Consultoría

Libre el idioma

Libre el idioma
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Libre el idioma ¿Tus Clientes Hablan Otro Idioma? El Mejor Intérprete

¿Tus Clientes Hablan Otro Idioma?

Descubre cómo y porqué echar mano de un intérprete paracaptar clientes que no hablen tu misma lengua

Por Kimberly Mccall

En un mundo cada vez más globalizado, es posible que tu cartera declientes se extienda a otros países y culturas en donde no se hable tumisma lengua. Pero esto no significa que deberás dejarlos pasar,simplemente por la barrera del idioma.

&flashquotLos clientes que no hablan (tu misma lengua) quieren que se les trate como ati te gustaría ser tratado&flashquot, dice Jeff Barger, presidente de CTSLanguage Link, un negocio que ofrece servicios de interpretación ytraducción en la ciudad de Washington. Si te tomas la molestia decontratar un intérprete, irás un paso adelante de la competenciay demostrarás un grado de empatía y amabilidad que favorece muchoel establecer una relación.

Sin embargo, esa molestia puede costar varios cientos de dólares lahora. ¿Realmente merece la pena? Barger afirma que todo depende dequé tan importante resulte mantener una relación duradera con esecliente que no habla tu propio idioma. Hacer un esfuerzo al principio puedetraducirse en ingresos en el largo plazo. Después de todo, consideracuánto gastas en mercadotecnia para granjearte a un cliente. ¿Acasovas a ponerte tacaño cuando finalmente te sientes en la mesa conél?

En el mercado global, los intérpretes se utilizan en escenariosdiversos: juntas, conferencias, seminarios, cursos de capacitación yferias comerciales. Según Barger, la interpretacióncobrará cada vez más importancia en las videoconferencias y en eldesarrollo de materiales audiovisuales internacionales como videos demercadotecnia y capacitación. También prevé un incrementodel doblaje y subtitulaje en DVDs, infomerciales transmitidos por la Red y enanimación multilingüe en sitios web.

El Mejor Intérprete

Existen dos modalidades de interpretación: simultánea yconsecutiva. Un intérprete simultáneo traduce las palabrasconforme el orador va hablando, de manera que el mensaje se transmite unoscuantos segundos u oraciones después de haberlo verbalizado. Lainterpretación simultánea habitualmente se realiza en una cabina,donde el intérprete escucha al orador por medio de audífonos ytransmite la traducción al auditorio a través de unmicrófono.

Un intérprete consecutivo espera a que el orador concluya unpárrafo o idea (lo cual toma entre uno y cinco minutos) y despuéslo traduce de corrido. La interpretación consecutiva incre-menta aldoble el tiempo que se requiere normalmente para trasmitir el mensaje.

No importa para qué lengua tengas que recurrir a un intérprete,Barger hace estas recomendaciones para ayudar a que la interpretación seefectúe sin problemas:

1. Busca a un hablante nativo que domine los modismos de la lengua meta.Alguien que conozca a fondo no sólo el idioma, sino las costumbresculturales y que pueda comprender (y traducir) expresionesidiomáticas.

2. Busca a un intérprete con experiencia traduciendo en el ramo de tunegocio. Si vas a emplear términos de negocios, técnicos ocientíficos, es mejor contar con alguien que comprenda su significado ysepa cómo traducirlos a la lengua meta con facilidad. Bargerseñala que el intérprete no necesariamente tiene que ser unexperto en el tema, pero sí es necesario que sea alguien que puedatraducir conceptos básicos.

3. Explica con antelación cuál va a ser el tema a tratar.Según Barger, lo ideal es proporcionar al intérprete una lista detérminos técnicos e incluso un glosario para que esténmejor preparados. Si vas a impartir un seminario o a dar un discurso a genteque habla un idioma distinto al tuyo, la mayoría de las agencias deinterpretación te solicitarán una copia (o al menos el borrador)antes del evento.

4. Prepara un guión. Tienes que saber qué vas a decirantes de asistir a la junta. Apégate al guión. De ser posible,proporciónaselo al intérprete con antelación, asípodrá tener en mente el tema de la junta, y podrá traducir lamateria con más facilidad y rápidez.

5. No te andes con rodeos ni pierdas el enfoque. Evita divagar en temasno relacionados o anécdotas, ya que podrías confundir alintérprete. Habla específicamente del tema que le dijiste alintérprete que tratarías, y no cambies de opinión alúltimo minuto y hables sobre algo diferente porque corres el riesgo deperder el hilo de la conversación.

6. Habla pausadamente. Es común que hablemos másrápidamente cuando leemos un discurso o guión. Pero si vas acontar con la ayuda de un intérprete, deberás disminuir la marchapara que éste no se rezague y el auditorio tenga la oportunidad de ir alpaso de la interpretación.

7. Sé cauteloso con los toques de humor. Recuerda que el tonohumorístico no siempre se transmite bien de una cultura a otra. Evitabromas o chistes cuya comprensión dependa de entender tu idioma (comolos juegos de palabras y refranes) o la cultura o acontecimientos de tupaís (la política, la cultura popular, los programas detelevisión o las costumbres).

8. Proporciona material escrito. Cimienta tus esfuerzosmultilingües en folletos, instructivos y materiales de capacitaciónbien traducidos.

Por último, afirma Berger, no conjetures si el cliente necesitaráo no un intérprete. Busca la manera de preguntárselo con tacto.Asegúrate de que tu ofrecimiento de proporcionar un intérpretesea un gesto de amabilidad y respeto al idioma y la cultura del cliente, y nouna indicación de que no sabe hablar tu idioma.