Consultoría

¡Asóciate

¡Asóciate
Crédito: Depositphotos.com

¡Asóciate ¡Asóciate!

¡Asóciate!

Estos 6 elementos te ayudarán a encontrar el mejor complemento paraemprender

Carlos Ruiz*

Una de las preguntas más frecuentes que se hace quien empieza unnegocio, es si debe asociarse con alguien, sea un familiar, amigo o conocido. Yen caso de tener una respuesta afirmativa, cómo hacerlo y en quéfijarse para que la asociación resulte un éxito.

Podríamos hacer una analogía. Digamos que asociarse es casi comocasarse: hay ilusiones basadas en deseos. Con el matrimonio se entra en unjuego distinto al del noviazgo, con otras reglas. A veces, las ilusiones cedenpaso a una realidad difícil que se impone. Sin embargo, no por ello laspersonas dejan de casarse. Y a pesar de las dificultades, todavía haymatrimonios felices, basados en el deseo de construir juntos unarelación.

¿Qué aspectos y características hay que distinguir a la horade elegir socios?

1. La diferencia entre amigo y socio. Una cosa es relación deamigo y otra relación de socio. A los amigos se les busca porcompatibilidad afectiva: &flashquotme caen bien&flashquot. A los socios, por compatibilidadefectiva: &flashquotlogramos cosas juntos&flashquot.

2. La asociación está basada en principios. No basta uncontrato legal de asociación, por bueno y extenso que sea; aunque noshaya tomado mucho tiempo hacerlo, con la asesoría de abogados muycompetentes. Esto permite que dos personas puedan enfrentar con éxitouna situación difícil, como lo es iniciar una empresa, no es laposible perfección del contrato, sino la calidad personal de quienes losuscriben: compartir valores sanos.

3. Complementariedad. Es necesario buscar cuidadosamente lacomplementariedad en una asociación. ¿Casos de éxito? Apple(Jobs y Wozniak), Hewlett-Packard (Hewlett y Packard), Bimbo (Lorenzo y RobertoServitje), entre otros ejemplos.

Este elemento explica en mucho la razón de éxito de la empresa.En general, uno de los dos socios --Jobs, por ejemplo-- es másvisionario, maneja las relaciones públicas, es extrovertido,estratégico y orientado al mercado. Wozniak, por su parte, es másdirigido a la operación: ordenado, metódico y concreto. En otraspalabras: uno vuela y el otro aterriza.

4. Confianza. Normalmente uno inicia un negocio con alguien en quienconfía. Esto suele suceder con los amigos, aunque, comomencionábamos antes, la amistad no debe ser la única razónpara asociarse con alguien.

5. Claridad de reglas. A pesar de la importancia de tener los mismosprincipios, subsecuentemente es esencial poner reglas lo más clarasposible. Vale la pena recordar el refrán popular &flashquotCuentas claras:amistades --y negocios-- largos&flashquot.

6. Una idea final. Se trata de una reflexión sobre la amistad,pero sirve también para subrayar la importancia de elegir bien alcompañero en el mundo empresarial: es más importante el socio queel negocio.

* Profesor-Director del Área de Política de Empresa yDirector del Programa Master en Dirección de Empresas para Ejecutivoscon Experiencia en el Instituto Panamericano de Alta Dirección deEmpresa, IPADE.