Consultoría

Creatividad Para Renacer

Creatividad Para Renacer
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Creatividad Para Renacer Como el Ave Fénix Creatividad para Renacer Reinventar, Olvidar... Aprender de los Errores

Como el Ave Fénix

Echa mano de la creatividad, comete errores, descubre y aprende. No dejesque tu empresa se dirija al fracaso

Por Rodolfo Urdiain

Imagina: tú, como empresa, ya no existes, acabas de desaparecer. Ya nohubo nada que mantuviera la clientela.. Pero ¿por quéocurrió esto? Tal vez porque no te atreviste a romper paradigmas encuanto a las maneras en que funciona un negocio.

Esto puede sonar contradictorio, sobre todo cuando hemos dicho que loimportante para sostener una empresa es seguir algunos métodos deadministración. Pero es congruente. En verdad, tras conocer las reglas,llega el momento de romperlas. Para que un negocio funcione, crezca y seexpanda, es necesario montarlo en un escenario y desmenuzarlo, plantear suposible quiebra, para luego detectar sus defectos y reconstruirlo másfuerte y sano.

Creatividad para Renacer

En otras palabras, hacer como el ave fénix, ese pájaromitológico que cíclicamente se destruía a sí mismopara luego renacer, con más bríos, de sus cenizas.

La acción que exige una mayor actitud creativa es la actitud extrema deaceptar que debemos reinventar nuestro negocio cada día. Hoy, lasempresas y los negocios más prósperos realizan, de manera muyconsciente, una serie de actividades orientadas a buscar nuevas formas paraconvertir en &flashquotcenizas&flashquot su negocio y así renacer más poderosos quenunca.

Hay muchos ejemplos de compañías dedicadas a esto, una de ellases Microsoft, que después de 20 años de ser una de las empresasmás exitosas de la historia ¡se detiene a mitad del camino y sereinventa!

En 1995, el fundador de Microsoft, Bill Gates, se burló de que unatecnología (de la que hablaba en ese momento) no era otra cosamás que una moda relativamente inútil: el Internet. Poco tiempodespués, se dio cuenta del potencial de la Red y reorientó suempresa con el único objetivo de intentar ser los campeones deInternet.

En ocasiones, la &flashquotdestrucción&flashquot es conveniente, pero se necesitan agallaspara atreverse a reinventar los procedimientos e ideales que se tienen de unnegocio, pero funciona.

La destrucción es una forma de ser y hacer que los negocios cambien;siempre debemos ser capaces de decir: este negocio nuestro es bueno, asíque vamos a &flashquotdestruirlo&flashquot para que renazca con otra óptica. Cuando ennuestro negocio existen &flashquotcosas&flashquot que queremos modificar, lo que debemos hacer esrenovar; si no estamos abiertos a destruir nosotros mismos nuestro negocio,tarde o temprano llegará un competidor y lo destruirá pornosotros, entonces ya será muy tarde para renacer. Destruyamos nuestrosmétodos cuadrados, nuestros paradigmas y, sobre todo, la idea falsa dehacer todo correctamente; contratemos gente capaz de transformar lo que yaexiste; busquemos en todos los procesos una forma de cambio, de mejorar lo quehacemos, y entonces, le ganaremos en innovación a la competencia,seremos siempre una empresa nueva y diferente.

Reinventar, Olvidar...

En cierta ocasión dijo Dee Hock, el creador de la empresa VISA, que &flashquotelproblema nunca es cómo introducir pensamientos nuevos einnovadores en su mente, sino cómo deshacerse de las ideasviejas.&flashquot

Lo anterior trata de paradigmas: todos los consumidores buscan un mejordiseño, a todos los hombres les gusta el futbol, a los estadounidensesles gustan los autos grandes... Hay que olvidar. De no ser por eso, lacompañía 3M nunca se hubiera atrevido a olvidar que si una cintaadhesiva no pega con fuerza no sirve y que los trozos de papel se tiran a labasura, así que inventó Post-it. Eso es olvidar.

Olvidar significa desalojar la manera de hacer algo para dar paso a una nuevaforma de llevar una empresa. Olvidar es quitarse de la cabeza que &flashquotesto es loque hacemos, y así es como se hace&flashquot para dar paso a &flashquotEso que elconsumidor pide es lo que hacemos&flashquot.

Cuando olvidamos la manera correcta de hacer algo, damos pie a la diversidad, amás opciones; nuestros empleados y nosotros mismos nos atrevemos agenerar nuevas ideas, a ponerlas en marcha.

Trata de preguntarte en todo momento: &flashquot¿Esta es la única manera dehacerlo?&flashquot Y entonces descubrirás nuevas posibilidades. Cuando unaempresa o un empresario se empeñan en hacer lo de siempre, el resultadoes que nunca hará nada nuevo.

Define qué es hoy tu negocio y piensa qué te gustaría quefuera en un futuro próximo. Hay que cambiar la forma de ventas yconvertirnos, por ejemplo, en consultores de ganancias para nuestros clientes.Los empleados cambiarán su manera de contestar el teléfono...hagamos cosas diferentes.

Aprender de los Errores

Cuando Steve Ross revolucionó Time Warner Enterprises, existía enla entrada del edificio corporativo una leyenda que él mismocolocó: &flashquotDe esta empresa usted será despedido por no cometererrores.&flashquot

Para tener y asegurar una empresa líder, innovadora, se deben aceptarlos errores; es más, se deben perseguir. La razón es simple: amayor cantidad de errores, mayor cantidad de intentos y, por lo tanto, mayorcantidad de aciertos. Los errores pueden hacernos cambiar la mirada hacia unángulo diferente, a una idea extravagante... esos son la base de lostriunfos y revoluciones empresariales, de producto y de servicio.

Rodolfo Urdiain es creador del Método Neurona yfundador del Club Creativo Neurona, un club de publicistas que atiende aclientes de cualquier tamaño. Email: neurona@z.com