De medio tiempo

Papel reciclado

La receta básica para iniciar tu negocio en este giro
Papel reciclado
Crédito: Depositphotos.com

A raíz de la propagación de una conciencia ecológica, el papel reciclado se demanda fuertemente entre los consumidores. Esto resulta aún más claro en el nicho de tarjetas, regalos y envolturas.

Puedes incursionar en esta área a través de la elaboración de papel reciclado a mano con la receta básica que aquí se presenta. Para distinguirlo del resto de la oferta del mercado puedes añadir tu toque personal con pétalos, fibras de ropa, tinturas y otros elementos que proporcionen diferentes texturas.

Este material tiene sus orígenes en Oriente donde su proceso de elaboración se mantenía en secreto y se consideraba material sagrado. En el siglo XIX, cuando ya había llegado a Europa y se había mecanizado el proceso se elaboraba a base de pulpa de madera. En México el amate es uno de los papeles más conocidos en la categoría de los artesanales y tiene sus antecedentes en la época prehispánica.

El papel de prepararlo

Paso 1. Selecciona el papel a reciclar ya que de esto depende la calidaddel papel a obtener. Los mejores son el bond, couché y el cartónno ácido (el periódico no es muy recomendable ya que es ácido y de fibras cortas lo que da como resultado un papel de baja calidad).

Paso 2. Corta el papel con las manos en trozos de dos a tres centímetros sin utilizar tijeras u otro instrumento cortante para evitar dañar las fibras. Ponlo en una cubeta y remójalo en agua durante 24 horas.

Paso 3. Coloca un puño de esta mezcla (10 grs. aproximadamente) en la licuadora, procurando que las aspas no tengan mucho filo. Añade un litro de agua y mezcla hasta obtener una pulpa cremosa.

Paso 4. Recolecta 200 gramos de fibra vegetal (hojas de plátano,y uca, piña o tabaco, por ejemplo) y corta con tijeras en trozos de dos centímetros.

Remoja por 12 horas y hierve con 20 gramos de sosa cáustica previamente disuelta en agua fría. Hiérvelo de nuevo por tres horas, revolviendo cada 30 minutos. Escurre y enjuaga muy bien. Licua la fibra vegetal en la misma forma que la fibra de papel.

Paso 5. En una tina de plástico grande agrega la pulpa de papel, la pulpa de fibra, agua suficiente y revuelve bien.

Paso 6. Sujeta un bastidor de madera con malla e introdúcelo en la tina, con ambas manos, hasta el fondo. Lentamente levántalo en un movimiento uniforme. Sacude el marco de un lado a otro y deja escurrir.

Paso 7. Para separar la hoja del bastidor retira el marco superior de madera y voltea la maya con la hoja de papel sobre una tela de algodón. Pon otra tela encima.

Paso 8. Presiona de manera uniforme con dos maderas más grandes que la tela de algodón. Deja escurrir, quita las maderas y alisa el papel con un rodillo.

Paso 9. El secado debe hacerse a la sombra por uno o dos días.

El papel de vender

Los usos del papel hecho a mano son múltiples y el límite es la imaginación. Para encontrar clientela puedes ofrecerlo en pliegos para que el comprador lo emplee a su gusto, o bien, utilizarlo para realizar invitaciones de boda, figuras de origami, libretas, cajas, así como hojas de papel y sobres para correspondencia.

Puedes ofrecer el papel hecho a mano en tiendas especializadas en papel artístico, talleres de decoración, papelerías, mercerías y librerías o directamente a consumidores que realicen productos con ese material, además de la tarea de venta que puede hacer entre tus amigos y familiares.

El precio del papel se determina según el grosor, tamaño, uniformidad y calidad de materiales que se utilicen en su elaboración. También se toman en cuenta aspectos como firmeza, flexibilidad y facilidad para impresión es decir, que no se corra la tinta así como los usos que puedan dársele (serigrafía, manualidades, entre otros).

En el mercado general, el precio de un pliego de 40 x 60 centímetros de papel hecho a mano puede variar de 17 a 50 pesos (US$1.8 y US$5). La regla que habitualmente se aplica para formular el precio es de la recuperación de lo invertido en materia prima más un 20 por ciento por el trabajo. Estos son los tabuladores promedio:

* Un pliego de papel de agave:17 pesos (US$1.80)

* Un pliego de papel de henequén: 25 pesos (US$2.60)

* Un pliego de papel de algodón grueso con flores naturales: 45 pesos(US$4.70)

El esquema más empleado para manejar esta mercancía es dejarla a consignación en las tiendas durante 30 o 60 días.