Consultoría

El Fracaso

El Fracaso
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El Fracaso El Fracaso La noticia en recuadro

El Fracaso

Cómo rebotar del fracaso para encontrar el éxito en unaempresa

Por Nichole L Torres

Algunas de las empresas más prósperas del mundo entero llegaron aserlo sólo después de vivir algunos fracasos importantes. Deprimeros prototipos que no funcionan a servicios no aptos para todas lasáreas geográficas, una empresa primeriza puede enfrentarse a suprimer fracaso con cierta rapidez. Pero, como empresario, ¿puedes volvera la refriega y empezar otra vez, exitosamente?

Por supuesto, dice Raymond Yeh, coauthor con Stephanie Yeh de El Arte de laempresa: en las huellas de los gigantes. En el libro, los escritores citanlas historias de compañías de la talla de AOL e Intel, destacandosus fracasos y las soluciones por las que esos empresarios optaron para seguirluchando. &flashquotEl fracaso de la empresa es parte del proceso&flashquot, dice Raymond.Incluso las mentes más brillantes se permiten cometer errores, quitarseel polvo, y aprender de ellos para empezar otra vez.

Después de sobrevivir un fracaso en tu empresa, la primera cosa quedebes haces es tomar algunos pasos hacia atrás y evaluar lasituación. &flashquotHaz una lista de lo que hiciste bien y de los puntos en losque te equivocaste&flashquot, recomienda Raymond. &flashquotObserva desde tres mil metros dealtura. Si analizas todo el panorama, y te ves muy pequeño frente a lasituación, encontrarás una buena perspectiva para actuar&flashquot.Invierte tiempo en dar respuestas a preguntas objetivas; sé honesto. Hazanotaciones sobre tus primeros pensamientos, y definitivamente toma el tiemponecesario para reflexionar.

Este ejercicio ayudó a Lunden De 'Leon a reagruparse después deque su empresa de relaciones públicas fracasó en noviembre 1999.Había empezado en enero de ese año, firmando contratos conalgunos clientes de la industria del espectáculo. Sin embargo, esosprimeros clientes (actores desconocidos) firmaron contratos con otras firmas derelaciones públicas más grandes el momento en que sobresalieron yDe 'Leon se vio forzado a cerrar sus puertas después del éxodomasivo. &flashquotMe sentía como una pérdida completa&flashquot, recuerda esteemprendedor de 30 años.

Tomo tiempo para recuperarse, regresó a la universidad y ahí seinteresó en el negocio de música. &flashquotPensé en iniciar mipropia compañía discográfica, y luego el miedosaltó&flashquot, reconoce De 'Leon. &flashquotPensaba en que no podría pasar por eldolor y la vergüenza otra vez si esta compañía fallaba.Luché contra la idea durante un tiempo, pero con el estímulo demi familia decidí hacer un intento.&flashquot Con la experiencia de su primeraexcursión, la nueva estrategia para Dirrty Records de De 'Leon fuefirmar contratos exclusivos con sus clientes y pedir ayuda de su familia en latoma de decisiones importantes para su empresa en Beverly Hills, California.Actualmente, su nueva empresa reporta 3.5 millones de dólares en ventasanuales.

Vencer el miedo --ese sentimiento de ser muy precavido después de unamala experiencia-- es el desafío más grande para empresarios desegunda vez. Mark Judd, de 41 años, fundador de Bidco Marine Group, unaempresa de construcción submarina, mantenimiento y servicio deinspección en Búfalo, Nueva York, tuvo que vencer sus recuerdosnegativos en la operación de su primer negocio. Durante la puesta enmarcha de sus dos compañías de buceo previas, Judd no tuvo uno,sino dos socios, ambos con falta de escrúpulos. Después de queesos riesgos fallaron, en 1991 y 1992, respectivamente, empezó otra vezen 1993, esta vez con un sentido de precaución respecto a las relacionesde la empresa. Ahora, después de rodearse de personas dignas deconfianza, Judd ha sido capaz de construir su empresa a 15.6 millones dedólares en ventas para el año 2003.

El éxito después del fracaso comprueba que los emprendedoresmás que ingeniosos, son fuertes.

La noticia en recuadro

Si tu empresa ha fallado y quieres empezar nuevamente, Stephanie Yeh, coautorade El arte de la empresa, sugiere que te preguntes lo siguiente acercade tu primer negocio:

* ¿Puse al cliente en el centro de mi universo? &flashquotLos empresarios se puedenentusiasmar con cualquier idea caliente... y no pensar en el cliente&flashquot, diceStephanie.

* ¿Estaba apasionado por esta empresa? ¿Por qué queríahacer esto? ¿Era sólo por dinero?

* ¿Me centré en un segmento específico? ¿En un espaciocompetitivo, hice una oferta de compañía diferente, o era unriesgo de &flashquotyo también&flashquot? ¿Era mejor, más barato, másrápido que la competencia?

Revisar estos temas de manera sincera y profunda puede ayudarte a preparar elinicio de tu nuevo negocio.