De medio tiempo

Dinero al natural

Un sueño puede ser la fuente de inspiración de ese negocio que te llenará de satisfacciones personales y, claro, de ingresos... Este es un ejemplo
Dinero al natural
Crédito: Depositphotos.com

¿Un negocio que además de generar recursos económicos conserve el medio ambiente? Justamente esta era la idea que ocupaba a Bensi Levy desde hace años. Con una inversión de un millón 300 mil pesos y tres socios, el emprendedor hizo realidad su sueño.

El primero de diciembre de 2003, Levy inauguró su tienda de productos orgánicos en la colonia Condesa. A siete meses de su apertura, los productores y comercializadores de orgánicos han logrado doblar sus ventas en The Green Corner, el nombre de su tienda, lo que los ha llevado a pensar en abrir más sucursales en el Distrito Federal.

Una idea orgánica Levy, que antes que nada admite que el nombre de la tienda es una incongruencia y se disculpa por no haber pensado en uno en español, explica cómo nació la idea: "Me atrajo un rancho e invité a un socio a comprarlo. Es un terreno de cuatro hectáreas y media, así que nos dimos a la tarea de pensar qué hacer con él", cuentaLevy, quien dice que un sueño que tuvo le despertó el interés por lo orgánico. Después se aunaron otros factores que los llevaron a definir el uso que le darían al rancho, ubicado en Nepantla, Estado de México.

Su primera tarea fue averiguar la situación del mercado y contactar a los productores. "Como me di cuentade que el principal problema de los alimentos orgánicos es la comercialización -dependes de un intermediario y generalmente no te colocas en el mercado como productor- decidimos usar el terreno para sembrar parte de lo que ahora vendemos", señala el emprendedor.

En el rancho se cultivan guayaba, aguacate, limón, aceituna y café, entre otros productos. Artículos como el pan, purés, tortillas y otros, son provistos por productores de estados como Chiapas, Veracruz, Morelos, Estado de México y Tabasco, entre otros. Para contactar al resto de sus proveedores, el emprendedor tuvo que usar el método de "boca en boca", que lo fue llevando con productores de alimentos orgánicos. Levy enfatiza que para seleccionar a sus proveedores debe asegurarse de que sus cosechas estén certificadas por os organismos correspondientes, y se adentra en el conocimiento real de lapersona y de sus cultivos para comprobar que el producto sea 100 por ciento orgánico.

Fuera mitos

En la tienda se puede encontrar un kilo de papaya por ocho pesos, uno de carne de res, por cien pesos; huevos, con valor de entre 1.5 y 2.5 pesos por pieza, o una botella de vino, por 166 pesos. Actualmente su método de publicidad sigue siendo de "boca en boca". Para la cosecha de alimentos orgánicos, explica Levy, "se usan cultivos trampa, que impiden la devastación del producto sembrado, además de que los fertilizantes que se usan son orgánicos, como el desecho de la cocina, lo que nos evita la necesidad de comprar químicos".

Mucha gente piensa que los productos orgánicos, libres de sustancias tóxicas, tienden a ser más caros que los que usualmente consumimos, y en cuyo cultivo son usados fertilizantes artificiales y plaguicidas químicos. El problema, señala el empresario, es que "como en México no estamos acostumbrados a consumir productos orgánicos, y en una cosecha se usa la siembra de cantidades pequeñas, se torna más caro". Cuando el nivel de producción sube, baja el valor del producto, pues los fertilizantes que se usan son desechos naturales, como cáscaras de frutas y verduras. Para paliar este inconveniente, The Green Corner apuesta a que el consumo de este tipo de alimentos crezca. "En la lucha para que esto se vuelva un hábito, llevamos un margen muy pequeño de lo que vendemos, por ejemplo, el margen bruto más grande que tenemos es de 30 por ciento" afirma el empresario.

Contactos

The Green Corner, Tel. (55) 5286 3939 www.thegreencorner.com