De medio tiempo

En gustos y presentaciones

En gustos y presentaciones
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En gustos y presentaciones En gustos y presentaciones

En gustos y presentaciones

Se rompen... segmentos

Lourdes Esquivel y Margarita Reza

¿A quién no se le hace agua la boca cuando ve un chocolate o unpostre hecho de este suculento alimento? Además de las delicias y delplacer que promueve este producto hecho a partir de la almendra del fruto delcacao, el chocolate tiene efectos antidepresivos y afrodisíacos.

&flashquotEl chocolate es uno de los alimentos que promueven una sensación desensualidad y placer. Además, ese alimento puede ser un excelentepreludio para otros placeres&flashquot, afirma Sergio Garbati Gorenstin,psicólogo social y de la personalidad en Brasil. No en vano uno de losregalos más comunes entre los enamorados es una caja de chocolates.

Según estudios científicos, 40% de las mujeres y 15% de loshombres se consideran adictos al chocolate; las tres cuartas partes de estaspersonas dice que ninguna otra sustancia podría calmar su deseo.

¿Por qué otros alimentos con similar composición no producenuna dependencia tan intensa? Para los estudiosos en la materia, la respuestaestá en la combinación de las características sensoriales,la composición nutricional y los ingredientes.

Según Yuri De Gortari, chef mexicano especialista en comidaprehispánica, el cacao tiene una sustancia semejante a la cafeínaque llega directamente al sistema nervioso.

&flashquotEn las culturas mesoamericanas era un alertante que reconstituía y dabafuerza y vigor a los guerreros; este efecto causó adicción entrelos españoles&flashquot, anota el especialista.

Además, en forma de bebida se condimentaba con pimienta gorda de Tabascoy con chile --que no pica, sólo le da matiz--, que al combinarse con lascalorías propias de los aceites grasos del cacao, producíacalor.

&flashquotCuriosamente estás juntando excitantes del sistema nervioso, por eso sedice que es un afrodisíaco&flashquot, explica De Gortari.

Por ello, el gusto por este alimento divino supera las clases sociales. Lamayoría lo consume en su forma líquida. &flashquotEn los estados deTabasco, Chiapas y Oaxaca aún se toma chocolate de agua en lascomunidades de bajos recursos; es un alimento muy nutritivo&flashquot, anota el jefe decocina.

En el caso del chocolate como confite, como obsequio, el consumo se encuentraen las clases media y alta.