Emprendedores

Mucha "Feria" sin tanto Circo

Mucha "Feria" sin tanto Circo
Crédito: Depositphotos.com
Mucha &flashquotFeria&flashquot sin tanto Circo Mucha &flashquotFeria&flashquot sin tanto Circo Pupeatry: ganancias que se inflan Contactos

Mucha &flashquotFeria&flashquot sin tanto Circo

La historia de un emprendedor que ya la hizo en el mundo delentretenimiento
Por Raúl Baruch Blanco
Las oportunidades y retos que ofrece el mundo de las diversiones familiares einfantiles se antoja y es casi inagotable: desde animación yentretenimiento en las tradicionales fiestas, hasta la renta de castillos ylunas inflables.
Aprovechar este nicho no sólo será divertido, sino que tedará grandes beneficios. La gama de posibilidades es amplia. Lasiguiente historia es sólo un testimonios de un emprendedor que leentró a la oportunidad de hacer negocios en el mundo del entretenimiento.

Pupeatry: ganancias que se inflan

Los inicios de este negocio fueron totalmente caseros. Con una inversióninicial que podría tasarse en unos actuales 10 mil pesos (US$1,000),invertidos en vestuario, audio casero, maquillaje y un teatro paraguiñoles, Eduardo Marqués y su socio comenzaron a presentarespectáculos infantiles interactivos en 1989. En los primeros cuatromeses atendieron sólo cuatro o cinco fiestas, pero un añodespués ofrecían sus servicios al menos cuatro veces al mes. Elnegocio creció en promedio diez a 15 por ciento anual y, en 1999 suexperiencia se avalaba en haber atendido mil 230 eventos.
En 1993, gracias al manejo escénico y de caracteres que Eduardodesplegaba en sus eventos, Pupeatry atrajo el interés de un ejecutivo deDisney quien se acercó a la compañía para ofrecerlecolaborar en los eventos Disney que requerían manejar personajes. Elcontrato se cerró y hoy en día, la empresa de Eduardo colaboracon ellos para presentaciones en centro y Sudamérica, además deque coordina algunas presentaciones de personajes de la Warner Bros, como losLooney Tunes.
Hoy en día este negocio de entretenimiento emplea cerca de 20 personasentre actores, bailarines, titiriteros y gente que maneja los juegos inflables.Todos ellos se desplazan a los eventos en los tres vehículos de lacompañía. La ganancia neta sobre un evento es de 30 por cientouna vez cubierto los gastos fijos como sueldos, material y gastosadministrativos entre otros.
Según Marqués, la inversión para montar un show va de 30 a40 mil pesos (US$3,000 a US$4,000). Refiriéndose a la renta de losinflables como parte sustancial del negocio, este emprendedor comenta: &flashquotuninflable se renta en 650 pesos (US$65) al día. Tienen vida útilde seis meses pero después puede venderse al 50 o 60 por ciento delprecio en que lo adquirimos. El precio de uno nuevo varía bastante: algocomplejo como un ring de lucha puede costarnos 25 mil pesos, en tanto que algomás sencillo como un castillo infantil podrá ser adquirido porentre 16 y 18 mil pesos&flashquot. Pupeatry logra rentar sus inflables 121 veces al mes.La ganancia sobre la renta de un inflable es de un 40 por ciento. El secretopara el éxito en esta área radica en la disponibilidad,dondequiera que se necesitara un juego de este tipo (que los hay tanto paraniños como para adolescentes y adultos, rings de box, gladiadores,canchas de fútbol), Pupeatry lo lleva. Transportarlo y manejarlosólo requiere de dos personas.
Y también, Marqués asegura que un ingrediente indispensable paraeste tipo de negocios es que su mercado es muy noble, siempre habrá unpúblico infantil dispuesto a ver la representación de obras conactores y guiñoles y disfrutar de los juegos. Los padres de familiasatisfechos por este tipo de servicios serán siempre, con susrecomendaciones, el mejor recurso promocional que se pueda hallar.

Contactos

Pupeatry, De los Fresnos 62, Col. Jardines de San Mateo 53240, NaucalpanEdo. México, Tel./fax (5) 236-5151 y 52.