Emprendedores

Emprendedores-3107

Emprendedores-3107
Crédito: Depositphotos.com

El Coeficiente Empresarial de tu hijo

Podría ser el titán emprendedor del mañana. Aquí, algunos elementos para animarlo

Por Julie Bick*

A los seis años, Rachel Shein fue puerta por puerta a vender los globos de la fiesta de cumpleaños de su hermanita, hasta que sus padres la atraparon… con las ganancias en las manos. Al terminar la primaria, vendía brownies en los partidos de baseball de su comunidad porque creía que tenían un mayor margen de utilidad que la limonada.

Ese mismo año, ya llevaba los libros de ventas y gastos de la tienda de su madre y de la oficina de bienes raíces de su padre.

Actualmente, Shein y su esposo Steve Pilarski ,y también el hijo de los empresarios, poseen un multimillonario negocio de pastelerías en California, que abastece pastelillos a las cafeterías ubicadas desde Los Ángeles, hasta la frontera con México. A esta pareja emprendedora le encanta la emoción, la creatividad y el reto de administrar la compañía; ahora desean transmitir el espíritu emprendedor a sus tres hijos.

Como ya comentamos en la edición de noviembre de 2003, los emprendedores se hacen. Por eso, en las escuelas ya se anima esta iniciativa entre los niños.

Tanto en México como en Estados Unidos, la organización Junior Achievement desarrolla actividades emprendedoras, cuyas enseñanzas llegan cada año a cuatro millones de jóvenes. Una reciente encuesta de esa institución demostró que casi 75 por ciento de los adolescentes estadounidenses con los que trabajan indicaron que algún día querían iniciar su propio negocio.

Mucho por ganar, pocas formas de hacerlo

Los beneficios de enseñar a los niños a administrar un negocio parecen interminables, según Dough Miller, director de Youth Entrepreneurship Programming en la Fundación Ewing Marion Kauffman, organización no lucrativa dedicada a fomentar la actividad empresarial.

&flashquotLos niños se entrenan en las destrezas de la vida como la responsabilidad, concluir lo que se inicia y la comunicación. Pueden aprender las destrezas de negocios, como administrar recursos escasos&flashquot, dice Miller. &flashquotPero lo más importante es que los niños desarrollan una sólida autoestima conforme tratan de resolver obstáculos o ver que sus ideas comienzan a funcionar. Todo suena demasiado bueno para ser verdad, pero tenemos más de 20 años de investigación que respaldan esta declaración&flashquot.

Existen varias maneras en que los niños prueben el buffet que ofrece la vida de negocios. Los hijos Shein-Pilarski, han visitado la panadería desde que nacieron. &flashquotMe presentaba ante un cliente con un plato de panecillos en un brazo y Spencer en el otro. Compartimos nuestro entusiasmo con los niños, nuestro amor por lo que hacemos todos los días&flashquot, recuerda Shein.

Estos emprendedores también hablan frente a sus hijos acerca de los problemas que se presentan en la panadería. &flashquotPodemos perder un gran cliente y Steve y yo pensamos en nosotros mismos: ¿cómo vamos a pagar la hipoteca? Pero frente a los hijos, sólo se trata de los altibajos del negocio. Compartimos la información, pero no nuestros temores&flashquot.

Para otros propietarios de negocios, como Chris Miller, psicólogo y fundador de la empresa Innovation Focus, de desarrollo de ideas y diseño de productos, la educación de los hijos en el arte empresarial significa otorgarles un papel importante en el negocio.

Cuando cada uno de sus hijos cumplió los 10 años, Miller dejó que lo acompañaran a las reuniones con los clientes... para participar en ellas. Algunas compañías veían con escepticismo la entrada del joven asistente. Pero era lógico incluirlos en su línea de trabajo, explica Miller. &flashquotPor ejemplo: los adolescentes también sufren de dolor de cabeza, así es que es importante que el equipo de estudio de clientes de Excedrin, oiga acerca de las actitudes de los jóvenes con respecto a las jaquecas y a tomar medicamentos&flashquot, comenta.

¿Y qué dicen los niños? Noah, el hijo de Miller, estudiante a punto de entrar en la universidad, asegura que disfruta de la experiencia. &flashquotMe encanta viajar. He ido con mi padre a Chicago, Nueva York, Colorado. Ayudo a preparar la sesión, a distribuir las tarjetas con los nombres de los participantes, a colgar los anuncios&flashquot. Orgulloso de sus ideas, comenta: &flashquotDespués de una sesión de grandes ideas, mi mente queda en blanco. Estoy exhausto, pero es un cansancio bueno. Como si hubiera hecho algo muy valioso&flashquot. El enfoque también funciona para el negocio de Miller. Innovation Focus, con sede en Pennsylvania, ganó el premio Empresario del Año en la categoría Servicios, Ernst & Young Entrepreneur USA en 2002.

Herramientas de ayuda

Rohan Singh, de 15 años, ganó el premio al Emprendedor estudiantil 2003, de Junior Achievement. Singh. Atribuye su éxito al entrenamiento que recibió de pequeño y a sus padres.

&flashquotEn séptimo grado, no tenía la más mínima idea de lo que era un sistema de libre empresa, ni me importaba&flashquot, dice. Después de tomar su clase de Junior Achievement (que en México trabaja mediante la firma Impulsa), quería iniciar un negocio de inmediato&flashquot.

&flashquotMis padres me hicieron preparar un plan de negocios para demostrar que hablaba en serio&flashquot, recuerda Singh. Su negocio, Fuzzlefish, que en su segundo año obtiene ingresos por cinco mil dólares, vende software (diseñado por Singh) que ayuda a crear sitios en Internet. &flashquotEs padrísimo decirle a la gente que eres el propietario del negocio&flashquot, dice Singh.

Para quienes se encuentran en la enseñanza media que quisieran competir con otros chicos en todo Estados Unidos, Junior Achievement ofrece JA Titan (JAtitan.com), un sitio en inglés que incluye una simulación donde los jóvenes deben establecer precios, gastan en investigación y desarrollo y otros factores y después juegan de acuerdo con los cambios en los factores económicos fuera de su control.

Para los adolescentes, la Fundación Kauffman, junto con Disney Online, ofrecen Hot HotShotBusiness.com, un juego de simulación en línea que deja que los jóvenes inicien un spa para mascotas, una fábrica de patinentas o una tienda de historietas e introduce los conceptos de financiamiento, demanda de clientes y establecimiento de precios, con muchas decisiones por tomar.

Los jóvenes se interesan por la actividad empresarial porque es la máxima forma de autoexpresión, de acuerdo con Bonnie Drew, de YoungBiz. &flashquotEstos chicos toman su talento, habilidad e intereses y crean algo de la nada&flashquot, comenta. &flashquotLes enseñamos las destrezas para convertir las ideas en realidad, y pueden usar esa habilidad durante todas sus carreras&flashquot.

¿Todo esto alimentará su deseo de vender la siguiente gran cosa cuando crezcan? En realidad no importa porque, de cualquier manera, hay significativos beneficios a largo plazo para los jóvenes. Esta creencia en sí misma es un obsequio fantástico. Decidan o no abrir sus propios negocios, sentirán que tienen opciones en la vida.

Artículos relacionados

Inicios para peces pequeños

Niños emprendedores

YEOs al ataque

Pequeños emprendedores

Contactos

Junior Achievement Tel. (404)257-4627 http://www.ja.org jharris@ja.org

*HREF=&flashquothttp://www.innovationfocus.com&flashquot>Innovation Focus