My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Jefe, jefecito, jefazo

Jefe, jefecito, jefazo
Crédito: Depositphotos.com
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Jefe, jefecito, jefazo Jefe, jefecito, jefazo

Jefe, jefecito, jefazo

La multi-definición del que manda, ¿con quién seidentifica?

Eduardo Luis Feher

Aunque el término jefe es universal, en nuestro atribulado paístiene tantas definiciones, sentidos y conceptos que la lista sería muylarga para el apurado lector que podría, con justa razón,recordarnos a &flashquotla jefa&flashquot. El término jefe lo heredamos del vocablofrancés chef, y significa: el que manda.

Así, para el mexicano, como para el resto del mundo, el jefe es el queordena, incluso con los ojos; el jefazo es el que manda más, mientras eljefecito puede ser el popularmente mexicano &flashquotGutierritos&flashquot, destinado a dartristezas. El jefe es el jefe, aunque no siempre tiene la razón, pero esel jefe.

Los más cultos, acostumbrados a usar terminología extranjera, noshablan de &flashquotchief&flashquot, en tanto el &flashquotcheff&flashquot (con dos efes) es el jefe, pero de lacocina. Y nos imaginamos a un gordo, con cara colorada y gorro blanco, al quealgún comensal de inmediato se dirigirá si encuentra algo erradoen su platillo, y al que seguramente le tocará que aparezca nuevamentesu jefecita en escena, si no resuelve la situación de inmediato. Y esque el diminutivo de este término, en masculino o femenino, es usado pornuestro pueblo con particular dulzura, aunque a veces tenga unaconnotación peyorativa: el muertito, el enfermito, el jefecito... y lajefecita.

Esta última siempre hacía su aparición, como sufrida yabnegada, en las viejas películas nacionales. Aunque debo decir que unaviejecita a quien le pregunté sobre la abnegación de las mujeresmexicanas me sacó de dudas: &flashquotsí mi niño&flashquot, me dijo, &flashquotlasmujeres mexicanas somos abnegadas, pero no tontas, por no decir otra cosa&flashquot.

Jefe, jefa, jefecito, jefecita o jefazo, como ya vimos, tienen muchos sentidos,que incluso cambian según la entonación que les demos o elcontexto en el que los usemos, y pueden pasar de lo dulce a lo amargo.

El caso es, amigo lector, que usted es el jefe de todos los que aquíescribimos. Por lo tanto, puestos de pie y con la mano saludando a la altura dela frente le decimos: &flashquotjefazo...gracias por su preferencia&flashquot.