas, de color y de forma, para `vestirlo' y adecuarlo (en laforma, no en el fondo) al nuevo entorno, con la misma sutileza de unacirugía plástica. Eso marca la diferencia entre un productoobsoleto y uno retro&flashquot.

La gran ventaja de optar por la moda retro es que estamos apostándole aun producto que ya fue probado y tuvo éxito. Por tal motivo,además de impactar directamente a la generación quedisfrutó ese producto, la moda retro también es capaz deconvencer a otras generaciones para recibir la propuesta como una ideaatractiva, novedosa y hasta original.