Consultoría

¿Cuidas centavos, pero gastas pesos

¿Cuidas centavos, pero  gastas pesos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Cuidas centavos, pero gastas pesos ¿Cuidas centavos, pero gastas pesos? Las operaciones, punto estratégico Productividad, bajo la lupa La inversión, control continuo ¡Empieza hoy! Caja de clics

¿Cuidas centavos, pero gastas pesos?

Los ahorros mal entendidos pueden resultar peor que el dinero desperdiciado.Encuentra aquí puntos para equilibrarte

Por Cristina Liceaga

Suele ocurrir que cuando una empresa tiene dificultades económicas, laprimera opción que consideran sus directivos para reducir costos es elrecorte de personal. Aunque esto puede ser un paliativo a corto plazo, a lalarga puede resultar contraproducente.

&flashquotRecortar el 30 por ciento de la nómina se considera como unareducción inmediata de costos fijos, pero tal vez la carga salarialsólo representa el siete por ciento del gasto total de la empresa.Además, al despedir personal incurres en los costos de despido y, alrecontratar, en los de reclutamiento y capacitación&flashquot, dice RubénRamírez Franco, gerente administrativo de la compañía decalzado Grupo Flexi.

Entonces, ¿qué es lo recomendable para ahorrar gastos sin afectaráreas estratégicas en la empresa?

El contador público Alejandro Delgado, catedrático de Costos yPresupuestos en la Universidad Iberoamericana de León, Guanajuato, opinaque antes de tomar la decisión de recortar personal hay que analizar lossistemas, operaciones e inversiones de una compañía.

&flashquotEn muchas ocasiones creemos que un sistema de producción o calidad--por ser el más vanguardista-- es el idóneo para la empresa y noes así. Por ejemplo, si somos una empresa pequeña no podemosdarnos el lujo de cambiar nuestro sistema de producción comprando unamáquina de dos millones de pesos sólo porque nuestra competencia,que es una empresa más grande, cambió su sistema deproducción con una maquinaria similar. Aquí es muy importantevisualizar cuánto cuesta la implementación del sistema y el valoragregado que éste generará&flashquot, dice Delgado.

Las operaciones, punto estratégico

Otro punto táctico que permite el ahorro en un negocio corresponde a lasoperaciones de éste.

&flashquotEn ocasiones se descuidan los flujos de operación de una empresa y noslimitamos a dar órdenes sin saber lo que esto puede implicar. Porejemplo, si una empresa de zapatos necesita presentarse con dos líneasnuevas en una feria de calzado en menos de un mes, tiene que recurrir en gastosextras para que sus proveedores le entreguen en tiempo y forma. Por eso hay queplanear con anticipación. Con esto se ahorran costos&flashquot, expone elcontador.

&flashquotHay que diseñar un sistema integral, una logística desde lacompra de materiales a los proveedores hasta la entrega del producto final alcliente. Por ejemplo, muchas veces tenemos funciones que implican costos y queen realidad no son necesarias&flashquot, comenta Navarro, gerente de Ingenieríay Planeación de Grupo Flexi.

El ejecutivo cree que con el cuidado de los materiales se pueden lograr ahorros.

Productividad, bajo la lupa

Dentro de las operaciones también se debe considerar la productividad.

&flashquotÉsta va sobre el costo de la mano de obra, que no necesariamente hablade reducción de personal, sino de mejores métodos de trabajo.Todo el trabajo que se realiza se reflejará en los productos que elcliente compra, pero hay otros porcentajes muy importantes que no, como puedenser movimientos, tiempos de espera, llamadas telefónicas. Por ejemplo, aun supervisor no le pagan por ir a ver si ya llegó una materia prima. Otener una bodega, hacer un inventario; el contar las piezas no le agrega valoral cliente. Las bodegas entre más grandes sean, consumen másrecursos, porque hay que controlarlas, hay que cuidarlas, hay que limpiarlas yeso no le agrega valor al producto&flashquot, comenta Navarro.

Para Rubén Ramírez Franco, el cuidado de la calidad ayudatambién a la reducción de gastos, pues &flashquothacer mal las cosas tieneun costo que pocas veces cuantificamos, pero que es enorme. A veces decimos: eluno por ciento de productos defectuosos no está tan mal, pero si lotrasladas a tu margen de utilidad, verás que sí hay un impactosignificativo&flashquot.

La inversión, control continuo

También se debe cuidar la inversión, pues muchas veces seinvierte en maquinaria o material por cuestiones fiscales o por alcanzar unacuota de producción temporal.

&flashquot¿Para qué te sirve tener una máquina muy vanguardista si tegenera una deuda muy pesada o no le puedes sacar provecho? O si no vas arecuperar la inversión rápidamente o sólo la comprastepara sacar un pedido por tres meses, ¿quién te garantiza que vas atener otro pedido igual?&flashquot, agrega el contador Delgado.

Los entrevistados coinciden que si se recorren a conciencia los puntosanteriores (aplicables a cualquier tamaño de empresa), no hay porqué recurrir al recorte de personal. En otras palabras,optimizarás los recursos con los que cuentas sin dañar tu capitalhumano.

¡Empieza hoy!

1. Evita los inventarios extensos; estos representan costos extras y esmercancía parada

2. Elimina funciones innecesarias en los procesos de producción

3. No suprimas la publicidad. Busca impacto al público a menor costo.Por ejemplo, un anuncio en la radio y en revistas puede tener unapenetración más dirigida hacia tu mercado que un anunciotelevisivo

5. Planea con anticipación la producción, haciendohincapié en las temporadas altas y fechas especiales

6. Optima la cultura del ahorro en tu empresa. Evita desperdicios depapelería, material, hacer llamadas telefónicas innecesarias,etcétera.

7. No gastes, invierte. Antes de comprar una maquinaria, mercancía omateriales caros pregúntate: ¿realmente lo necesito?, ¿puedopagar la inversión?, ¿lo estoy haciendo sólo para descontarimpuestos?, ¿obtendría los mismos beneficios y generaríaahorros mediante la subcontratación?

Motiva la cultura de calidad: hacer dos veces las cosas representa gastos.

Caja de clics

Estrategias de ahorro

Poderoso caballero