Emprendedores

Sello de distinción

Sello de distinción
Crédito: Depositphotos.com

Sello de distinción Con Sello de Distinción Cadena de Trabajo De la Vista Nace el Amor Organización Familiar Contacto

Con Sello de Distinción

Un grupo de hermanas lanza exitosamente una cadena de tiendas dedecoración

Por Minerva Vacio

Hasta los años 60, la elegancia en la decoración en Méxicoestuvo definida únicamente por los estilos franceses e ingleses, unaherencia decorativa que se venía arrastrando desde la época delPorfiriato (previa a la Revolución Mexicana) y que por mucho tiempoobstaculizó la entrada de ideas más actuales.

Enmedio de tanto rigor decorativo, hace casi 30 años surgióDupuis, una pequeña empresa familiar de decoración mexicana, quedecidió empezar a diseñar objetos que describieran un estilomexicano y fueran una alternativa para hacer contrapeso a los rígidosestilos europeos.

La inquietud por diseñar nuevos objetos fue proyectada por las hermanasGeorgina, Cecilia y Alejandra Prieto, quienes en su infancia convivieron condestacados arquitectos y artistas mexicanos, entre ellos el famoso arquitectoLuis Barragán, de quienes recibieron su influencia estética.

El estilo sobrio y mexicano contemporáneo de Barragán fue unapoderosa fuente de inspiración para el proyecto Dupuis. Retornar a losorígenes de los ricos estilos artesanales, fue el punto de partida paralas hermanas Prieto, quienes utilizaron las caballerizas de la casa paterna,ubicada en un barrio residencial de la Ciudad de México, y unainversión inicial de $50 mil pesos para levantar la primera sede deDupuis.

El vidrio soplado, el barro, la talavera, los deshilados y el uso utilitariodel pewter, le deben su renacimiento e introducción al universo de laornamentación, a esta casa de artículos para regalo ydecoración.

Alejandra Prieto encabeza las diferentes sucursales de Dupuis (tres en laCiudad de México, una en Guadalajara, una en Monterrey, Guatemala,Colombia, San Diego y Phoenix) y reconoce que tuvieron la visión paraencontrar todas las posibilidades de la artesanía mexicana.

&flashquotEl mejor ejemplo de esto es la talavera. Cuando empezamos a trabajar con ella,estaba casi en desuso, así que solicitamos a los pocos artesanos queconocían esta antigua técnica que la retomaran, y conseguimos quese reviviera algo que estaba a punto de ser olvidado&flashquot, narra Alejandra.

Cadena de Trabajo

Gran parte del mérito de las hermanas Prieto, además de suvisión decorativa, fue establecer fuertes lazos de trabajo con artesanosrurales de distintas partes de México.

Con ellos han buscado desarrollar un nuevo lenguaje decorativo que mezcla laelaboración tradicional de las artesanías con nuevos detallesestéticos, lo que se traduce en la fabricación de piezascontemporáneas en sus talleres.

Al lograr este objetivo, en los lugares de origen de esos trabajadores,generaron una importante derrama económica. Hoy, Dupuis es unareferencia de la alta artesanía mexicana, y una fuente de trabajo.

&flashquotMuchos de los artesanos que localizamos trabajaban en los patios de sus casasy no querían producir más de lo que ya hacían. Cuandovieron que les íbamos comprando toda su producción, se fueronampliando y actualmente varios de ellos tienen ya sus fábricas o grandestalleres. Insistimos con mucha gente porque sólo ellos conocíanlas técnicas más antiguas. Por ejemplo, en Puebla se siguenrealizando trabajos de marquetería igual que se hacía hace dossiglos y esto es muy valioso. Nos dimos cuenta de que podíamos rescatarmuchas tradiciones y fue lo que nos convenció de que podíamoshacer muchas cosas.&flashquot

De la Vista Nace el Amor

Desde finales de los años 80, el concepto de la decoraciónempezó a cambiar radicalmente.

Anota Alejandra, &flashquotDupuis sigue las nuevas tendencias, pero siempre bajo lalínea mexicana. Pienso que nuestro estilo es una especie de mestizajeentre lo europeo y las tradiciones mexicanas, y el resultado son piezas conmucha pureza y refinamiento&flashquot.

Otro acierto fundamental es su forma de exhibir los objetos en sus tiendas.Todas las tiendas poseen la influencia del estilo de Barragán y cadaespacio está decorado como una propuesta para cada área de unacasa. En un baño se puede ver la armonía que existe entre lastoallas, jabones, espejos y cepillos de dientes. Lo mismo en una sala, lossillones invitan a sentarse en ellos, acariciar sus telas, apreciar cadadetalle.

&flashquotMis hermanas y yo descubrimos que las cosas lucen mejor si se les ubica enfamilias, esto es, poner objetos en conjunto pero de diferentes tamaños.Las piezas adquieren dimensión y la variedad curiosamente las hacemás fuertes. Por ejemplo, en una mesa ponemos diferentes marcos juntoscon las imágenes más importantes, pero los colocamos dediferentes tamaños. La gente ve la variedad y le inspira muchas ideaspara sus propios espacios.&flashquot

Organización Familiar

Hace unos años, con el fallecimiento de Georgina, se unió algrupo Roberto Palacios, el esposo de Alejandra, en la parte administrativa delnegocio. Su crecimiento ha sido rápido y exitoso, y para este añoesperan exportar US$ $2 millones en mercancía a sus tiendas en elextranjero.

&flashquotCada uno de nosotros se enfoca en un área determinada. Yo buscoproveedores, Cecilia se encarga de los aparadores y la decoración de lastiendas, y Roberto de las finanzas. Esto nos permite una organizaciónmás estratégica, que nos ha ayudado a encontrar socios en otrospaíses&flashquot, precisa Alejandra.

Trabajar con un ejército de artesanos y al ritmo de su propiaproducción es el factor que determina su crecimiento.

&flashquotNosotros les aseguramos trabajo a estos artistas y ellos nos aseguran lamercancía. Hemos ido comprando de acuerdo con nuestro crecimiento.Contamos con una fábrica de muebles de madera, pewter y tapizados enTláhuac. Lo que hacemos es depurar los estilos, perfeccionarlos yhacerlos más prácticos. Esto nos ha creado la fama de ser caros,pero tenemos productos de distintos materiales que nos ayudan a variar nuestroprecio. Además del diseño, lo que determina el precio son,justamente, los materiales. No creo que seamos más caros que muchosotros productos importados&flashquot, detalla.

Desde principios de los 90, el diseño contemporáneocomenzó a ofrecer diversas alternativas y surgió un auge deproductores nacionales. Dupuis empezó a padecer el problema delplagio.

&flashquotActualmente nos copian casi todas nuestras cosas, el plagio no es el problemaprincipal al que nos enfrentamos, sino el hecho de que nos encontramos la mismapieza que nosotros producimos, pero de muy mala calidad y con materiales muyperecederos. Por supuesto, a precios altos y muchas veces con nuestra firma.&flashquot

Esta circunstancia ha hecho a Dupuis concentrarse aún más endesarrollar nuevos productos, sin descuidar por ningún motivo lacalidad. Su secreto ha sido no seguir todas las tendencias (el plástico,por ejemplo, es un material que no emplean), sino enfocarse en materialesnaturales e infundirles un estilo verdaderamente mexicano. Ese es el sello dedistinción de la firma fundada por tres mujeres con un excelente gusto yuna visión emprendedora.

Contacto

Dupuis, Tel. 5840-2540, 5840-4534, Internet: http://www.dupuis.com.mx