Emprendedores

Vegetarianismo, rica tendencia

Un saludable negocio gracias a que su due?a no quita el pie del acelerador, s?guele el paso
Vegetarianismo, rica tendencia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La gastronom?a a?n nos sorprende con alternativas de negocio en distintos nichos de mercado, uno de ellos es el vegetarianismo. Sara Ibarra encontr? en la tendencia una soluci?n insustituible para sobre llevar la artritis que le fue diagnosticada hace m?s de 30 a?os. Al ver la variedad de ese g?nero gastron?mico y el gran desconocimiento que de ?ste hab?a, Ibarra incursion? en el ramo. A principios de los ochenta, la emprendedora abri? su comedor vegetariano en Guadalajara, su ciudad. Apoyada por sus hermanos reuni? alrededor de $15 mil para comprar mesas y utensilios de cocina, adem?s de conseguir una estufa y un refrigerador prestados.

La publicidad de boca en boca ayud? a mantener lleno el negocio desde su inauguraci?n. Sus primeros clientes, los doctores del sanatorio naturista al que asist?a, recomendaron el restaurante a sus pacientes, convencidos por las bondades de las recetas exclusivas de do?a Sara.

Ella atribuye su ?xito a varios factores: creatividad en sus recetas, cuidado e higiene, saz?n ?nico, tenacidad en el trabajo diario, constante preocupaci?n por ofrecer, m?s que buen sabor, salud en cada platillo.

Bienvenida la ayuda

Con el tiempo a do?a Sara la invitaron a abrir un negocio similar en Tijuana. Durante ocho a?os adquiri? m?s experiencia en el giro y transmiti? sus conocimientos sobre vegetarianismo en programas de radio. Cuando regres? a Guadalajara, deseaba seguir en el negocio de la cocina vegetariana, pero no sab?a exactamente qu? hacer. En ese tiempo lleg? a sus manos el libro Franquicias, la revoluci?n de los a?os 90 (Editorial McGraw Hill). "La primera p?gina dice: las franquicias son negocios de personas emprendedoras... ?Ah! dije, esa soy yo. Leerlo me hizo poner el pie en el acelerador y hasta la fecha no lo quito", celebra.

Cuando se decidi?, do?a Sara solicit? un cr?dito al Fondo Jalisco (Fojal), con lo que compr? maquinaria para la cocina, el comedor adem?s de materia prima. Con todo lo necesario, aunado a las ganas de innovar, instal? su restaurante con un nuevo nombre: La Manzana de Saritta.

Con la idea fija de mejorar su desempe?o como empresaria, obtuvo apoyo de los Centros Regionales para la Competitividad Empresarial (CRECE) y consultor?a del Instituto Tecnol?gico de Estudios Superiores deOccidente (Iteso), adem?s de hacer un diplomado en calidad total. Hoy trabaja con cuidadosos est?ndares de calidad y lleva un negocio "cada d?a m?s pr?spero y saludable", dice Ibarra.

Saz?n que da frutos

Do?a Sara, toda una experta en nutrici?n, recibe a sus comensales como a su familia. Adem?s de la comida, ofrece desayunos, postres, una barra de jugos, comida para llevar y entrega a domicilio. Agradece la fidelidad de sus consumidores a trav?s de una tarjeta de cliente frecuente: por cada cuatro comidas pagadas, regala la quinta.

Seg?n Ibarra, su facturaci?n mensual promedio es de $80 mil s?lo en comidas: cada una cuesta 43 pesos. La Manzana de Saritta atiende al d?a entre 70 y 80 personas. Con el ?xito que ha alcanzado, laempresaria planea solucionar los ?ltimos detalles para poder franquiciar su marca.

"La capacitaci?n y saber tocar la puerta correcta para solicitar los apoyos son las llaves para que las puertas del ?xito se abran", concluye la empresaria.