Consultoría

E1136

E1136
Crédito: Depositphotos.com

E1136 Secretos de Oriente para cerrar tratos Lugar, momento y personas correctas Más allá del Feng Shui

Secretos de Oriente para cerrar tratos

Metal, agua, madera, fuego y tierra: todo en equilibrio para hacer negocio

Por Marc Diener

Parte misticismo, parte costumbre y parte sentido común, el Feng Shuiayuda a los creyentes a situar sus edificios y acomodar el mobiliario en sushabitaciones de modo que armonicen con la naturaleza. En teoría, elchiste radica en aprovechar la energía universal invisible llamada chi yequilibrar los cinco elementos -metal, agua, madera, fuego y tierra- paraconseguir salud, felicidad y prosperidad. Los especialistas en la materiaafirman que el Feng Shui puede influir radicalmente en todos los ámbitosde nuestra vida, incluyendo los tratos comerciales.

Ciertamente, quienes se dedican a negociar no deben darse el lujo de pasar poralto su entorno. Ya se sea que hagamos un trato en el terreno del otro o en elnuestro, el lugar elegido incidirá en la comodidad, movilidad y poder decada parte. La decoración y el ambiente influyen en el estado deánimo: no es lo mismo cerrar un trato en la sala de juntas que en laplaya. Sin embargo, el Feng Shui agrega otros factores al análisis;algunos son más fáciles de aceptar que otros.

Lugar, momento y personas correctas

En lo referente a una negociación, el Feng Shui resalta laubicación (ti tian), la compatibilidad entre las partes(hsiang rong) y el momento oportuno (chun si). Por ejemplo, unvestíbulo espacioso y bien iluminado se considera de buen agüero,muy al contrario de las mesas rectangulares. Siempre que pueda, negocie cercade una fuente o acuario, pues el agua suele tener un efecto sedante. Unvestíbulo agradable y abierto causa una primera impresiónfavorable y pone el tono amable para las discusiones que surjan. Una mesarectangular polariza a las partes y propicia la confrontación.

Al margen de tu familiaridad con el Feng Shui, todas estas aseveraciones suenanadecuadas, pero considera estas otras sugerencias: los negociadores principalesdeben estar de espaldas a la pared, no a una puerta o ventana. Deben quedar defrente a la dirección magnética de su signo zodiacal. Lahabitación donde se realice la negociación sólo debe teneruna puerta. Las puertas entreabiertas son de mala suerte. Los techos elegantescon molduras angulares e iluminación indirecta propician un &flashquotchinegativo&flashquot en el ánimo de los negociadores. Evita viajar 24 horas antesde un eclipse solar o lunar. Consulta a un astrólogo acerca del momentomás propicio para efectuar la negociación. Asegúrate deque el Feng Shui de tu dormitorio, sobre todo la posición de la cama,favorezca tu triunfo.

Más allá del Feng Shui

¿Qué hacen los negociadores de mente abierta con todo esto? Bien,pues lo único que puedo ofrecer es un filosófico &flashquotno sé&flashquot.Acepto que no soy un maestro del Feng Shui y hay miles de cosas en esteuniverso que no entiendo. Quizá sea mejor continuar siendo curioso yescéptico. ¿Quién lo sabe? Quizá la astrólogade Nancy Reagan estaba en lo cierto cuando pronosticó el desenlace de lacumbre Reagan-Gorbachov de 1985. Tal vez la circulación del chies un integrante silencioso en la mesa de negociaciones. Y quizá sicrees ser un tipo de suerte, por las razones que sean, de seguro lo eres.

Por lo pronto, considero al Feng Shui como una medicina complementaria, que noalternativa, para las negociaciones. Enfoca tus energías en la realidadvisible y concreta de tus negociaciones: preparación, diligencia, ayudaprofesional, aptitudes para negociar y acuerdos por escrito. Quizá meequivoque, pero creo que estos factores tienen más probabilidades deproporcionarte felicidad y prosperidad.