De medio tiempo

Parientes del avestruz

Parientes del avestruz
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Parientes del avestruz Parientes del avestruz ¿Un huevo verde? Una gran familia de reproductores

Parientes del avestruz

No dejes que se te escape... la oportunidad que te da el em? parahacer m?ltiples negocios

Por Mario Carrera*

Vi?ndolo de frente recuerda una cara conocida. La verdad es que fuemodelo de uno de esos muñecos modernos caricaturizados. Es elem?, amigable ave corredora, originaria de Australia, pac?ficapariente del avestruz. La conoc? en Toluca, capital del Estado deM?xico, en el rancho de un joven pasante de administraci?n yempresario, Roberto Barbabosa, buscador de nuevas alternativas.

Aunque su negocio est? comenzando, Barbabosa sabe que un d?atendr? un rancho lleno de em?s que podr? comercializar.Seg?n ?l, a nivel nacional, cada em? cuesta US$250 comopie de cr?a. Actualmente cuenta con diez parejas.

La necesidad de encontrar alimentos m?s sanos ha provocado que serecurra a especies originarias de lejanas regiones. A pesar de que a?nnuestra cultura gastron?mica no est? habituada al tipo de carneque ofrecen tanto el em? como el avestruz, debes saber que esta?ltima tiene tan s?lo 1.5 por ciento de colesterol, mientras quela carne bovina contiene 16 por ciento. Tambi?n tiene niveles decolesterol m?s bajos que el pollo, manteniendo un alto nivel proteico.Esto, cabe resaltar, si el sacrificio del animal se lleva a cabo entre susprimeros diez y 14 meses de vida.

El em? mide 1.50 y 1.80 metros de altura y tiene gran capacidad deadaptaci?n a climas extremos, por lo que se le ha dado la bienvenida ala regi?n norteamericana. Muchos pa?ses europeos y orientales sonconsumidores de la carne del em?, debido a su apetitoso y delicadosabor, comparable al de la ternera.

Adicionalmente, del em? se explota su piel para confeccionarportafolios, carteras y bolsos. Sus plumas se emplean en ropas y finos adornos.Tambi?n su aceite es muy solicitado en la preparaci?n detratamientos dermatol?gicos y productos de belleza ocosm?ticos.

Por la f?cil crianza y alta rentabilidad de esta ave que lleg? aAm?rica despu?s que el avestruz, est? ganando terreno,quiz? por ser m?s d?cil. Hace no m?s de dosaños, nos cuenta Barbabosa, j?venes empresarios, propietarios deranchos, agricultores y ganaderos, encontraron una actividad interesante paradiversificar su producci?n, que no s?lo pretende atender almercado nacional, sino que podr? ser tambi?n producto deexportaci?n.

¿Un huevo verde?

El em? nace de un grande y atractivo huevo color verde, quepodr?a confundirse con un adorno de jade. De los diez a los 14 meses deedad ya tiene un peso promedio de 45 kilos, de donde se obtienen entre 20 y 25kilos de carne en canal; aproximadamente seis kilos de aceite y 80cent?metros cuadrados de piel.

Diferente del avestruz, el macho en cautiverio practica la monogamia y es menospesado que la hembra, que comienza a poner huevos a partir de los 18 meses. Enpromedio, produce diez huevos por temporada, llegando a 60, en fase adulta.Dependiendo de los cuidados, la incubaci?n de los huevos es de pocom?s o menos 50 d?as y su fertilidad puede llegar al 95 porciento. La hembra del em? puede ser f?rtil durante m?s de20 años, mientras que la del avestruz tiene una vida f?rtil hastade 40 años.

Las ?reas para la crianza dependen del n?mero de habitantes; esbueno procurarles holgura, aunque para reproductores es aconsejable que se lesdote de espacios de 100 metros cuadrados por pareja. Por seguridad, se sugiereproteger los terrenos con cercas de malla, de una altura de, al menos, 1.50metros, as? como adaptar bebederos y comederos sencillos, seg?nlos pies de cr?a o del crecimiento del criadero.

La alimentaci?n del em? es balanceada, igual que la de avesmenores; comen 700 gramos diarios en la etapa de crecimiento.

Anualmente, la inversi?n en alimentaci?n y mantenimiento, por avellegar? a mil 600 pesos. Los em?s son aves muy fuertes, puedenvivir hasta los 25 o 30 años y son muy resistentes a las enfermedades.Soportan fr?os y calores fuertes.

Estos australianos quieren la oportunidad de demostrar sus cualidades yposibilidades de darnos ingresos. Seg?n Barbabosa, a?n no haydistribuidores locales de pie de cr?a, en el caso del em?, esnecesario traerlos de Texas.

Una gran familia de reproductores

De acuerdo con Rafael A. Rosales, otro joven emprendedor que, junto con susocio Christian Klinckwort, tiene un criadero de 180 avestruces enP?tzcuaro, Michoac?n, &flashquotla carne del avestruz tiene un valornutricional similar a la del em?, radicando b?sicamente ladiferencia en la talla del animal, debido a que un avestruz macho, adulto,llega a medir hasta 2.4 metros, con un peso de hasta 150 kilos. Aunque en laedad ?ptima de sacrificio tienen un peso promedio de diez kilos, lo queda un peso de carne en canal de 45 kilogramos&flashquot.

Las avestruces, que se reproducen en tr?os, un macho y dos hembras, y aveces hasta cuartetos, representan un gasto promedio anual, por unidad, de $2mil y requieren alrededor de 300 metros cuadrados por grupo, revela elemprendedor.

Rosales explica que es posible emprender el negocio en sus diferentes facetas:&flashquotnosotros, por ejemplo, enfocamos nuestra crianza a desarrollar reproductores;sin embargo, tambi?n hay quien se dedique a la engorda; compra las avesdesde pollitos, hasta su sacrificio. Otros se dedican a lacomercializaci?n de los subproductos&flashquot, refiere. Esto es similar en lacrianza del em?. Para ?l, el hecho de que este productotodav?a no tenga arraigo en nuestra cultura (lo que la hacetodav?a cara, comparada con la de la res, pues 1 kilo de carne deavestruz cuesta, en promedio, $100) representa a la vez una ventaja y unadesventaja. &flashquotNos encontramos con ciertos problemas de comercializaci?n,dado que, pese a la poca demanda de esta carne y de los subproductos, la ofertanacional es insuficiente para abastecer este incipiente mercado&flashquot, dice elemprendedor.

Pero la parte atractiva, subraya Rafael Rosales, es que &flashquot?ste es elmomento para incursionar en este negocio ya que, por ahora, los productores deavestruz o de em?s en el pa?s no representamos competencia entrenosotros, por el contrario, nos complementamos&flashquot.

Por sus cualidades nutricionales, la carne (light) de estas avesir? abri?ndose terreno en los gustos de las personas, pues susabor no es ex?tico &flashquotpodemos confundirla con la carne de res, en sucolor, sabor y textura&flashquot, argumenta, Rosales.

Adem?s, agrega, &flashquotla piel es la mejor parte del negocio, ya que resultaser suave, resistente y est?tica. Alcanza un precio comercial hasta de$5 mil por pieza&flashquot.

El huevo de la avestruz (grande y color crema) y del em? (grande yverde), puede ser explotado, en el rubro de la decoraci?n de interiores:ya sea como objetos de ornato o como piezas para ser decoradas al gusto delemprendedor.

* Mario Carrera es consultor especialista en lombricultura y agronegocios