Consultoría

Desorientado y reencontrado

Desorientado y reencontrado
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Desorientado y reencontrado Los Que ya Se Atrevieron Comunicación Financiera Asesoría de Eventos Culturales Dueña De Su Propio Tiempo Contactos

Los Que ya Se Atrevieron

Desde asesoría en comunicación, hasta programas culturales;conoce la historia de tres exitosos empresarios que iniciaron un negocio desdesu hogar

Por Adriana Reyes

Las tendencias en el desarrollo de los negocios favorecen a los emprendedoresque han acumulado conocimientos y experiencia y se muestran dispuestos aponerse al servicio de quienes los necesitan: organizaciones o personasespecializadas en un área determinada.

Así lo demuestran los tres casos presentados a continuación, treshistorias con un elemento en común: todos empezaron de cero, trabajandodesde su casas para luego enfrentarse a la disyuntiva de volverse a emplear oformar su propia empresa.

Comunicación Financiera

Enfrentado a la disyuntiva entre volver a trabajar como empleado o iniciar unaempresa propia, el mexicano Enrique Tirado optó por esta últimaopción. Se decidió por crear una agencia de RelacionesPúblicas, pero con un claro enfoque a un sector específico, elfinanciero.

Tirado echó mano de sus contactos laborales para ofrecer sus servicios einiciar su nueva actividad empresarial desde su casa. En su departamento,tenía una recámara fuera de uso en la que decidió montarsu oficina; compró una computadora y un fax y se lanzó a suaventura.

Esto fue en 1995, enmedio de una de las crisis económicas másseveras de México.

&flashquotYa traía la idea, la había reflexionado. No fue necesario hacerun plan de negocios ni un estudio de mercado, porque para mí era muyevidente que existía un mercado y que tenía perspectivas decrecimiento&flashquot, cuenta Tirado. Y es que en ese 1995, la actividad financiera sedesarrolló en gran medida, pues los presupuestos publicitarios seredujeron y el gobierno dio muchas licencias a empresas nuevas del sectorfinanciero que no iban a contar con los recursos necesarios para tener unárea especifica de comunicación o relaciones públicasdentro de la compañía.

Tirado tenía una especialización en las áreas de finanzasy economía; eso era lo que conocía y sabía cómomanejarlo. De ahí el nombre de su empresa: ComunicaciónFinanciera.

Con una idea clara, su oficina acondicionada, tarjetas de presentación yla papelería normal de cualquier negocio, Tirado empezó a hacerun poco de promoción entre sus amigos, conocidos y contactos, &flashquotgente quesabe lo que hago y conoce mi trabajo&flashquot.

Los clientes fueron llegando: uno, dos, tres... La actividad estaba dandoresultados. Unos meses después de haber iniciado, el trabajo iba enaumento. La Aseguradora Obrera, que en aquel tiempo requirió de unaintensa campaña de relaciones públicas, ya era su cliente, aligual que el Grupo Financiero IXE.

El crecimiento fue rápido, tanto que este empresario se vio en lanecesidad de dejar la que hasta ese momento había sido su base deoperaciones: ya tenía clientes importantes y, debido al giro de suempresa y por cuestiones de imagen, requería salir de casa, dondealcanzó a estar tres meses. Después, pensando que el cambiopodría ayudarlo a aumentar su clientela, se fue a un centro de negocios,donde compartía el conmutador, personal y diversos servicios con otrosdespachos. Ahí estuvo un año, con muy buenos resultados.

&flashquotLo que recomendaría (a otros empresarios que buscan iniciar un negocioen casa) es ver hacia adelante y buscar objetivos amplios&flashquot, señala. Sino lo hubiera hecho no habría caminado hacia una oficina propia.

A cinco años de haber iniciado su empresa, su cartera de clientes se haampliado y los servicios que ofrece también, pero siempre sin salirse desu área de especialización: la comunicación financiera.

Al acordarse de su experiencia en casa señala que &flashquotdebe haber muchadisciplina y saber separar el trabajo de las actividades domésticas&flashquot.Hoy, Tirado tiene ocho empleados y todo apunta hacia el crecimiento.

Entre sus clientes se cuentan Bancomer, Prudential Apolo Sociedades deInversión, Interesa Sociedades de Inversión, GF Ixe, ConsorcioAra, dos asociaciones de empresas y otras firmas con las cuales ha podido medirsu desarrollo.

El crecimiento de la empresa de Tirado ha sido notorio. En l998 sus ingresosaumentaron 50 por ciento con relación a l997, y lo mismo sucedióen l999, lo que le ayudó a reinvertir e incrementar los activos en lamisma proporción. Actualmente sus ingresos le permiten pagarmensualmente el despacho (ubicado en un condominio de oficinas de la avenidaInsurgentes, en la Ciudad de México) desde donde realiza lacomunicación financiera.

Asesoría de Eventos Culturales

En l994, el hotel Four Seasons de la Ciudad de México abrió suspuertas. La infraestructura había sido creada para un clienteparticular: el hombre de negocios. Sin embargo este cliente ocupaba lashabitaciones y, por supuesto, los servicios sólo cinco días de lasemana.

El reto se presentó de inmediato: mantener la ocupación del hoteldurante los fines de semana, pero ¿cómo lograrlo? Los ejecutivospensaron, planearon y llegaron a la conclusión que debían ofrecerun valor agregado, un plus, a sus huéspedes. Y esta idea setradujo en su Programa Cultural.

El programa debía reemplazar a los tradicionales paseosturísticos, con guías de poca o mediana preparación.¿La novedad? Contratar a historiadores del arte para que difundieran lacultura y los atractivos turísticos de la Ciudad de México. Elproyecto fue encargado a los universitarios.

Al frente de toda esta idea quedó Mónica Spaventa, quien cursabala carrera de Historia del Arte en la Universidad Iberoamericana. Como no eranecesario que estuviera todos los días en el hotel, Spaventa y su sociaen aquel momento desarrollaron el proyecto y el posterior trabajo(investigación documental e itinerarios, entre otras cosas), desde sucasa.

El proyecto fue evolucionando hasta crear varios recorridos, en el idioma queel cliente prefiriera. Spaventa coordinaba todo. Durante la semana nonecesitaba estar en el hotel, así es que dividía su tiempo y lasinstalaciones físicas del empleo: su casa y el Four Seasons. ¿Porqué el hotel? Por las reuniones con los ejecutivos para afinar detallesy ampliar las características del programa, entre otros asuntos.

Spaventa encontró grandes ventajas en este trabajo, pues ella administrasu propio tiempo. Al tomar el proyecto propuesto por el hotel, abandonósu tesis, pero el mismo programa le dio los elementos para continuarla. Sutiempo, el que sólo ella es responsable de administrar, lo ha ocupado ensu desarrollo profesional y personal, y ahora está por iniciar unamaestría.

&flashquotYo no estoy empleada en el hotel, es una prestación de serviciosprofesionales&flashquot, aclara Spaventa, quien mientras estaba en la universidad nuncaimaginó trabajar de esta forma.

&flashquotEstoy en el Four Seasons desde l994, desde su apertura; el trabajo que realizoaquí me permite hacer otras cosas, como estudiar e involucrarme en otrotipo de proyectos culturales que también me generan ingresos; durante unaño y tres meses estuve dedicada de lleno a mi tesis, con un empleotradicional no lo hubiera logrado. Este trabajo permite ese tipo de cosas ymás, como el ir perfeccionándolo como un negocio propio&flashquot,concluye.

En términos económicos, Spaventa ha visto una evolución:los ingresos que percibe en el hotel --durante los seis años que haestado al frente del proyecto-- se han incrementado alrededor de un 50 porciento. Este desarrollo en sus finanzas le ha permitido dejar de considerar suspercepciones sólo como una ayuda y tomarlas como su sostén devida. La experiencia adquirida con el proyecto le ha proporcionado loselementos necesarios para hacerse de una metodología y crear una empresapropia.

Cabe señalar que a través del programa cultural implantado en elhotel se ha logrado el objetivo inicial: aumentar el porcentaje deocupación los fines de semana. Entre 1996 (fecha a partir de la cual setiene registro) y 1999 el número de tours ha crecido en un 14.2 porciento y el de participantes en 155 por ciento.

Dueña De Su Propio Tiempo

&flashquotPor menos de lo que ganaba en mi anterior trabajo yo no me empleo, entonces,¿qué hago?&flashquot Esta es una pregunta a la que se enfrentamuchísima gente a la hora de buscar trabajo. Muchos deciden correr elriesgo que implica la independencia.

Alicia Musalem tiene un negocio propio en el que ella misma se encarga de todo:desarrollo de producto, operaciones, servicio al cliente, administraciónde la información y del tiempo, y planificación. Ella es supropia jefa y trabaja desde su casa. Su producto: cursos decapacitación, de formación de instructores, servicios al cliente(cara a cara) y telemarketing, manejo de área de trabajo en equipo yadministración del tiempo.

Todo empezó hace nueve años, cuando abandonó la empresadonde laboraba y le fue difícil encontrar un empleo con el mismo sueldo,o mayor, al que tenía. Trabajaba en el banco Bancomer, donde eraconsultora en capacitación, así es que decidió aprovecharsu experiencia y &flashquotecharse a volar&flashquot.

Cuando la gente se enteraba de que trabajaba como consultora independiente,empezaron a solicitar sus servicios. No fue necesario que montara una oficina;para qué pagar renta por un espacio que podía ocupar en su casa,desde donde se podía conectar con otros despachos decapacitación, ya no como alguien que trabajaba en una empresa X, sinocomo la empresa X, es decir, Alicia Musalem.

La experiencia ha sido gratificante: &flashquotDescubres muchas cosas de ti, sabes paraqué eres buena&flashquot, dice. Por ejemplo, ella descubrió que no es muybuena para vender, pero es excelente para realizar manuales y preparar cursos.Explotó sus capacidades (producto de su formación profesional)como licenciada en Sicología y con una maestría y un diplomado endesarrollo organizacional.

Trabajar en casa le dio ventajas y oportunidades en su vida personal. Secasó y tuvo una hija. Hoy, desde su hogar puede atender su negocio y sufamilia. Distribuye su tiempo y trata de no mezclar las cosas.

&flashquotEl trabajo lo puedo hacer a cualquier hora, a la que me acomode. Se trata debuscar el equilibrio. Lo que no se puede cambiar es cuando tienes que ir a darun curso, pero es posible negociar la fecha&flashquot, señala.

En todos estos años de trabajo en su empresa unipersonal tambiénse ha dedicado a dar clases. &flashquotLa comodidad no la cambio por nada ¿Paraqué quiero estar en una oficina? En mi casa hago mi trabajo y cumplo conmis otras actividades, y no descuido ningún aspecto de mi vida.&flashquot

Para Musalem la diferencia entre una microempresa unipersonal y el trabajoindependiente, o free lance, es el hecho de tener una misión,visión y objetivos establecidos. Esta idea le ha permitido integrarse enuna cadena: Musalem (o sea la empresa unipersonal) ofrece servicios adespachos, organizaciones pequeñas o medianas, que a su vez trabajanpara clientes medianos o grandes. Es una relación, más que dedependencia, de socios en los negocios. En este sentido, Musalem ha llegado acontar hasta 15 socios que le han generado un ingreso continuo en tiempo yvalor económico.

¿Los elementos para prosperar? Respetar los tiempos, hacer las cosasdentro de los plazos establecidos y no mezclar el hogar con las laboresprofesionales son la base para obtener buenos resultados.

Contactos

Alicia Musalem: Tel. (MEX) 5574-0201

Comunicación Financiera; Enrique Tirado. Insurgentes Sur540 Despacho 703, Col. Roma Sur 06760, México DF. Tel. (MEX) 5574-1019.Email: comfin@infosel.net.mx

Mónica Spaventa: Tel. (MEX) 5554-0941