Emprendedores

Servicio de lujo

Servicio de lujo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Servicio de lujo Servicio exclusivo Se hace camino al andar Hay que saber tomar la curva Contacto

Servicio exclusivo

Dos emprendedores mexicanos logran el éxito con un negocio de autosen Canadá. Su estrategia: no salirse del camino

Por Salvador Romero

El mérito de estos emprendedores fue perseverar en su camino aléxito aún en condiciones adversas, lejos de su país y enun giro distinto a sus respectivas carreras profesionales.

Cuauhtémoc y Leticia Batista decidieron irse a vivir a Canadá asabiendas que sus posibilidades de éxito eran altas. Ambos con estudiosprofesionales en psicología y él además se habíadesarrollado como fotógrafo de autos y competenciasautomovilísticas, nunca sospecharon que encontrarían la clave deun buen negocio por razones distintas de su nivel escolar: iniciaron Cato'sAuto Salón, una empresa de detalle de autos dirigida a un mercadoespecífico que hoy factura cerca de 20 mil dólares mensuales (184mil pesos) y que tras una década de mantenerse en un mercadoespecífico, abrió su segundo establecimiento y piensa en laoferta de franquicias.

Se hace camino al andar

Este par de emprendedores se marchó a Toronto con el producto de susahorros para encontrar que la fotografía, que habían consideradocomo suficiente para abrirse camino en Canadá, es una actividad muycompetida y pésimamente mal pagada en esa ciudad. Así, parasubsanar temporalmente este bache, Leticia comenzó a realizar diversastareas como secretaria, traductora y conductora en las misiones de negocios.

Lejos de desanimarse, continuaron con la evaluación de opciones poremprender: analizaron cuáles eran las actividades que podíanrealizar en ese país y las características de ese mercado,teniendo tan sólo como herramientas sus propias habilidades y valores.Después del análisis, decidieron iniciar un negocio enfocado alcuidado y atención de autos de lujo.

Este giro, llamado en inglés detaling, empezó enCanadá y Estados Unidos como resultado de las necesidades dereacondicionamiento de unidades de los propietarios de lotes de autos usados.Hoy se ha convertido en toda un área de servicios que fue aprovechadapor los Batista.

El negocio comprende el embellecimiento de los autos usados e incluye lavado,cuidado y tratamiento de cada una de las partes exteriores delautomóvil. El nivel de detalle que se imparte a cada vehículo estal que frecuentemente el auto sale aún más flamante que cuandolo estrenó el dueño original.

Leticia y Cuauhtémoc se dedicaron en cuerpo y alma a analizar, tramitary conseguir todos los elementos necesarios para poner el negocio. Para elloobtuvieron un préstamo inicial para la compra de equipo, buscaron lamejor ubicación del negocio en la ciudad y se establecieron en el puntode reunión de los locales de autos de lujo. Así surgióCato's Auto Salón.

Hay que saber tomar la curva

El servicio que proporciona en su negocio, en el que laboran ocho empleados,está orientado a atender a los autos cuyo precio de venta oscila entre40 mil y 65 mil dólares (368 mil a 598 mil pesos).

El precio por sus servicios se determina según el tiempo invertido encada unidad --alrededor de cuatro horas dependiendo del paquete solicitado--;en promedio va de 65 a 195 dólares (598 a 1795 pesos).

El hecho de que los precios sean altos ha sido parte de la estrategia de losBatista quienes buscaron desde el inicio posicionarse ante un público dealto poder adquisitivo. Reforzaron este aspecto con otra política: nuncaotorgar descuentos, ni siquiera a las agencias que los buscan para negociar porvolumen. Y aunque a muchos les parezca descabellado, esto les ha dadoresultados positivos pues la calidad del servicio que imparten avala susprecios por lo que son de los negocios más buscados en este giro.

&flashquotHemos ganado la confianza de los clientes que ahora nos solicitan recoger yentregar estos carros de lujo en sus propios domicilios&flashquot, comentaCuauhtémoc.

Su publicidad sólo se realiza mediante recomendaciones entre laclientela o brochures dirigidos cuidadosamente a su nicho. No dan servicio adistribuidoras, lotes, talleres ni flotillas. Esto ha proporcionado a laempresa obtener una factura bruta de casi 20 mil dólares mensuales (184mil pesos).

Sus gastos son menores, en su mayoría tienen que ver con la mano deobra, más casi dos mil dólares (18 mil pesos) que paga por larenta del local y algunos otros por pago de servicios públicos.

Después de 13 años, los Batista están iniciando laoperación de su primera sucursal. Su negocio va viento en popa e inclusoCuauhtémoc y Leticia, siguiendo los instintos de emprendedores que loshicieron emigrar a Canadá, están ya analizando los factoresbásicos para iniciar el proceso de franquiciamiento de sucompañía. Indudablemente, la calidad rinde frutos.

Contacto

Cato'sAuto Salón

Cuauhtémoc Batista catofinecarsalon@aol.com

Leticia Pasaperas absolutewords@aol.com