Consultoría

¿Las deudas no te dejan dormir

¿Las deudas no te dejan dormir
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Las deudas no te dejan dormir ¿Las deudas no te dejan dormir? No te atemorices: actúa ¡Enfréntalo! Calcula cuándo puede saldar deudas Llama antes de que te llamen Dale seguimiento En Estados Unidos

¿Las deudas no te dejan dormir?

Cómo mantener a tus acreedores a prudente distancia para seguiroperando tu negocio

Por Sean M. Lyden

Cuando fundaste tu negocio, seguramente tenía las esperanzas fincadas enhacer una fortuna. No te importó romper el cochinito para invertir todossus ahorros; saturar sus tarjetas de crédito e incluso terminar porvender la plata de la familia o el auto deportivo. Después de todo,querías hacer realidad ese sueño que acariciabas todos losdías.

Pero ahora ese sueño se ha convertido en pesadilla. Los ingresos y elfinanciamiento llegan a cuentagotas, y ya debes hasta la camisa. Cuando lasfacturas comenzaron a apilarse, tuviste que sacrificar el celular, y lasdiarias tensiones están debilitando tu voluntad de continuar con elnegocio.

Si el párrafo anterior te describe, no desesperes, aún haysoluciones. He sufrido esa situación en dos ocasiones durante mi vidaempresarial. La primera fue poco después de haber renunciado a mi empleocomo maestro de preparatoria para iniciar mi primer negocio. La segundaocasión fue pocos meses después de haber fundado un negocio enInternet. En ambos casos salí adelante sin perder mi casa o mi familia ycon el sueño intacto.

Si en tu interior persiste el deseo de ser tu propio jefe, pero te consumen laspreocupaciones por tus acreedores, te quedan algunas salidas. Acontinuación te ofrecemos cinco consejos para manejar con integridad atus acreedores... y no perder la camisa.

No te atemorices: actúa

Si te entregas a pensamientos derrotistas, imaginarás un escenarioterrible. Cambia tu percepción de las circunstancias. Cuando te sientaen garras del pánico, haz un alto. Después, responde lassiguientes preguntas:

¿Qué puedo aprender de todo esto? Quizá me ayude a ser unempresario más fuerte con la capacidad para manejar situaciones dondeabunden las presiones. Tal vez pueda ser más hábil para manejargastos y encontrar formas creativas para disminuirlos, lo cual servirácuando cambien las circunstancias.

¿Con quién puedo hablar acerca del problema? ¿A quéempresarios de éxito conozco? Seguramente ellos también hansufrido problemas de flujo de efectivo. ¿Cómo manejan lapresión de sus acreedores?

¿Cuáles son las soluciones para mejorar el flujo de efectivo?¿Debo cambiar los precios para mejorar las ventas? ¿Debo modificarmis presentaciones para que los inversionistas capten mejor mi idea?¿Propicio que los clientes vuelvan una y otra vez a mi negocio?¿Conviene crear nuevas fuentes de ingresos?

Al plantearte estas preguntas, podrás romper el círculo viciosoen el que te encuentras y encontrar soluciones que eviten el cierre de tunegocio.

¡Enfréntalo!

Pensar en las deudas quizá te provoque escalofríos, pero esnecesario sobreponerse. Averigua el monto preciso de tus deudas y aquién le debes. Programa una sesión de dos o tres horas parareunir todas las cuentas vencidas, incluyendo las de tarjetas decrédito. Suma las cantidades. Anota la tasa de interés que pagaspor cada tarjeta. El propósito es obtener un estimado preciso para sabertu posición y cuáles son las medidas prácticas quedeberás tomar para solucionar los problemas.

Calcula cuándo puede saldar deudas

Revisa tu flujo de efectivo. ¿Cuándo puedes hacer pagos parciales?¿Puedes disminuir las compras de algún producto o servicio mientrasobtienes el flujo de efectivo para cubrirlas? Elaborar un plan para saldardeudas, incluso en pequeña escala, te hará sentir que de nuevocontrolas la situación

Llama antes de que te llamen

¿Qué te impide llamar a tus acreedores? Quizá sientasvergüenza, tristeza, frustración o una mezcla de todo lo anterior.Pero es necesario comprender que, en general, los acreedores quieren ayudarte aliquidar tus deudas. La mayoría aceptará pagos parciales siemprey cuando no rompas la comunicación.

Dale seguimiento

Una vez que le hayas comunicado a tu acreedor lo que piensas hacer...¡hazlo! Si por alguna razón no puedes cumplir en la fecha pactada,habla con anticipación e intenta pagar al menos una parte. Mantener unacomunicación honesta con los acreedores y cumplir con la palabraempeñada crea una atmósfera de confianza y demuestra laintegridad de tu persona. Además, contribuye a mantener vivos tussueños.

En Estados Unidos

CardTrak (http://www.cardtrak.com ) te ayuda a encontrar las tarjetas con menortasa de interés, por si deseas transferir tus deudas de tarjetasmás costosas a aquellas con intereses más bajos.

La National Foundation for Credit Counseling (http://www.nfcc.org ) ofreceorientación sobre recursos y créditos; sus asesores te indicancómo negociar con los acreedores y formular un plan de pagos.