Emprendedores

Nunca es tarde

Nunca es tarde
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Nunca es tarde Nunca es tarde

Nunca es tarde

Los conocimientos, habilidades y las relaciones de toda una vida productivason capitales para emprender

Por Adriana Reyes

Para muchos, pasar la &flashquotedad oficial&flashquot y convertirse en adulto en plenitudsignifica el fin de la vida productiva. Pero personas como Eduardo Langagne,arquitecto que naci? en 1939, ponen en evidencia que las buenasoportunidades de negocio muchas veces toman fuerza con el tiempo.

Una de las posibilidades para los adultos de m?s de 60 años deedad, consiste en explotar sus habilidades y los conocimientos, as? comolas relaciones que se hayan capitalizado en la primera etapa productiva de suvida. Langagne lo ha puesto en pr?ctica.

En 1995, despu?s de sufrir un violento asalto cuando visitaba una obra,y del que sali? ileso, &flashquotUn milagro&flashquot, dice, decidi? dejar lapr?ctica de la arquitectura. As?, a los 60 años, Langagneaplic? sus conocimientos y relaciones para llevar a cabo investigacionesnecesarias para escribir libros sobre arquitectura y urbanismo.

Sus principales clientes son otros arquitectos, a quienes ofrece escribir sobresu obra, entre otros temas, as? como instituciones interesadas en hablarde la arquitectura de sus edificios.

Hoy, el autor tiene publicados 18 libros y una larga lista de trabajospendientes, lo que le asegura, dice, trabajo hasta el 2014. Indudablemente,nunca es tarde para emprender.