Marketing

A la altura de los grandes

A la altura de los grandes
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

A la altura de los grandes A la altura de los grandes

A la altura de los grandes

Kenn Viselman, padre de los Teletubbis, te dice qué hacer para verteigual de fuerte al lado de las grandes empresas

Por April Pennington

¿Piensas que empezar en pequeño es un obstáculo en el mundode los negocios? Si no lo crees así, entonces estás en el lugarcorrecto, al igual que Kenn Viselman, fundador y director de The itsy bitsyEntertainment Company (TibECo) quien siempre creyó que empezar con pocotambién significaba competir. TibeCo se especializa en elentretenimiento para niños y se le reconoce por haber exportado losTeletubbies de Inglaterra a Estados Unidos, por haber desatado una cultura popque se convirtió en el lanzamiento de productos preescolares másexitoso en los noventa: abarca desde artículos como juguetes educativos,rompecabezas, videos juegos hasta libros.

La visión de marketing nada ortodoxa de Viselman llevó a suescueta operación realizada por un solo hombre desde su dormitorio en1995, a dar empleo a varias personas para operar sus diferentes oficinasdistribuidas entre Los Angeles, Nueva York, Washington D.C., Canadá,Brasil y Alemania. Su libro Eight Giant Steps to Global Domination, esun verdadera confirmación al viejo adagio: el tamaño no importa.En esta entrevista, Viselman expone la manera en que los emprendedores puedenpensar en vender en todo el orbe sin importar su tamaño.

SoyEntrepreneur.com: ¿En las primeras páginas de tulibro le propones al lector que no actúe a la manera tradicional.¿Nos podrías dar un ejemplo de lo que son estos obstáculos alos que te refieres y cómo llegaste a esta conclusión de pensarfuera de lo común?

Kenn Viselman: Recientemente cerramos un contrato con la familia delcanal Fox. Creemos firmemente en que los niños tienen el derecho de vertelevisión bajo un ambiente libre de comerciales. Vemos un granpotencial con la familia del canal Fox pero ellos no tienen programaciónpara preescolares. Últimamente, lo que hemos querido hacer es contar conuna programación dentro de ese canal libre de publicidad a pesar de queFox es una red comercial. Encontramos un asegurador para poder llegar a esto,Hasbro, que realizó un comercial que se transmite sólo alprincipio y final [del programa], y ahora tenemos programaciónininterrumpida comercialmente. Algunas veces lo que tienes que hacer es vercuál es el objetivo final y buscar a todos los posibles participantespara que se pueda lograr ese objetivo. Después, tratar de ver si existeun camino para, simplemente, cambiar por completo el rumbo tradicional de lascosas. Sólo porque todo el mundo ha elegido caminar no significa quetú no puedas volar.

SoyEntrepreneur.com: La mayoría de los propietarios depequeños negocios han definido su mercado meta sin apoyarse en undepartamento de marketing con un presupuesto multimillonario. ¿Cuáles tu recomendación a estos dueños de negocios que estánpasando por algunos problemas en definir a quién incluir en susmercados?

Viselman: Tienes que saber a quién le estás dirigiendo tuproducto. El truco es conocer quién será el usuario final. Paralograrlo, no tienes que gastar millones de dólares; tiene que existiruna lógica. Piensa, en primer lugar, por qué creaste [tuproducto] o por qué decidiste vender ese en especial. Cuando vemos unprograma de TV o nos interesamos por cualquier juguete, quien lo expone sabeque soy parte de su principal mercado, pero sólo eso. En lamayoría de los casos, la gente sabe quién es su audiencia metapero simplemente no sabe cómo alcanzarla. Con la tecnologíatenemos una gran oportunidad -tenemos el Internet-. Habrá que voltear aver el éxito que obtuvieron algunos productos como la películaEl proyecto de la Bruja de Blair cuando utilizaron el Internet de unaforma extraordinaria. Hoy en día existen muchas salidas y herramientasdisponibles que no existían antes y que proporcionan a la gente unaoportunidad para alcanzar sus mercados.

SoyEntrepreneur.com: La apariencia es algo especialmenterelevante para los emprendedores que quieren hacer crecer sus negocios en dondela mayoría de los casos sólo cuentan con unos cuantos empleados otrabajan fuera de sus casas. ¿Qué puedes hacer para determinarqué tan grande quieres parecer y, existe alguna frontera que debaestablecerse?

Viselman: No creo [que existan fronteras]. Me parece que cuando eresuna pequeña empresa, tienes que hacer todo lo posible, mientras no seaalgo ilegal, para hacerte notar; nosotros hacemos eso. Cuando yo trabajaba paraotra empresa, éramos tan pequeños que nadie nos conocía ohabía oído hablar de nosotros. Yo, traté desesperadamentede agendar dos juntas con dos compañías de juguetes muyimportantes. Sabía que tenía que encontrar una forma para hacerlecreer a cada uno que nosotros también éramos importantes. A pesarde que sólo tenía esas dos juntas en esa semana, programéambas el mismo día y a la misma hora. Cuando llegó el momento,ambos entraron a la empresa y vieron [al otro] competidor sentado ahí.Entonces los hice pasar a dos salas diferentes. Ahora te puedo decir que esatáctica nos permitió cerrar el contrato porque cada unopensó que éramos más importantes o grandes [de lo que enrealidad éramos], o que estábamos a punto de hacer negocios conla otra empresa. Este es un jueguito tonto pero es algo de lo que me sientoorgullosamente culpable.

SoyEntrepreneur.com:En tu libro expones la experiencia con tu compañero de cuarto en launiversidad como una lección que, más que dura, fue muy valiosapues te permitió saber cómo llevar las relaciones con tusempleados. Por favor, explícanos por qué la preocupaciónque sientes como propietario de un pequeño negocio o como emprendedorpor tus empleados no debe ser confinada sólo a los díaslaborables.

Viselman: En la universidad llevé la materia sicologíaindustrial. Mientras que la mayoría pensaba que esa materia sólose trataba de sentido común, yo sabía que había toda unaciencia detrás de ésta. Y aún cuando fuera sólosentido común: el sentido común dicta que si tienes un empleadoque se enfoca en sus problemas personales, no será capaz de pensar conclaridad y por lo tanto estará distraído todo el día. Sipuedes mostrar algo de entendimiento, compasión, algún tipo deinterés o atención y le haces saber que te preocupas porél a un nivel personal, ayudas a incrementar su motivación yproductividad y por lo tanto a que se concentre en su trabajo.

Recientemente, un empleado que había trabajado en varias grandesempresas se acercó a mí y me dijo: &flashquotNo sé porque dedicatanto tiempo escuchando las quejas de la gente. Es una distracción; nosdistrae de hacer nuestro trabajo&flashquot. Yo le contesté: &flashquotNo, no entiendes.¿Alguna vez has estado en una empresa en donde se trabaja tanto?&flashquot.Él contestó que no y entonces le dije: &flashquotla plática es loque nos permite hacer nuestro trabajo . Esta gente se siente suficientemente agusto para atreverse a hablar de lo que les molesta, sea algo bueno, malo ofeo.&flashquot

No siempre es profesional, pero para ellos es algo importante, sea larazón que sea, que sientan la necesidad de establecer estacomunicación para poder deshacerse de lo que les preocupa y regresar[al trabajo]. De vez en cuando pienso que me gustaría tener unacompañía normal, pero después agradezco que no seaasí. Es gracias a que nuestros empleados pueden desahogarse podemosdescubrir [cuáles son los problemas], tratarlos, sacarlos y acabar conellos y seguir adelante. Hago terapia en esta oficina tanto como realizar mistareas como CEO o presidente.

Para mí, lo más emocionante en el mundo es tener la oportunidadde ver sonreír a un niño. Todo lo que me propongo hacer estransformar este mundo en un lugar más feliz y seguro para losniños y quien cuida de ellos... y no perder dinero por supuesto. No esque seamos altruistas -nuestra participación en el mercado tiene comofin hacer dinero- pero tú no tienes que generar ganancias a expensas detu audiencia, y yo creo que mucha gente todavía tiene que aprender estalección. Nuestra misión es hacer grandes cosas. Es muyestimulante ver surgir la idea de un producto y después trabajararduamente y hacer lo que sea para ver que esa idea se convierta en realidad.Cuando ese producto llega a una tienda y vez a un niño que señalaese juguete con una gran sonrisa en la cara, o cuando te das cuenta que lolleva consigo en el aeropuerto, no hay cosa más retribuyente para unhombre en mi carrera que ese momento.