Marketing

Ataque fulminante

Ataque fulminante
Crédito: Depositphotos.com

Ataque fulminante Ataque fulminante Caja de clics

Ataque fulminante

Cómo convertirte en líder aun con menos recursos que lacompetencia

Por Luisa Guzmán

Ganarle la guerra a la competencia no es algo tan complicado como parece; esmás bien un asunto de análisis, estrategia, constancia, decoherencia y sobre todo de innovación.

Antes de iniciar una táctica que desplace a segundo lugar a tucompetencia, es necesario descubrir qué es aquello que vendes yqué es aquello que la competencia ofrece.

Supongamos que tu negocio comercializa software; miles de personas vendensoftware... el asunto es: ¿verdaderamente vendes eso?

Si dos personas venden software, lo más probable es que, quien ofrezcaun mejor precio, gane la batalla. Hasta ahí no hay duda.

Ahora, imagina a una empresa que vende software, compitiendo contra unacompañía que se dedica a ofrecer soluciones para que, tantoempresas y particulares, puedan alcanzar sus metas. ¿Quiéntendrá mayor aceptación? Claro está que la segunda, nadamenos que eso es lo que Microsoft ofrece y para lograr su objetivo se apoya ensoftware.

La potencia y amplitud del segundo es mayor mientras uno vende software, elotro puede vender software, asesorías en línea, libros... y esosignifica que la competencia se queda corta.

El siguiente paso, al haber definido qué es aquello que en realidadvendes, es encontrar qué es lo que tu competencia no podríavender, por lo menos, en el corto plazo. Siguiendo con el mismo ejemplo, yasabemos que uno vende junto con el software herramientas para que los clientespuedan llegar a donde se lo han propuesto, eso quiere decir que un grupo depreparatoria podrían confiar más en las recomendaciones ysoluciones educacionales que ofrezca el segundo; mientras el vendedor desoftware vende únicamente programas, el otro puede instalar todo unsistema de educación en línea, ¿explico las grandesdiferencias?, tu competencia, al ser un vendedor de software, jamáspodría vender soluciones para educación preuniversitaria.

Cuando tu negocio haya sido replanteado, la competencia probablemente apenascomience a comprender qué es lo que sucedió y se prepare paraimitarlo y entrar en tu terreno; es entonces cuando debes comprender que unaempresa ágil es más poderosa que una empresa enorme.

Para moverte más y más rápido, puedes y debes realizarprototipos de aplicación rápida de negocios; prototipos que teexijan una inversión pequeña o nula usando tus recursos actuales.Imagina a la persona que en algún momento vendía equipo decomputación y te ofrecía como valor agregado a sus clientes uncafé... y de ahí surgió --me gusta pensar que asífue-- la idea de un prototipo que recibió por nombre CaféInternet, un concepto fuerte que no necesita más definiciones.

Mientras la competencia avanza, y tú corres, las necesidades querequerirá tu empresa y tú como máquina deinnovación irán en aumento; necesitarás nuevas ideas;compra revistas populares; de moda; literatura ajena a tu ámbito y leecuidadosamente qué es lo que hoy requieres, por ejemplo, la industriadel video en su lucha contra la piratería; capacítate encreatividad, mercadotecnia... el conocimiento que brinda la capacitacióntiene retornos tremendos.

La lectura de otro tipo de revistas puede darte increíbles ideas denegocio.

Si realmente quieres ganarle a la competencia, cambia tu mente;visualízate en ese estado que quieres alcanzar y comienza a caminar paralograrlo.

Cuando haces lo que debes hacer, el universo entero se mueve para ayudarte aalcanzar tus objetivos.

Caja de clics

Usa a tu competencia

Ponle incentivos a tu mercadotecnia

Piensa como empresario, actúa como cliente

Con paso firme