Emprendedores

(SECCION)

(SECCION)
Crédito: Depositphotos.com

(SECCION) Los innovadores A tiempo

Los innovadores

En un mundo de aguerrida competencia, lo importante es llegar primero

Por Bernardo Schlam

Los hombres de empresa pueden clasificarse en dos grupos. Uno, al que pertenecela enorme mayoría, comprende los seguidores. El otro, muy selecto ydesafortunadamente muy pequeño: los innovadores.

En inglés existe el término Serendipity que expresa lafacultad de algunas personas privilegiadas de hacer afortunados descubrimientoscomo si fueran por casualidad. Pero esto es solamente la apariencia, ya que elinnovador ve lo que nadie, siempre tiene los ojos bien abiertos y laimaginación a plena potencia.

Algunos estudios acerca de las causas de los descubrimientos en la industriaelectrónica muestran que más de 70 por ciento de las innovacionesde producto fueron iniciadas por los mismos consumidores, quienes no encontranen el mercado lo que necesitan. Las innovaciones más notables provienende personas que no son técnicos o científicos en la materia, peroque tienen la ingenuidad de hacer las preguntas precisas en el momentoadecuado.

La fotografía instantánea fue inspirada por una preguntaaparentemente ingenua e inocente. Edward Land estaba tomando fotografíasa su familia durante unas vacaciones en el Suroeste de Estados Unidos. Su hijapequeña, de tres años, estaba muy molesta y no podíaentender por qué había que esperar algunos días para poderver las fotos. Land no echó en saco roto la pregunta de su hija y elresultado fue la cámara Polaroid y toda la tecnología de lafotografía instantánea que ha seguido desarrollándosehasta hoy.

Land se inmortalizó con su invento y Polaroid Corporation, por élfundada, hizo enormes incursiones en el mercado de Kodak, que creíatener para siempre. Las compañías que en su juventud fueroninnovadoras tienden a volverse demasiado conservadoras en su madurez pues creenque es suficiente con defender su posición en el mercado.

Kodak entró en el negocio de la fotografía instantáneademasiado tarde, cuando los costos de desarrollo y las múltiplesdemandas por violaciones de patente le costaron miles de millones dedólares y un mercado para siempre perdido. Kodak no aprendió, nisiquiera después de esta amarga lección, a concentrarsemás en los deseos del consumidor: primero ignoró elinterés del cliente en cámaras de video y después elcreciente interés en cámaras digitales de bajo precio (lascuales, por cierto, también son un reto a vencer por parte de Polaroid).

A tiempo

El innovador exitoso está fuertemente orientado a la acción. Sabeque el mercado no espera y otros empresarios pueden tener la misma idea queél.

Philo Farnsworth tenía apenas 15 años cuando tuvo la idea decrear una imagen en un tubo de rayos catódicos por medio de hileras depuntos luminosos y oscuros. En la década de los veinte,televisión significaba un dispositivo mecánico, llamado disco deNipkow, que exploraba una imagen mediante agujeros convenientemente colocados.En 1927, seis años después, Farnsworth logró por findemostrar la viabilidad de su televisor totalmente electrónico, peropudo comprobar que había esperado demasiado tiempo. Cuando llegóal mercado ya estaba ahí la RCA con un invento similar hecho porVladimir

Zworykin. el gigante de la electrónica no le dio oportunidad aFarnsworth.

Los innovadores que trabajan en las grandes empresas sienten que sus ideasincipientes se ahogan en un mar de críticas y procedimientosburocráticos. Thomas Watson Jr., el hijo del principal propietario deIBM, se había dado cuenta con mucha anticipación que el productodel futuro eran las computadoras comerciales.

En aquella época, los años cincuenta, las computadoras solamentese usaban para fines científicos y eran extremadamente caras. Thomasveía un mercado para computadoras de tipo universal que pudieranutilizarse en las empresas de cierto tamaño, pero tuvo que lucharduramente con su padre que consideraba que IBM estaba en el negocio de losequipos de tarjeta perforada y que introducir computadoras solamentedebilitaría su negocio principal.

A pesar de que estamos viviendo en la era Internet en la que la altatecnología ha alcanzado velocidades vertiginosas, detrás de cadacerebro científico hay uno empresarial que percibe las oportunidades denegocio. En los famosos laboratorios de investigación de Xerox PARC sehicieron numerosos inventos. Entre otros, se inventó la primeracomputadora comercial, la primera red de computadoras, Ethernet y el famosomouse que usan hoy en día todas las computadoras personales. Sinembargo, ninguno fue aprovechado por la compañía, quesegún su alta dirección, estaba en el negocio de las copiadoras.Años después, Apple e IBM produjeron computadoras personales enserie, Ethernet lo explotan muchas compañías con éxito,como Novell y 3com, el mouse fue un exitazo para Apple.

Para emprender es necesario innovar y la creatividad no basta, tambiénhay que tener visión empresarial.