De medio tiempo

Avicultura alternativa

Cría pollos orgánicos y te quedarás asombrado cuando veas las ganacias que reproducen
Avicultura alternativa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Por ser una carne nutritiva, saludable, barata, así como fácil de procesar para darle valor agregado, condimentarlo, precocerlo, cocinarlo y enlatarlo, entre otros terminados, la tendencia hacia el consumo de pollo en el mundo es cada vez mayor.

Esto, por cierto, abre una interesante veta de negocio para quienes deseen comercializar un producto más sano y libre de tóxicos: pollo orgánico. Además, sería un punto a favor para aprovechar una tendencia: la industria avícola de México tiene planes para ingresar al mercado de exportación de carne de pollo a Japón y a Estados Unidos.

Por otro lado, el aprovechamiento de desecho para procesar subproductos, como harinas y grasas, es igualmente un nicho con gran potencial para generar nuevos negocios en el rubro de fabricación de alimento para mascotas.

Hay que poner remedio

Por años, la crianza y engorda de pollos ha consistido en semillas, tal como en antibióticos y harina de origen animal (por lo general elaborada a base de pollo) como promotores del crecimiento.

Y en este sentido, aunque todavía están por comprobarse, las siguientes hipótesis señalan como causas del mal de la Enfermedad de la vaca loca, la fiebre aftosa y, últimamente, de la Gripe del pollo, los siguientes:

El uso prolongado de estos medicamentos, aumenta la resistencia de las bacterias naturalmente encontradas en el organismo, lo que reduce con el tiempo el efecto de los medicamentos al tratar una patología.

Se cree que el uso indiscriminado de las harinas de origen animal altera el código genético de los animales, ocasionando trastornos biológicos en su organismo.

Por estos motivos, es que la crianza orgánica de pollo se perfila como una prometedora alternativa de negocio.

Fuera enfermedades

De acuerdo con Martha Zárate, experta en producción de orgánicos y dueña de una granja, "para que el pollo sea considerado orgánico, debe ser criado sin antibióticos, sin hormonas y sin harinas de origen animal".

A diferencia de Europa, Canadá y Estados Unidos, en México el pollo orgánico es casi desconocido. En aquellos países existen granjas especializadas en su producción, mientras que aquí sólo unas cuantas cooperativas rurales y algunos pequeños productores han abrazado esta opción.

Los estados en los que se cría pollo orgánico son, el Distrito Federal en las delegaciones Tláhuac, Milpa Alta y Tlalpan; en el Estado de México, Texcoco; Tabasco y Yucatán, pero una buena parte del país presenta las condiciones para su cría.

"Actualmente, el precio de kilo de pollo orgánico al consumidor es de 70 pesos, en promedio", anota Zárate, lo que habla de que es una buena oportunidad para quien decida atender al creciente grupo de personas que buscan consumir esta carne blanca, sana, libre de hormonas y químicos.

Este negocio es viable, principalmente si ya cuentas con un criadero de pollos. Gana dinero con un alimento que poco a poco va abriendo mercados y adquiriendo adeptos en el mundo.

Inversión e infraestructura

Iniciarse en este negocio implica una inversión mínima de $50,000 pesos en adelante. Y los factores que se deben considerar para poner a trabajar una granja orgánica, son:

Instalaciones adecuadas. Lo mejor es contar con un terreno bajo; gallineros ventilados y libres de humedad, así como de corrientes de aire, bebederos, comederos, criadoras, termómetros y perchas. Las instalaciones deben contar con luz eléctrica.

"Es importante que las aves tengan suficiente espacio, que deberá estar protegido de ruido o del acoso de los depredadores; es decir, es necesario evitarles lo más posible el estrés a estos animales, porque la tensión baja su nivel inmunológico, lo que deriva en enfermedades", apunta la especialista.

Para criar 100 pollos son necesarios 100 metros cuadros de terreno, con un gallinero y lugar para que puedan pastar.

Sana alimentación. Según Zárate, lo mejor es comprar pollos de engorda, cuyo precio es de 20 centavos por cría, en media. Estas aves requieren alimentos ricos en proteínas y minerales, por lo que su dieta deberá estar compuesta por granos como trigo, sorgo, maíz, entre otros, además de alfalfa y germinados. Para el cultivo de este alimento, puede usar el humus que produce la lombriz de tierra que contiene altos niveles nutricionales y orgánicos.

Crianza sin estrés. Para criar pollo orgánico el proceso es igual al convencional, pero con una alimentación y trato diferentes: específicamente es importante evitarles el estrés, factor fundamental en la creación orgánica.

Cuidados médicos alternativos. En este sentido, especialistas de la Granja de la UNAM anotan que, aunque no se deben suspender las vacunas normales, hay que proporcionarles harinas a base de algas marinas y adicionarles probióticos (lactobacilos benéficos a la flora intestinal) para procurarles una mejor calidad de vida.

Mercados potenciales. La Granja Orgánica vende un promedio de 1,500 pollos al mes, teniendo como principales compradores a las amas de casa con niños pequeños, a personas con algún padecimiento y tiendas de autoservicio.

Ranking de producción

En el más reciente informe de la Food and Agriculture Administration of de United Nations (FAO por sus siglas en inglés), se registró una producción mundial de pollo de 59.8 millones de toneladas. Del total, 12 por ciento se destinó a la exportación, mientras el resto se ocupó para satisfacer las necesidades del mercado interno de cada país.

Los principales productores de pollo son, Estados Unidos con 24 por ciento de la producción mundial, le sigue China con 16 por ciento, Brasil con diez por ciento y México con el tres por ciento, ocupando el cuarto lugar como productor mundial.

En nuestro país los estados productores de pollo son Jalisco, Querétaro, Coahuila, Durango, Puebla, Nuevo León, Edo. de México, Guanajuato, Yucatán, Aguascalientes y Sinaloa.

Al cierre de 2004, la producción de pollo en México, criado con técnicas tradicionales, fue de 2.4 millones de toneladas, con un consumo anual per cápita de 22.4 kilogramos y se importó sólo el ocho por ciento. Las empresas más importantes en el sector son: Bachoco (mexicana), Tayson y Pilgrim´s (estadounidenses), según la Unión Nacional de Avicultores.

El toque mexicano

La comunidad hispana en Estados Unidos prefiere comer carne de pollo con la sazón de nuestro país. Aprovecha la autorización para exportar que inició en marzo pasado

Aunque la producción de pollo con valor agregado aún es incipiente en México, los avicultores nacionales deben expandir sus horizontes, así como su visión de negocios para alcanzar al atractivo nicho de mercado que se abre entre la comunidad hispana en el vecino del norte.

Ese grupo de gente no es atendido por los productores de pollo estadounidense, por una razón de gustos, pero también de incapacidades. La carne oscura, muslos y piernas, que prefieren los hispanos y mexicanos en ese país, Estados Unidos la destina al mercado japonés. ¡Este es un espacio de oportunidad para los mexicanos!

Debido a ello, los avicultores norteamericanos buscan el mercado que consume carne blanca, pechuga y alas.

Otro punto a favor es que los mexicanos residentes de ese país, casi 21 millones, se inclinan por el pollo con sazón mexicano. "Esa población prefiere esta carne procesada en flautas, enchiladas e, incluso, pollo enchilado", apunta José Luis Cruz del Consejo de Exportadores de Carne de Ave y Huevo de Estados Unidos (Usapeec, por sus siglas en inglés).

Hasta el momento, únicamente Bachoco, Pilgrim´s Pride y Tyson elaboran pollo procesado o con valor agregado, según la UNA, pero informa que a partir de que se abra la frontera norte, estas procesadoras podrían aumentar a 20, así como otras 400 podrían abastecer el mercado nacional y de exportación.

El sector prevé que las exportaciones lleguen a los 150 millones de dólares durante los próximos cinco años, lo que representaría el siete por ciento del valor de las importaciones que efectúa México.

Hasta ahora, sólo se espera que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos levante sus rigurosas restricciones y otorgue su aval al producto mexicano.

Algunos posibles estados exportadores son Sinaloa, Sonora, Nuevo León, Coahuila y Yucatán.

Huevo procesado

Por otro lado, también hay expectativas comerciales para el huevo líquido, muy usado en las cocinas de restaurantes, congelado y en polvo, hacia el mercado estadounidense. Los potenciales mercados que se podrían atender son: la industria panificadora, alimenticia y confitera.

Desde hace cuatro años, México atiende a los países árabes y a Japón, principalmente.

¡Avicultor mexicano, no te duermas en tus laureles!

El valor del desperdicio

Existe un gran potencial de negocio en procesar el desecho de pollo y gallinas, en la elaboración de alimento animal... aunque hacen falta recursos.

Procesar lo que hasta hoy era considerado desecho del pollo, picos, plumas y uñas, además de vísceras y piezas golpeadas, es para unos pocos una generosa fuente de ingresos, al utilizarlas para elaborar grasas y harinas que sirven como materia prima, por ejemplo, para alimento de perros y gatos.

El valor potencial estimado del mercado de estos subproductos es de 100 millones de dólares. No obstante, en México, actualmente se procesa tan sólo 46 por ciento de este tipo de desecho de pollo y gallinas, con lo que se está desaprovechando un 54 por ciento que podría contribuir a sustituir la importación de grasas y harinas por subproductos elaborados localmente.

En este sentido, las dos trabas para el crecimiento de este mercado son: el vacío de conocimiento por parte de los productores y, principalmente, la ausencia de infraestructura para procesar este desperdicio.

Algunos productores e investigadores del sector estiman que se podrían procesar anualmente 410 mil toneladas de desechos; no obstante, de las 19 plantas procesadoras o de rendimiento que se registran en suelo mexicano, sólo la transnacional Pilgrim´s Pride tiene capacidad de procesar un máximo de 2,288 toneladas de subproductos al mes.

Para que cada vez más emprendedores saquen jugo de este fértil nicho de mercado, son necesarios dos estrategias: la unión del sector de pequeños y medios productores, así como el apoyo del Gobierno para comprar maquinaria que, en 2003, registraba un costo de 2.5 y seis millones de dólares.