Marketing

El Precio Es Justo

El Precio Es Justo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El Precio Es Justo El Precio es Justo

El Precio es Justo

Antes de subir los precios a tu producto o servicio, considera losiguiente

Por Paul Deceglie

¿Te vales de los precios bajos para atraer clientela? ¿Estássocavando a la competencia ofreciendo tus productos o servicios con descuento?Tu estrategia tal vez te esté generando nuevas ventas, pero estopodría ocasionarte problemas una vez que tu negocio se establezca. No esposible darse el lujo de operar por mucho tiempo con precios excesivamentebajos; por lo tanto, cuando sea tiempo de subirlos, sigue estos pasos:

1. Considera todos los costos en que incurres por hacer negocios. Estoes servicios públicos, suministros, beneficios suplementarios y susalario. ¿Cuánto valdría tu tiempo y conocimientos sitrabajaras el mismo número de horas a la semana para un tercero? (Talvez no puedas costear tu contratación, pero por lo menos sabes aqué llegarle.) Después, incluye rubros como seguros (dedaños, gastos médicos mayores y automotriz), gastos deautomóvil, recibo telefónico, impuestos, equipo, reparaciones,viáticos y todos los demás gastos generales relacionados con elnegocio en registros detallados.

2. Si tus gastos son más elevados que tu ingreso bruto, es hora deaumentar precios u honorarios. ¿Qué tanto? Averiguacuánto cobran tus competidores. Haz llamadas anónimas y pregunta.Solicita información para determinar precios en las cámaras decomercio. Pregunta a tus clientes o a los consumidores. Cuando encuentres unrango de precios, quédate en un punto medio, donde se ubican lamayoría de los clientes. No seas carero ni baratero; los clientes evitanlos extremos.

3. Un negocio basado en la clientela puede dar precios más elevados alos clientes nuevos y potenciales; pocos rechistarán. En lossiguientes meses, informa a todos los clientes las nuevas tarifas. Si tuclientela está formada por compradores, aumenta los precios de unnúmero limitado de productos, y después aumenta gradualmentetodos los precios.

4. Sigue vigilando y ajustando los precios conforme aumenten los gastos deoperación, las variaciones en el mercado o los cambios en elnegocio. Asegúrate de que los precios reflejen nuevas inversionesque puedan contribuir a la calidad de los productos o servicios. ¿Hasmejorado tu equipo, adquirido nueva tecnología o contratado expertos?Incluye estos costos proporcionalmente en tus precios.

5. Por último, toma en cuenta la economía en general y tumercado en particular. ¿El mercado es sólido? ¿Tusclientes están prosperando? De ser así, probablemente puedancostear un aumento de precios sin titubear. Por otra parte, si tus precios yason competitivos, la competencia está aguantándose paraincrementarlos o la economía va mal, espérate a subirlos. Si losclientes se resisten a los incrementos, ablanda su postura, pero sin castigartecon precios bajos y poco realistas.