De medio tiempo

Diseñe su propio éxito

Diseñe su propio éxito
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Diseñe su propio éxito Diseña tu Propio Exito Prepara tus Herramientas La Ilustración El Diseño Editorial Manos a La Obra

Diseña tu Propio Exito

El mundo del diseño gráfico ofrece innumerablesoportunidades de negocio. Descubre cómo aprovecharlas

Por Raúl Baruch Blanco

El diseño gráfico, y todo aquello que le rodea, se ha convertidoen una buena oportunidad para hacer negocios que pueden generar grandesbeneficios para el emprendedor.

Bástenos mencionar que tanto aquellos que han diseñado loslogotipos de las marcas más conocidas de autos como los que han dado unaimagen a los refrescos más afamados del planeta, pueden alardearorgullosos de que, en ocasiones, sus diseños han dado la vuelta almundo.

Y no sólo eso: dependiendo del trato al que hayan llegado, sus trabajosles han redituado considerables ganancias, ya sea a través de un solo ygran pago, o mejor aún, gracias a un buen porcentaje asignado de porvida por cada artículo vendido que incluya el motivo diseñado.

Pero vamos por partes: ¿Qué tan vasto es el terreno deldiseño gráfico? Prácticamente toda aquella creaciónvisual dentro del campo bi y tridimensional (siempre y cuando no invada lasáreas del diseño industrial), pertenece a esta disciplina.Así también, el diseño de imagen corporativa para unaempresa y el respectivo manual para sus variantes y aplicaciones(vehículos, embalajes, promocionales, uniformes, etc.); el diseñoeditorial (revistas, libros, folletos y, casi para desprenderse hasta unapartado mucho más grande, la creación de páginas Web); lapublicidad (insertos para revistas, anuncios espectaculares y televisivos, ytoda una gama de artículos promocionales como plumas, ceniceros ygorras); planeación y desarrollo de animación tradicional ydigital (en lo que incluimos las de los videojuegos) y muchas, muchas cosasmás entran en sus terrenos (el límite lo pondrá nuestraimaginación).

Prepara tus Herramientas

Además de formación profesional y una buena dosis de talento,¿qué necesita un diseñador gráfico freelancepara desarrollar de manera óptima sus labores? Primero que nada undespacho: una recepción, una oficina de atención al cliente y unárea de trabajo son suficientes para dar inicio a nuestras labores.

Aparte del mobiliario habitual en cualquier oficina, en la zona de trabajoresultarán indispensables el hardware y softwareadecuados. Aquí podemos hablar de una inversión inicial de entre$150 mil y $220 mil pesos (entre US$ 15,000 y US$ 22,000). Gran parte de esteequipo se puede conseguir a buen precio si lo vamos comprando de a poco yarmándolo a nuestro gusto.

Se estima que un tiempo de recuperación razonable para el capitalinvertido es de 10 a 12 meses. En realidad, a los tres meses de iniciar nuestronegocio éste debería reportarnos un mínimo de $12 milpesos mensuales (US$ 1,200).

La Ilustración

Dentro del diseño gráfico hay especializaciones que permitentener nuestro hogar como base de operaciones, lo que reducedrásticamente el monto de la inversión inicial.

Si nuestra especialidad es la ilustración, por ejemplo, el costo de losmateriales varía considerablemente (papeles, estilógrafos,pinturas acrílicas, pinceles, tinta, etc.), pero $2,500 o $3,500 pesospor mes (US$ 250 y US$ 350) es un promedio razonable. Para este tipo detrabajo, el mobiliario básico es un restirador con banco y un caballete.Un ilustrador puede trabajar en su casa, porque, por lo regular, los proyectosse negocian y revisan en editoriales u otros despachos. Si el tipo deilustración que se hace es digital (actualmente de gran demanda en elmercado), nos será indispensable el hardware y softwareantes mencionado.

El Diseño Editorial

Si te dedicas al diseño editorial, trabajar en casa es una opcióneconómica, pero recomendable sólo al principio, pues es muyfrecuente que el cliente nos visite para verificar el progreso de sus proyectosy revisar trabajos de grandes dimensiones. En diseño, mucho másque en otros terrenos, la imagen que proyectes ante tus clientes es muyimportante, y poco te beneficiará recibir a tu clientela en la sala, lacochera o el estudio del desván. También es indispensable elequipo de hardware y software ya mencionado, así como unamesa de luz.

Un detalle que habrá de influir en el impacto sobre nuestro cliente esel trabajo de los profesionales con los que tendremos que interactuar:impresores, diseñadores industriales, fotógrafos e ilustradores,entre otros.

Proyectos complejos y maravillosos pueden terminar arruinados por descuidaralgún aspecto (por ejemplo, una mediocre impresión). En algunasocasiones, seremos nosotros quienes coordinemos la labor de toda esa gente, entanto que otras veces sólo nos haremos cargo de una parte del proceso.Entonces será muy conveniente definir lo mismo con el cliente que conesos prestadores de servicio dónde limitan nuestras responsabilidades ydónde las de ellos, dejando constancia de todo en un contrato.

Si nosotros somos quienes vamos a coordinar, deberemos conocer cuáleshan sido las labores anteriores de la gente que emplearemos, y además,es conveniente comparar sus tarifas con las del mercado; así serála mejor manera de negociar con todo mundo. Un impresor puede cobrar $180 pesos(US$ 18) por la impresión de un ciento de tarjetas depresentación, en tres tintas, pero si se le encargan tambiénotros trabajos, es posible que nos dé un mejor precio. Losaproximadamente $ 3,000 pesos (US$ 300) que cobra un fotógrafo por latoma de un rollo de formato medio por sesión, varían segúnel trabajo que se requiera. Igualmente, las tarifas por renta defotografías son variables dependiendo del banco deimágenes al que se acuda.

Manos a La Obra

Llegada la hora de oír a nuestros clientes y conocer cuáles sonsus requerimientos, debemos tomar apuntes para empezar a elaborar sencillosesquemas en blanco y negro con toques de color. Existen distintos tipos debocetos, y conforme éstos vayan teniendo una mayor cantidad de detallesy especificaciones, se puede ir cobrando el trabajo hasta llegar a una maquetao dummy.

Todos los detalles, como la clave exacta en colores Pantone que seusarán, las familias tipográficas, los materiales de soporte comopapeles o plásticos deben quedar totalmente definidos con el clienteantes de iniciar la producción.

En relación con los honorarios que cobraremos a nuestros clientes, vienea cuento un viejo y conocido refrán (acerca de una pedrada...) Y aunquealgunos ya tienen determinados presupuestos, es recomendable darse una ideaacerca de las tarifas que se manejan en el mercado antes de establecer nuestropropio tabulador.

Algunos ejemplos: el diseño de una revista a todo color, de entre 64 y120 páginas (un trabajo realizable entre siete y 10 días) oscilaentre los $15,000 y $20,000 pesos (US$ 1,500 y US$ 2,000). Un logotipo,dependiendo de los elementos que tenga y sus colores, puede variar mucho deprecio (volviendo al refrán, definitivamente no le cobraremos lo mismo auna transnacional que al bufete de abogados de la colonia): un precio razonableoscila entre los $3,000 y $8,000 pesos (US$ 300 a US$ 800) aunque hay quetener en cuenta qué tanto uso tendrá ese logo en el futuro.

Al trabajar como diseñador freelance, notarás que granparte de tu clientela no puede ser considerada como una fuente fija deingresos, pues la mayoría necesitará de nuestros serviciossólo una vez por año; así que es muy importante proyectartrabajos para tener al menos siete clientes por mes. Si a cada uno de ellos sele factura un mínimo de entre $2,500 y $5,000 pesos (US$ 250 y US$ 500)nuestro negocio realmente funcionará como tal.

Al principio, siempre es conveniente tener claro quiénes seránnuestros clientes y con cuánta rapidez comenzaremos a obtener ganancias.Es importante señalar que mucho dependerá de nuestra especialidady del tipo de clientela a la que nos pensemos abocar: diseñarpapelería, logos y similares para clientes pequeños puedereportar ingresos inmediatos y constantes, aunque esto no garantiza nuestraentrada al mundo de las grandes fortunas (a menos que seamos propietarios deuna imprenta). Desarrollar proyectos como freelance para reconocidas agenciaspublicitarias proporciona además de gran prestigio enormes beneficios,pero el posicionarse en este sector puede requerir un tiempo considerable y, alo mejor, no pocas influencias.

Otra buena opción es enfocarnos en la creación de entornos ypáginas en Internet: se puede obtener clientela con relativa rapidezaunque conseguir excelentes resultados dependerá de nuestras habilidadesusando este medio.

En América Latina, una porción bastante desleal de la competenciallega por parte de las mismas imprentas que, sin ningún cargo adicional,incluyen el diseño en sus trabajos (como se puede ver, laaparición de software al alcance de todo mundo trajo no pocasdesventajas).

Por último, es importante señalar que cualquier diseñocuenta con protección a los derechos de autor. En México, puedespedir orientación en el Instituto Nacional del Derecho de Autor(Indautor) y en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), con elfin de lograr una óptima negociación con tus clientes (verEntrepreneur, junio del 2000).

Así, si tu idea es emprender en el mundo del diseñográfico, boceta muy bien su proyecto que ya es hora de empezar.