Emprendedores

José Manuel Agudo

José Manuel Agudo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

José Manuel Agudo José Manuel Agudo

José Manuel Agudo

El fundador de Hipotecaria Su Casita comparte algunos de los ingredientesque han hecho prosperar su empresa

Marielena Vega

A veces ocurre. Tienes una buena idea de negocio, pero el entornoeconómico no favorece su desarrollo. Ante esta situación, losemprendedores tienen dos pasos a seguir: perseverar en su intento y adecuar laidea a la realidad imperante en el momento.

Así lo hizo José Manuel Agudo Roldán, arquitecto que en1979 tuvo la visión de construir un negocio que permitiera que elestrato poblacional con menos recursos fuera capaz de adquirir su viviendamediante una figura hipotecaria.

Si bien los empresarios de hoy contemplan al segmento de menos recursos comouna vasta posibilidad de negocio, hace poco más de 30 años laidea se consideraba disparatada. Por eso, Agudo debió pelear por su ideay modificar la estructura de la empresa que proponía al menos unas 10veces, ya que el objetivo del negocio --desde ese momento y hasta nuestrosdías-- plantea atender a la gente de menos recursos, con una tasa deahorro que se pueda ajustar al perfil del ahorrador, con diversos esquemas depago.

En ese entonces, el proyecto era difícil de asimilar tambiénporque no encajaba en el molde que entonces se tenía de un banco o dealguna de las figuras financieras existentes en esos tiempos. Por si fuerapoco, la banca mexicana se encontraba en proceso de privatización.

&flashquotCuando planteaba el proyecto las autoridades hacendarias, me respondíanque no era posible concederme el permiso para conformar un banco concaracterísticas más amplias cuando en esa época seperfilaban compradores para la banca mexicana; por estas mismas razones, laComisión Nacional Bancaria se opuso a la creación de lahipotecaria&flashquot, recuerda Agudo Roldán.

La importancia del conocimiento y La clave del éxito así como laCronología de una idea...

en palabras de Agudo, en la versión impresa, ejemplar mayo 2005.