Emprendedores

Emprendedores-3159

Emprendedores-3159
Crédito: Depositphotos.com

Sabores sin calorías

El atractivo nicho de las bebidas light sigue arrojando fuertes ganancias. La experiencia de una empresa que le supo apostar

Eduardo Esquivel

Gracias al esfuerzo de un grupo de jóvenes emprendedores, los consumidores de El Bajío ya cuentan con una alternativa a los refrescos endulzados con azúcar o fructuosa, así como a las bebidas tradicionales light o sin calorías: aguas embotelladas con sabor a frutas. Y sus creadores se preparan para entrar con el pie derecho al resto del país.

A un año de su introducción en el mercado, las aguas de sabores sin calorías Kimo ya se posicionaron en el gusto de las personas de la región, en especial entre aquellos consumidores habidos de bebidas que no los suban de peso o que por prescripción médica no puedan consumirlos.

Y aunque la marca ha tenido un crecimiento significativo en sus ventas en el periodo de un año --en agosto de 2003, Kimo sólo vendió dos mil 400 botellas de aguas de sabores sin calorías de 500 ml. al mes; mientras que en 2004 la empresa reporta ventas de 48 mil botellas mensuales, ésta ha tenido que superar diversos obstáculos, anota Juan Pablo Liedo González, de 28 años, quien hoy es presidente de la compañía.

La tarea no ha sido fácil: se trata de una marca nueva en el mercado que no contó con grandes presupuestos para su introducción, además de no tener el respaldo de una compañía grande.

La idea de hacer aguas de sabores de frutas sin calorías surgió cuando un grupo de estudiantes veinteañeros de la carrera de mercadotecnia, en la Universidad La Salle de León --Juan Pablo Liedo, Alejandro Morones, Felipe Portilla, Christian Gómez y José Antonio Liedo-- se dieron cuenta de la gran demanda de refrescos light en la zona de El Bajío, y que no existía una marca regional que abasteciera ese gran mercado.

Eran muchas las voces que vaticinaban el fracaso de la empresa, por pensar que sería muy difícil competir contra de las grandes refresqueras; sin embargo, esto no detuvo a los jóvenes emprendedores, que iniciaron el proyecto con una mínima inversión de $12,500 pesos, que juntaron de sus ahorros.

Esta primera inversión se hizo buscando los sabores que satisficieran los gustos de los consumidores de la región. Para ello, Liedo González buscó sabores originales para sus aguas y después de muchas pruebas creó --con ayuda de Innofoods, una pequeña empresa de esencias y sabores de la ciudad de México, la cual logró satisfacer el gusto de los empresarios-- cinco sabores: tamarindo, mango, jamaica, naranja y mandarina; están casi listos los sabores uva y piña para llegar al mercado

Fiesta de etiqueta

La presentación del producto ha sido importante para la obtención de los buenos resultados de la empresa. Liedo González fue el encargado de diseñar la etiqueta autoadherible, la cual presenta una selección de colores con dos laminados, barnizado y con protección plástica. Esto evita que las etiquetas se despinten al contacto con el agua.

La aceptación que tuvo el producto en el mercado desde un principio hizo que mucha gente creyera en el proyecto. De esta manera, las aportaciones de capital para que las aguas de sabores Kimo crecieran, no se hicieron esperar. La compañía ha recibido préstamos de parientes y amigos, así como del Grupo Ligon, propietario de varias compañías en la zona. De esta empresa recibieron un 40 por ciento de su inversión.

Ventas a chorro

No cabe duda que su principal clave de éxito, con la que han dado batalla a las grandes compañías del ramo, han sido sus novedosas estrategias de ventas. Por ejemplo, al distribuidor de puerta en puerta se le da un margen de ganancia del 30 por ciento, lo que lo convierte en un producto muy atractivo, mientras que el comercio detallista tiene un margen mínimo del 35 por ciento.

El costo para el consumidor final también ha sido buen aliciente para incrementar las ventas, ya que el producto es dos pesos más económico que el de la competencia. Esto se debe a que la empresa tiene bajos costos de producción y a que las estrategias de venta y promoción han sido efectivas y con bajo presupuesto.

La novedosa forma que tiene Kimo para vender sus productos le ha redituado el mercado de El Bajío, ya que hoy la empresa cuenta con distribuidores en Toluca, Estado de México y Durango.

Para convertirse en distribuidor, en cualquier lugar de la República, es necesario contactar a la empresa y llenar una solicitud. El único requisito es hacer una compra mínima de diez cajas de 24 envases. El crédito sólo se otorgará en la cuarta compra, para lo cual se solicitarán referencias bancarias. Los precios no incluyen flete.

¿No te dio sed de ganancias? Los nichos no se acaban, encuentra el tuyo y explótalo.

En contexto

href=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=14292&flashquot>Resistencia de marca

href=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/chispazos/chis10229.html&flashquot>Ganancias burbujeantes

href=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=12262&flashquot>¡Azúcar!

href=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=11032&flashquot>Con colores y sabores

href=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=14353&flashquot>Un nicho emergente

Contacto

Kimo
Tel. (462) 633-7170 al 72
href=&flashquotmailto:jpliedo@cosemex.com&flashquot>jpliedo@cosemex.com
http://www.cosemex.com