Franquicias

Cómo elegir una franquicia

Si estás pensando emprender en el difícil pero fascinante mundo de las franquicias, primero investiga bien el origen de la franquicia que tienes en mente.
Cómo elegir una franquicia
Crédito: Depositphotos.com

Es innegable que el mundo de los negocios se mueve vertiginosamente y lasfranquicias no son una excepción. Hoy, más que nunca, es importante señalar que la responsabilidad al adquirir una franquicia debe ser compartida, es decir, el franquiciante debe demostrar su ética profesional y el franquiciatario su interés por investigar al franquiciante.

Ya no estamos en posición de tratar de "engañarnos" mutuamente; la información debe ser clara y abierta, evitando caer en errores que, en el futuro, pueden resultar sumamente dañinos para las partes.

Paso a paso
Al seleccionar una franquicia, el candidato debe seguir una serie de pasos y el franquiciante debe ser quien lo acompañe, asesore y ayude para saber si éste es realmente el negocio que el franquiciatario espera.

Ya no es el momento de aceptar franquiciatarios por el solo hecho de crecer o por el interés que surge, sobre todo cuando un franquiciante empieza a comercializar su marca. La tarea debe ser un esfuerzo conjunto, un trabajo estudiado y serio, para que al concretarse se produzca esa relación de negocio de la que tanto se ha hablado: el famoso ganar-ganar. En esta relación, quien primero debe ganar es el consumidor final, seguido, obviamente, por el franquiciante y por el franquiciatario.

Como primera medida, el candidato a franquiciatario debe decidir si realmente está hecho o tiene el perfil para serlo, y no dejarse llevar por la idea de que se va a hacer rico de la noche a la mañana.

En seguida debe entender las ventajas y desventajas del sistema, y estar listo para que le digan cómo hacer las cosas y seguir las instrucciones.También debe decidir si está dispuesto a capacitarse y tener muy clara la cantidad de tiempo y dinero que está dispuesto a invertir.

Por otro lado, debe plantearse si se va a sentir a gusto con las relaciones interpersonales, pues ahora pertenece a un equipo y se va a relacionar con el franquiciante, con sus clientes, empleados y otros franquiciatarios del sistema, entre mucha otra gente.

La regla"dos a tres" 
Superada la fase autoevaluatoria es decir que ya está clarísimo que se es un buen candidato, hay que pasar a la segunda etapa para resolver lo más importante: ¿En qué franquicia invierto?, ¿cuál es la mejor?, ¿cuál es la más indicada para mí?

Lo más importante en este punto, es que no existe una receta ni una respuesta universal para contestar dichas interrogantes. Debemos partir de la idea de que decidimos "casarnos" con una franquicia. Si lo que queremos es convertirnos en franquiciatarios, tenemos que dejarnos guiar por la experiencia y conocimientos que posee el franquiciante sobre el negocio en el que pretendemos incursionar.

Y si bien es cierto que hay que dejarse orientar por el franquiciante, también es cierto que es necesario hacer una investigación a fondo para no caer en manos inexpertas. Para ello, es recomendable meterse en las entrañas del negocio en el que se desea emprender. Si sólo nos guiamos por la publicidad, corremos el grave peligro de equivocarnos de concepto o asociarnos con la persona o empresa menos indicada.

Al invertir en un negocio que tiene tiempo en el mercado y varias franquicias otorgadas, existe una mayor garantía de éxito, aunque es probable que los famosos "territorios" ya no estén disponibles para iniciar operaciones. Si por otro lado, nos relacionamos con un franquiciante con menos experiencia y menos franquicias concedidas, podremos escoger el territorio, si bien tendremos menos experiencias de las cuales aprender.

Los estadounidenses tienen una famosa regla: dos a tres o tres a dos, en la que plantean que un negocio que tiene por lo menos dos unidades abiertas por tres años, o tres unidades abiertas por dos años, es lo suficientemente experimentado y está listo para franquiciar.

Investiga antes de decidir 
Una buena idea para enterarte de las franquicias que se encuentran disponibles es a través de las fuentes especializadas o que forman parte del sector. Es importante aclarar que la mayoría de ellas ofrece información sin ningún costo para el inversionista; entre las principales están:

1. La Asociación Mexicana de Franquicias (AMF)

2. Directorios de Franquicias.

3. Revistas especializadas y publicaciones diversas.

4. Ferias y Exposiciones

5. Internet


Lo que no debes perder de vista
Debes analizar la mayor cantidad de información posible acerca de la franquicia que te llamó la atención; leer sobre ella en diferentes directorios, revisar artículos y cualquier otro mediopublicitario que tengas a la mano. 

1. Visita las ferias de franquicias, verifica los años que dicha franquicia tenga en el mercado y las unidades que tenga otorgadas. No tomes una decisión antes de visitar las oficinas del franquiciante (muchas veces el león no es como lo pintan); puede no tener la infraestructura necesaria para dar el apoyo al que se compromete.

2. Platica y averigua con otros franquiciatarios que ya sean parte del sistema.

3. Confirma todos los datos del franquiciante en la AMF

4. Verifica la viabilidad financiera del negocio y compárelo con otros similares; revisa la cuota inicial, las regalías, el costo de los servicios para evaluar que el negocio realmente va a ser rentable.

5. No te quedes con ninguna duda, verifica la organización de la empresa franquiciante, sus sistemas de capacitación y, sobre todo, su soporte operativo, que va desde los manuales hasta los programas de asistencia técnica que van a brindar.

6. Nunca olvides a la competencia directa o indirecta y el futuro que el franquiciante vislumbra, así como los nuevos productos o servicios que van a brindar.

7. Identifica el posicionamiento que tiene la marca en el mercado y la aceptación de los clientes en la plaza en donde pretendas establecerte.

8. Investiga los fracasos que la empresa haya tenido, y si ha cerrado alguna franquicia averigua por qué.

9. Investiga a los directivos que respaldan la operación del negocio.

10. Verifica la estructura legal de la franquicia, pide una copia del contrato para analizarlo con toda calma. También investiga acerca de los contratos auxiliares del sistema.

Ferenz Feher es asesor de la revista Entrepreneur.




www.SoyEntrepreneur.com