Emprendedores

La marca tiene vida (1)

Con una idea divertida, un emprendedor encuentra un nicho de mercado en el mundo de las pantuflas
La marca tiene vida (1)
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Fantasía en peluche

Diseños JaVic, una empresa mexicana que nació a mediados de los años 80, ha superado todo tipo de obstáculos gracias a la lucha, perseverancia y grandes estrategias de su director general, Vicente Salvador Menchaca.

A 14 años de haber iniciado un negocio de pantuflas, su marca no sólo se ha logrado posicionar con éxito en el mercado local y de exportación, sino que ahora ofrece una oportunidad de negocio a otros emprendedores que han incursionado en este giro.

Menchaca se había dedicado a la industria textil, de hecho era dueño de una fábrica de ropa, pero tras problemas sindicales, se vio en la necesidad de cerrar sus puertas.

Sin embargo, este industrial es también un gran emprendedor, y como tal no se dio por vencido. Con ese espíritu de lucha en 1986 y con una inversión inicial de $100 mil pesos de aquel entonces, emprendió un negocio de pantuflas, y así siguió en el ramo textil, mismo que manejaba casi a la perfección.

"Era difícil entrar al mercado de las zapaterías, ya que existían marcas líderes que contaban con la preferencia de esos comercios", comenta Vicente Salvador hijo, actual director comercial y de logística de Diseños JaVic.

Ideas Divertidas

Al mismo tiempo de encontrarse con este obstáculo, el fundador visualizó el negocio de pantuflas de fantasía; era una idea novedosa, nunca antes explotada por nadie. En 1990 salió al mercado su nueva línea de artículos encabezada por los "pantuttenis"

"Al principio era difícil convencer a los comerciantes de la gran oportunidad que este novedoso producto representaba, y con el paso del tiempo, se dejó ver que cada vez tenía más demanda", comenta Vicente hijo. Dejaron de producir pantuflas tradicionales para entrar de lleno al desarrollo de distintos diseños creados por el fundador.

Era una nueva aventura; la empresa no contaba con suficiente crédito para surtir a los centros comerciales, por lo que decidió ofrecer su producto a algunos distribuidores importantes, tiendas de regalos y zapaterías, que recibieron la oferta gustosos, y empezaron así, a comercializar las pantuflas de fantasía con un éxito mayor al esperado.

Se empezó a correr la voz acerca de estos innovadores productos. "Hubo una época en que algunas personas nos compraban cualquier cantidad de pares para vender en las esquinas, los locales eran las cajuelas de sus autos, se abrían oportunidades para todos", recuerda el entrevistado.

Nuevos Canales de Venta

Al paso del tiempo, los distribuidores con los que tenían relación comenzaron negocios del mismo tipo, convirtiéndose entonces en su competencia directa, ante lo cual la empresa decidió buscar otros canales de comercialización.

En 1996 se integraron los hijos al negocio y dos años después, aplicaron como estrategia una nueva modalidad de distribución. Desde ese momento serían ellos los encargados de esto; prescindirían por fin de los intermediarios, lo cual, como comenta Vicente hijo, ha sido difícil pero interesante. Además, han conseguido a través de esto, grandes ventajas, como un considerable crecimiento en ventas, y mantener sus precios dentro de rangos muy competitivos.

Otra importante estrategia fue eliminar gastos fijos, como la nómina. Esto se logró al segmentar el negocio en tres partes: la casa matriz comandada por el padre; la comercializadora, atendida por Vicente hijo y su esposa Yuneima Lama; el área de producción, corte y terminado, acargo de los otros dos hermanos, Javier y Cristina.

Así se crearon tres empresas con distinta razón social, pero con el mismo objetivo, "si el área de comercialización no vende, no cobra; lo mismo ocurre con la producción", aclara Vicente hijo.

Eliminar gastos permite abaratar los costos, colocándolos en una posición ventajosa ante la competencia.

Una estrategia más fue conseguir socios financieros, quienes los apoyan incondicionalmente en el momento de la producción y cuando ellos no tienen disposición de efectivo. Esto les ayuda a mantener la satisfacción de las necesidades de sus clientes, y no perder su lugar en el mercado.

Licencias y Franquicias

Todos estos puntos han dado grandes resultados y el año pasado, JaVic creció 500 por ciento. Actualmente, la empresa produce 32 mil pares mensuales en temporada alta (de julio a enero) y el resto del año la producción es aproximadamente de 10 mil pares mensuales.

Por otro lado, en 1999 hubo una euforia por las licencias y sus competidores hacían pantuflas con los personajes del momento. Estos productos eran específicamente para el mercado infantil y tuvieron que crear estrategias para no perder a sus clientes. El argumento principal fue que, aunque el producto era similar, el segmento al que iban dirigidos era totalmente diferente; las pantuflas que ellos hacen son también para adultos.

Uno de sus siguientes proyectos lo encabeza Miguel, el menor de los hijos, que consiste en exportar a Chile y Argentina, aprovechando las condiciones climáticas, pues en esos países comienza el invierno cuando en México termina, por lo que podrían convertir todo el año en temporada alta.

Además, la empresa está buscando distribuidores en todo México y tiene planeado más adelante convertirse en franquicia. El consejo de Vicente es no darse por vencido, enfrentar y dar solucióna cada uno de los obstáculos que se encuentren y tener siempre la ilusión de emprender.

Contacto

Diseños JaVic: Colina de Acónitos #43, Boulevares, Edo. de México, Tel. (MEX) 5393-2722, Fax: (MEX) 5562-6275, Email:gruni@df1.telmex.net.mx