Consultoría

Mucho más que dos

Mucho más que dos
Crédito: Depositphotos.com

Mucho más que dos Mucho más que dos Lo ideal Juntos hasta el final, forma tu equipo

Mucho más que dos

Cómo formar el mejor equipo de trabajo y, sobre todo, hacer quefuncione

Por Ana Paula Trulin

¿Te has fijado que en el otoño, cuando pasan volando los gansoshacia el sur para evitar los crudos inviernos, lo hacen en forma de &flashquotV&flashquot? Se hadescubierto que cuando cada pájaro agita sus alas crea un levantamientode aire para la siguiente ave. Volando en esta forma, la parvada mejora lacalidad del vuelo en 71 por ciento. Cuando el ganso líder (el queencabeza el grupo) se cansa, se pasa hacia atrás y otro ganso toma sulugar...

De la misma manera, la gente que es parte de un equipo, que comparte unadirección común, llega a donde se dirige más fácily rápido ya que están &flashquotviajando&flashquot con el apoyo uno del otro.

El trabajo en equipo ha sido constantemente tema de discusiones tanto en lavida académica como en la empresarial; muchos afirman que los equiposson un total fracaso mientras que otros dicen que son la salvación delas organizaciones de hoy y del futuro.

Lo cierto es que después de varios estudios se confirmaron, si biencontrapuestas, estas dos teorías. El Harvard Management Update deoctubre 2000 publicó:&flashquotDe acuerdo al psicólogo y profesor de laUniversidad de Harvard, J. Richard Hackman, los investigadores descubrieron quelos equipos de trabajo se agrupan en dos extremos opuestos: muchos funcionanmaravillosamente bien, pero muchos otros fracasan miserablemente, algunosestán en el justo medio&flashquot

Pero, ¿qué es lo que hace que existan equipos exitosos y equiposfracasados? ¿Cuál es el secreto para hacer más eficientenuestro trabajo si dependemos de otros para lograr nuestras metas

Lo ideal

La creación de equipos de trabajo efectivos consiste en unir gente conun amplio espectro de talentos que no solamente cumplen los objetivos de unproyecto, sino que también se comprometen en verdadero trabajo enequipo.

Cada persona debe estar segura que el talento del equipo es mayor al de cadaindividuo: los miembros de cada grupo aprenden unos de otros, trascienden loslímites de su trabajo, funciones, entrenamientos y su lealtad hacia lacompañía.

También comparten información. Las presentaciones,producción, y construcción de plazos se generan a travésdel intercambio de ideas, identificando primeramente los posibles problemas yofreciendo soluciones, lo que inevitablemente ocasiona que el trabajo serealice en menos tiempo y de una mejor manera.

La mayoría de las veces es difícil identificar quien estáa cargo, lo que parece una difusión de autoridad o falta de ella, es dehecho responsabilidad dispersa: todos se sienten responsables del éxitodel proyecto. Esto de ninguna manera significa que no hay un líder,solamente que esta figura deja de ser la del tradicional jefe conjerarquías a todo su alrededor, para convertirse en un coordinador quese encarga de que cada parte encaje con las demás.

Juntos hasta el final, forma tu equipo

En teoría, esta forma de trabajo es excelente y pareciera que formar unequipo que funcione de esta manera es más difícil que viajar aNeptuno, pero no es así.

El ser humano, por naturaleza, necesita sentirse parte de un grupo (AbrahamMaslow, 1954). Este deseo de ser aceptado y estar seguro tanto económicacomo psicológicamente nos predispone a acceder con nuestros colegas.Normalmente estamos dispuestos a compartir información cuando sentimosque hay respeto mutuo.

Esto es un buen principio pero ¿qué mas necesitamos para formar unequipo de trabajo exitoso? Aquí algunas sugerencias.

Busca la variedad. Agrupa gente con diversos tipos de personalidad(introvertidos, extrovertidos, sensibles, intuitivos, pensadores, sensitivos,críticos, perceptivos) y habilidades a fin de asegurar el equilibrio enel equipo y la generación de diferentes ideas.

Promueve la claridad. Establece, desde un principio, objetivos claros,concisos, medibles y alcanzables.

Planea. Pon en marcha un plan de trabajo claro con plazos, funciones yresponsabilidades específicas de cada miembro del equipo resaltando laimportancia e impacto de cada actividad para el éxito del proyecto.

Forma un ambiente de confianza. Transmite la comunicación abiertay escucha activamente: expresar los sentimientos con apertura, preguntar a losdemás por puntos de vista u otras ideas, escuchar primero ydespués responder, mostrar respeto por sentimientos e informaciónde los demás, reconocer que cada cual tiene su propia opinión,manera de trabajar y aprender, etc.

Ve tras la retroalimentación. Participa en las juntas de trabajo,ayuda y confía en los demás, comparte cualquierinformación, recursos o conocimientos, fija plazos para entregas deavances, pasa tu trabajo como te gustaría que te lo pasaran, no aceptestrabajo con el que no se esté de acuerdo, revisa continuamente elprogreso del equipo y responsabilidades de cada quien.

Sé optimista. Como miembro del equipo debes demostrarpositivismo: apoyar y motivar a los demás, concentrarte en lo que se lepuede ofrecer al equipo y no en lo que no se puede, ser claro en cada tareapara evitar duplicidad de funciones.

Conviértete en un coordinador o líder de equipo positivo.Piensa en las fuerzas, debilidades, oportunidades y amenazas del equipo,clarifica objetivos y responsabilidades, asegúrate de que todos losmiembros participen activamente, apoya a todos los miembros del equipo en sutrabajo, dale seguimiento al progreso del equipo.

Resuelve conflictos. No permitas que se ataquen ideas de manerapersonal, enfócate siempre en la solución y no en el problema,escucha todos los puntos de vista.

Henry Ford dijo: &flashquotJuntarse es un principio. Quedarse juntos es progreso. Ytrabajar juntos es éxito&flashquot.