Consultoría

El gusto de dar

El gusto de dar
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El gusto de dar El Trabajo Voluntario Buena Imagen a un Costo Bajo El Tamaño No Importa Algunos Tips Prácticos Contactos

El Trabajo Voluntario

Descubre cómo y por qué involucrar a tu personal enactividades de voluntariado

Por Chris Penttila

En opinión de Joan Baron, gerente de Alternate Access Inc., unacompañía de telefonía por computación en EstadosUnidos, un día de trabajo está lleno de pequeñosdetalles.

Pero lo que hace que su día sea más atareado es su labor comovoluntaria en el Proyecto Tanzania, un grupo que busca soluciones a la pobrezay a los problemas de la hambruna en Africa. Durante las horas de oficina, Baronse da tiempo para enviar unos cuantos correos electrónicos y faxes enfavor de la organización, o le dedica algunas horas después de lajornada. &flashquotHacer trabajo voluntario es parte de mí&flashquot, afirma.

El voluntariado también forma parte importante de la vida de lospropietarios de Alternate Access, Kelly y Adrienne Lumpkin. En los sieteaños de historia de la empresa, el servicio a la comunidad ha sido unaenriquecedora distracción durante la etapa de crecimiento de lacompañía. Adrienne Lumpkin participa en Junior Achievement, y seconocieron cuando trabajaban en su maestría en Administración deEmpresas en la universidad; los dos eran voluntarios en la mismaorganización de la universidad.

Pero, ¿de qué le sirve al empresario promedio de unacompañía muy activa y en expansión, dejar que losempleados realicen trabajo voluntario durante las horas de trabajo? De mucho,en opinión de Adam J. Goodman, director de LEAD Institute,organización de investigación empresarial de la Universidad deColorado. Goodman afirma que las compañías con buenos programasde voluntariado han incrementado la retención de empleados,además de elevar la moral y el trabajo en equipo.

Buena Imagen a un Costo Bajo

Joan Baron es sólo una más del creciente número detrabajadores que desea servir a la comunidad como una forma de devolver algo.Una investigación realizada en 1999 por el Sector Independiente, grupoque impulsa el trabajo voluntario y la filantropía, reveló que en1998 cerca de 109 millones de adultos de 18 años y más (enEstados Unidos), trabajaron como voluntarios, mientras que en 1995 elnúmero fue de 93 millones. Se calcula que estas personas destinaron asus actividades voluntarias alrededor de 19.9 horas, por las que, comoúnico pago, recibieron las gracias.

Pero ¿por qué? Es un síntoma de la época. La gentecon buen salario quiere devolver algo y aprecia que sus jefes tengan concienciasocial. Admitimos que el servicio a la comunidad es una virtud, sobre todo paralos empleados jóvenes, que buscan integrarse a compañíasque los valoren, comenta el coordinador de reclutamiento John Worth de DeloitteConsulting, firma que hace poco reunió a 500 empleados en Atlanta paraestablecer un parque en una zona de bajos ingresos. El trabajo voluntario se haconvertido en una importante herramienta de reclutamiento y retención deempleados tanto para Deloitte como para otras grandes empresas, y lasmás pequeñas han empezado a comprenderlo.

El trabajo voluntario también se ha integrado a diversos planescomerciales. Una investigación realizada en 1999 por Points of LightFoundation reveló que 81 por ciento de las empresas investigadashabía incorporado el trabajo voluntario a sus estrategias empresariales,mientras que en 1992 la cifra fue de de 31 por ciento. Paracompañías como Pillsbury, el voluntariado es una manera dereorganizar a los empleados o de prepararlos para puestos administrativos.Pillsbury averigua cuáles son las aptitudes de las que carecen susempleados y busca proyectos comunitarios para ayudarlos a pulirlas.

El trabajo voluntario del empleado también funciona en cierto sentidocomo la mejor mercadotecnia de imagen de bajo costo para unacompañía. El público valora el voluntariado más quela filantropía y es más sencillo justificarlo ante losaccionistas, señala Steve Rochlin, director de investigación ydesarrollo de políticas para el Boston College Center for CorporateCommunity Relations.

El Tamaño No Importa

La capacidad organizativa y de solución rápida de problemas delas compañías jóvenes las convierten en el elementonatural para el servicio comunitario, aunque es común que losempresarios tengan la percepción errónea de que el tamañopuede frenar su participación en proyectos voluntarios, sobre todocuando equiparan el voluntariado con el de las grandes empresas y con losmillones que aportan como donativos, así como sus programas derecaudación. Además, por lo general las compañíasjóvenes no tienen un director de recursos humanos, por lo que lacoordinación toma mucho tiempo cuando éste ya es escaso. Aunquepiensan que no pueden hacerlo, el tamaño no es un problema, comentaJeffrey Hough, exvicepresidente de asuntos gremiales de Points of LightFoundation, Washington, D. C.

Y no sólo hay que considerar a los directivos y a los patrocinadores dela empresa, salida típica que adoptan los empresarios cuando se trata deservicios a la comunidad. Hay que ahondar más para comprometer a losempleados. Nueve de cada 10 veces los empleados desean alguna oportunidad detrabajo voluntario pero no saben cómo abordarlo, señala Hough. Elestudio del Sector Independiente encontró que 90 por ciento de laspersonas se adhiere a un proyecto de voluntariado cuando se le solicita, entanto que sólo 22 por ciento lo hace por iniciativa propia. Al igual quecon muchos otros aspectos comerciales, toca al director señalar elcamino.

Vincular el servicio a la comunidad con la misión de tu empresa esrelativamente sencillo.

Los técnicos de una pequeña compañía desoftware, por ejemplo, se toman unas cuantas horas del díalaboral para instalar computadoras en un centro para personas mayores y luegoles enseñan a dominar su miedo a la tecnología. De este modo, elesfuerzo voluntario se vincula con la finalidad comercial de lacompañía, se fomenta el espíritu de equipo entre losempleados y se consigue un respiro a la carga de trabajo cotidiana.

Si pasan 80 horas a la semana en una oficina, el trabajo voluntario se traduceen menor tensión, señala Susan Ellis, presidenta de EnergizeInc., empresa de capacitación, asesoría y edicióninternacional especializada en trabajo voluntario. En estas épocas lagente labora muy duro, de modo que el trabajo voluntario es saludable.

En Alternate Access, Kelly y Adrienne Lumpkin no incluyen el voluntariado en sumisión, y no pueden pagar tiempo extra, pero son flexibles con aquellosempleados que desean participar en proyectos de servicio a la comunidad. Sufilosofía se ha filtrado hasta sus empleados: por lo menos cinco de los12 empleados, incluyendo a Joan Baron, han colaborado en proyectos voluntariosindividuales dentro de su horario de trabajo y, el año pasado, todo elpersonal participó en las competencias olímpicas especiales de laciudad, entregando medallas y haciendo mantas. Kelly Lumpkin considera que elservicio comunitario es un elemento primordial en el desarrollo de una persona.El voluntariado te saca de tu concha y te permite ver la del vecino, afirma. Espreciso soltar a los empleados para que aprendan cosas; hay que estimularlo yno hay que temerle.

Una solución sencilla para un posible descenso en la productividad esque tu compañía destine un día a la semana al trabajovoluntario, además de propiciar horarios flexibles. Elabora un programarotativo por adelantado, que permita a algunos empleados ampliar el horario decomida para participar en algún proyecto. La planeación permiteque todo mundo sepa a qué atenerse y cómo adaptarse a ello.

Es importante que el servicio a la comunidad no parezca una orden. Lamentalidad militar de &flashquotmás te vale hacerlo&flashquot no es un buen métodopara estimular el espíritu de servicio entre los empleados, ya quepensarán que es una obligación y no un deseo, y el entusiasmo sedesvanecerá.

Otros no querrán ser voluntarios, al margen de los proyectos de que setrate. Simplemente, échalo a andar. A algunas personas se les ve en lamirada su disposición a participar; a otras, no, señala Lumpkin.Los empleados que participen lo verán como un beneficio de la empresa yes probable que se sientan mejor consigo mismos y con su empleo. Baron afirmaque el trabajo voluntario la estimula para hacer mejor las cosas, lo que aveces significa largas horas en la oficina. Pero saca adelante su trabajo ysiente que establece una diferencia en cómo ve a su jefe: &flashquotme sientoaceptada por ser quien soy, no estoy relegada. Realmente creo que los jefes queapoyan el voluntariado crearán lealtad, devoción ymotivación entre sus empleados&flashquot, asegura

Algunos Tips Prácticos

Un buen programa de trabajo voluntario para empleados es reflejo de la culturay los valores de una compañía. Reflexiona hasta dóndequieres llevar tu participación con la comunidad de aquí a cincoaños; cómo puedes modelar tu imagen mediante este tipo de trabajoy el papel que desempeñarán los empleados.

Aquí te presentamos algunas sugerencias.

1. Averigua qué sucede. ¿Qué proyectos soncríticos en tu colonia, comunidad o estado? La asociación devoluntarios de tu zona, las autoridades o los diversos centros de voluntariosdel país son una magnífica fuente de información. Conocerlos problemas no sólo te ayudará a elegir los proyectos y dar atus empleados más motivos para participar, sino que tambiénpondrá a tu empresa al tanto de lo que sucede en tu ciudad.

Con un poco de suerte y planeación, incluso podrías igualarte conlas compañías fuertes de tu zona que realizan proyectossemejantes, crear oportunidades de redes de trabajo e incrementar laatención de los medios.

2. Analiza. Indaga entre tus empleados en qué proyectos lesgustaría participar si tuvieran tiempo. Esto te permitirádescubrir cuáles proyectos sobresalen por ejemplo, laalfabetización o el trabajo con jóvenes discapacitados, ycomprobar si hay una correspondencia entre las necesidades de la comunidad ylos intereses de tus empleados. Ellis sugiere colocar un pizarrón en elsalón de descanso donde los empleados anoten los proyectos que conozcan.Dedica un poco de tiempo para analizar este tema. Quizá alguien delpersonal quiera funcionar como coordinador de voluntarios o de enlace con lasorganizaciones comunitarias.

3. Haz una combinación de proyectos de grupo e individuales. Losbeneficios de formar un equipo no provienen sólo de los proyectosindividuales. Plantea un proyecto comunitario que involucre a todo el personaly lograrás que todos trabajen en conjunto. Haz saber al grupo quésignifica su presencia en proyectos voluntarios para la compañíay para la comunidad. Haz un reconocimiento a los empleados que se ofrezcan comovoluntarios. Entérate de lo que hacen y lo que están aprendiendocomo voluntarios.

A fin de cuentas, promover el voluntariado en tu compañía essimplemente cuestión de convertirlo en una prioridad y, entre máspronto, mejor. Y en la medida que la empresa crezca, podrás considerarremunerar de alguna manera este trabajo. Por el momento, incorpora el trabajovoluntario en la misión así como en el plan formal de tu empresa.Si lo haces desde el principio, afirma Hough, se volverá el cimientosobre el que crezca tu empresa.

Contactos

Alternate Access Inc., Tel. (USA) 919-831-1860, Internet:http://www.alternateaccess.com

Deloitte Consulting, Tel. (USA) 919-546-8046, Internet:http://www.dc.com