Consultoría

Organizando el negocio

Organizando el negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Organizando el negocio Organizando el negocio Contenga sus emociones Experto en las grandes urbes RECUADRO

Organizando el negocio

Convierte el arte de organizar en una empresa en donde lo único quese apile sean las ganancias

Por Nichole L Torres

Al parecer, la industria de la organización está cobrandomás relevancia hoy que años atrás. Basta con echar unvistazo a cualquier parte: los roperos están que revientan de ropa; lasoficinas están desapareciendo entre pilas de papel; las salas y cocinas,están siendo devoradas por todo tipo de &flashquotcositas&flashquot.

Por si fuera poco, la demanda por manejar los montones de cosas que laspersonas acumulan en sus vidas cotidianas está creciendo. Por suerte,han surgido empresas para cubrir cada posible necesidad en este campo. Algunosempresarios se han convertido en organizadores profesionales; otros fabricanproductos para organizar.

De acuerdo con Barry Izsak, presidente de la Asociación Nacional deOrganizadores en Estados Unidos (conocida por sus siglas en inglés,NAPO) el registro en su organización se ha doblado en número enlos últimos dos años --tanto en miembros que son organizadoresprofesionales, como en miembros alternos (como fabricantes de productos para laorganización). Izsak dice, &flashquotEl conocimiento público estáaumentando. Nos estamos haciendo más evidentes.&flashquot

Indudablemente, los varios programas de televisión que se enfocan en elmejoramiento del hogar y transformaciones de la casa ha contribuido a levantarel perfil de la industria. Programas que se transmiten en la televisiónnorteamericana como Clean Sweep y How Clean is your House? deTLC, dedican horas cada semana a mejorar viviendas y eliminar el desorden. Laorganización es muy popular, y hemos descubierto que hay un rango deempresarios que ya se pusieron en acción: unos venden productos deorganización y suministros que permiten aprovechar cada espacio mientrasotros comparten sus servicios profesionales de organización. Inclusoencontramos una compañía constituida por empresarios quediseñaron todo un sistema para organizar documentos. Así quedescanse sus pies sobre esa pila de revistas en su mesa de centro,póngase cómodo, que es tiempo para algunas lecciones deorganización.

Contenga sus emociones

Con una formación de venta al por menor bajo la manga, Abner Wright IIIdecidió darle rienda suelta a su interés por laorganización en una empresa durante 1991. Wright, de 46 añosdice: &flashquotA todos les gusta organizarse. Algunos siempre son ordenados; algunos seponen ordenados de vez en cuando: una vez a la semana o una vez al año&flashquot.Gracias a que se dio cuenta de que la organización representaba unalucha constante para las personas, Wright vislumbró una oportunidad paraofrecer productos que ayudarían a los consumidores a mantener sus cosasen orden.

Investigó los productos que se ofrecían en su área ydescubrió que, aunque algunas tiendas vendían productos paraorganización básicos y artículos de almacenamiento,realmente no existía una tienda en su área de Winston-Salem,Carolina del Norte, donde los clientes pudieran comprar solamente ese tipo deproductos para satisfacer todas sus necesidades de organización.Abrió su primer tienda de Space Savers vendiendo &flashquotcosas que no pasan demoda&flashquot, en sus palabras. Vendiendo todo, desde organizadores para roperos hastasuministros de almacenamiento para la cocina, Wright dice que hay una demandacontinua para esta clase de artículos. Si alguien entra para comprar unorganizador de clóset un mes y satisface sus necesidades, Wright notaque esa persona regresará después a comprar artículos paraorganizar su sala, su garaje, su oficina en casa, etc. &flashquot Siempre estánbuscando la respuesta final&flashquot, explica.

Y no obstante que los clientes siempre están buscando ese productomágico para la organización definitiva, Wright confiesa que fuedifícil al principio determinar qué artículos mostrar ensu tienda. &flashquotTratar de elegir artículos que a todos les gusta fue un grandesafío&flashquot, dice. &flashquotPero eso siempre es un reto en la venta al por menor.Para combatir lo que ocurre por naturaleza en las ventas al por menor --querecae mucho en el azar-- Wright escuchó atentamente los comentarios decada persona que entraba en su tienda, además de las opiniones de sufamilia, amigos, empleados para ver que productos se vendían bien y eransolicitados por los consumidores.

En cuanto se puso en marcha, Wright empezó a sentirse másfamiliarizado con el tipo de productos que sus clientes querían, ydentro de un año, abrió otra ubicación de Space Savers ensu área. El crecimiento rápido continuó, y Wright loreconoce al narrar cómo abrió tres sucursales más en seisaños. Aunque representó una meta continua capacitar a nuevosempleados mientras adaptaba cada tienda al sabor local de cada área,Wright asegura que el servicio al cliente es lo que distingue a sucompañía. Sus empleados, por ejemplo, pueden dar consejos e ideassobre proyectos de organización al cliente; no sólo apuntan alpasillo de &flashquotProductos para oficina&flashquot.

Con el éxito de sus tiendas, Wright decidió expandirse alcomercio electrónico en 2002 para ajustarse a la tendencia hacia lacompra en línea y ampliar su nicho de organización a escalanacional. Wright espera que Space Savers (www.spacesavers.com) obtenga ventasde siete dígitos para 2004.

Experto en las grandes urbes

Fue el interés y su don para organizar lo que inspiró a LisaZaslow a renunciar a su trabajo en una oficina y empezar su empresa deservicios profesionales en organización. Oficialmente fundóGotham Organizers en 2000, esta habitante de la Ciudad de Nueva Yorktenía una formación en recursos humanos y asesoría.Mientras estaba de vacaciones en la casa de un amigo en 1999, fue a buscar unaservilleta en uno de los armarios. &flashquotEstaba completamente desordenado, convelas, adornos de Navidad, cosas de Pascua, soperas ...cosas regadas por todaspartes&flashquot, recuerda Zaslow, de 40 años, quien detrás de todoencontró una servilleta. Miré y dije, &flashquottengo que organizar esto.Mientras organizaba el armario en ese día tan hermoso y soleado, a unosmetros de la playa, me di cuenta de que tal vez esto era a lo que medebería dedicar.&flashquot

Cuanto más aprendía acerca del arte de organizar, más legustaba. Se puso en contacto con su organización local de NAPO paraaprender más sobre la administración del negocio, y empezóa prestar su servicio gratis entre amigos y familia, sólo para poner enpráctica su destreza. &flashquotSabía que me gustaba organizar cuando setrataba de mis cosas, pero no estaba tan segura que me gustaría hacerlopara otra persona.&flashquot

Este punto es clave y se tiene que analizar muy detenidamente en la faseinicial de cualquier empresa de organización. De acuerdo con Izsak, &flashquothayuna gran diferencia entre organizar para usted mismo y su familia y organizarpara gente ajena. Cada cabeza es un mundo&flashquot. Ya que organizar es un negocio muypersonal, es importante que los empresarios encuentren la solucióncorrecta para cada cliente. Izsak nota que la proliferación de programasde televisión que transforman casas ha levantado el perfil de losorganizadores profesionales, &flashquoty también prevalece la noción deque los organizadores entran, limpian a fondo, y que todo está bien&flashquot,dice. Sin embargo, comenta, &flashquotlos organizadores profesionales deben trabajarconjuntamente con los clientes para poder entender y ayudarlos a desarrollarsus propias maneras de organizar.

Aunque no es tan personal como una sesión de terapia, Izsak ha observadoel sentimentalismo que la gente ejerce sobre sus cosas. &flashquotEstamos trabajando conpersonas que no se deshacen de nada&flashquot, dice. &flashquotTienen cuestionespsicológicas que están afectando su habilidad de tomar unadecisión.&flashquot Eso explica todas las cajas en la esquina: las personas no sedeshacen de cosas porque no pueden determinar qué tienen que guardar yqué pueden dejar ir. Un organizador profesional necesita un ojo agudopara el detalle y un buen oído para escuchar las necesidadesespecíficas de sus clientes.

Sus destrezas en recursos humanos le ayudaron a Zaslow a oír lasnecesidades de sus clientes. &flashquotA menudo surge la vergüenza [sobre estar tandesorganizado]&flashquot, dice. &flashquotPero en cuanto me dejan entrar en su casa, agradecen elpoder hablar con alguien que no los va a juzgar.&flashquot Un desafío especialpara este tipo de empresa es conseguir que las personas que estánperpetuamente desorganizadas recuerden y cumplan con las citas. Para evitar quela dejen esperando, Zaslow confirma y reconfirma cada reunión con losclientes.

Esta emprendedora comenta que siguió trabajando como asesora de mediotiempo hasta 2002, cuando decidió dedicarse de tiempo completo a sunegocio. Su perfil creció rápidamente después de unaaparición en el programa de televisión Mission:Organization de HGTV. Después de enterarse en una junta de NAPOlocal que algunos productores estaban buscando organizadores, presentóalgunas propuestas. Fue elegida, y el programa de media hora hizo un perfil decómo organizó la casa de uno de sus clientes: un joven en laciudad. Después de eso, Zaslow se colocó como experta enorganización para los medios de comunicación locales, con lo queha logrado muchísima publicidad.

Zaslow, como muchos organizadores profesionales, cobra por hora por su trabajo.Izsak reconoce que los honorarios varían ampliamente, dependiendo delnivel de experiencia del organizador, como el tipo de trabajo, aunqueseñala que muchos cobran entre $50 y $200 por hora.

Con su compañía en pleno crecimiento y sus ventas de 2004proyectadas en $100,000. Zaslow todavía encuentra el tiempo paraenseñar sus secretos a otros empresarios aspirantes a organizadoresprofesionales. Es su pasión, después de todo. &flashquotHay un sentidoinmediato de resultados&flashquot, dice. &flashquotEs un cambio dramático tanto visual yen tu vida.&flashquot

El cambio visual es lo más importante para los fundadores de Russell +Hazel, un fabricante de suministros de oficina en Minneapolis. Los fundadoresprevieron productos organizadores para oficinas y artículos escolarestanto funcionales como modernos. El objetivo de Chris Plantan, 44 años,y sus cofundadores Barbara Giangrossi, 46 años; Cynthia Knox, de 41;Darin Opperman, de 44, y Kobe Suvongse, de 44, fue crear artículos paraoficinas que no incluyeran las carpetas amarillas aburridas y manejar colores yestilos más modernos.

A Plantan se le ocurrió la ingeniosa idea mientras trabajaba comoarquitecta. Era importante en su campo tener una carpeta interesante y a lamoda así que solía construirla ella misma. Viendo el potencial,Plantan convenció a sus amigos y conocidos de que la ayudaran aconstruir un negocio y obtener financiación. El quinteto despegóen 2002, trayendo a la mesa la formación combinada en arquitectura,comercialización de productos al por menor y diseñográfico.

Plantan anota que uno de los desafíos más difíciles queRussell + Hazel enfrentó fue encontrar a un fabricante para susproductos especializados. &flashquotLos fabricantes estaban listos para hacer productosprimarios y hacerlos más baratos&flashquot, recuerda. &flashquotDijimos quequeríamos un producto bien diseñado y no nos importa si costabamás.&flashquot La compañía también se concentró enfabricar una cantidad menor de productos para hacerlos llegar másrápido al mercado, e hicieron un tipo de grupo de enfoque de vida real:enviaron 50 paquetas de prueba compuestos de sus productos reciéndiseñados a profesionales jóvenes en Canadá, Francia, elReino Unido y Estados Unidos, pidiendo retroalimentación.

En cuanto consiguieron la aprobación de los examinadores, las fundadorasde Russell + Hazel primero se concentraron en desplazar los productos entiendas boutique más pequeñas. Y debido a que los productosestán diseñados a la moda, también los comercializaronbajo la categoría Obsequios. &flashquotMuchos de nuestros primeros clientesfueron tiendas de regalos y tiendas de artículos de papeleríapequeñas&flashquot, recuerda Plantan. &flashquotIncluso nos llamaron tiendas de diferentesmuseos.&flashquot

Con ventas esperadas de $1 millón en 2004, los productos de Russell +Hazel ahora se encuentran en tiendas minoristas como The Container Store yUrban Outfitters, en la Unión Americana, y la compañíaplanea ampliar su línea de productos para ayudar a las personas aorganizar sus oficinas tanto en su trabajo como en sus oficinas en casa.&flashquotSiendo una firma joven y fresca, queremos quedarnos pequeños yágiles. Así, podemos mantenernos un poco adelante de lastendencias en tanto a los diseños y colores&flashquot, comenta Plantan. &flashquotHa sidomuy divertido, descubriendo que estos productos que lo ayudan a organizarse sonrealmente accesorios personales, y la gente los compran como si fueran zapatoso bolsos.&flashquot

Ya sea que usted decide guiar a otros en los métodos para vivirorganizado, o diseñar y vender los productos que los ayudarán aeliminar el desorden, es un campo que está preparado para elcrecimiento, de acuerdo con Izsak. Las personas van a continuar luchando contraeste problema [de la organización personal], y esta necesidadcontinuará creciendo&flashquot, dice. &flashquotNo veo que las demandas de &flashquotmástiempo&flashquot se aminore en las personas. Los organizadores profesionales llegaronpara quedarse; esto no es una moda pasajera.&flashquot

1930

RECUADRO

La industria de la organización está llena de oportunidades,según Barry Izsak, presidente de la Asociación Nacional deOrganizadores Profesionales en Estados Unidos, (NAPO, por sus siglas eninglés). Pero advierte que aunque la organización está enboca de todos, toma más que sólo el interés agudo en ellapara hacerse un empresario próspero. Usted tendrá queperfeccionar tanto su empresa como sus destrezas en organización parahacerse un organizador profesional. Anota que una manera de entrenarse paraatender esta industria y aprender cómo funciona, es trabajar con unacompañía de organización profesional más grande.

El área de organización residencial sigue siendo un segmentopopular, dice Izsak, pero los organizadores pueden especializarse eninnumerables áreas de la organización como colecciones, objetosde interés, fotografías, garajes y traslados. Usted podríaespecializarse en grupos específicos como estudiantes o ancianos.También podría ofrecer sus servicios como organizador deoficinas.

Como cualquier otro negocio, haga su investigación y averigüecuánto están cobrando en su área por servicios deorganización similares, y échale un ojo a la oficina de NAPOlocal (www.napo.net). Y si decide empezar de medio tiempo en las tardes y losfines de semana, tome en cuenta que eso quiere decir que usted no podráapuntar al mercado de las oficinas. Izsak sugiere tratar de hacerlo en fases,como añadir los lunes y viernes a su programa, hasta que pueda dedicarsede tiempo completo.

Pero no olvide permanecer organizado usted mismo, especialmente cuandorequieran sus servicios. Calcule el tiempo que pasará con clientes, sinperder de vista el tiempo de viaje para encontrarlos. Deje suficientes horaspara lograr sus propias tareas administrativas, como llamadastelefónicas y contabilidad. Se trata de que usted pueda ser tantoinstructor como un ejemplo para sus clientes.