Consultoría

Más que una trastienda

Más que una trastienda
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Más que una trastienda Más que una trastienda Contacto

Más que una trastienda

Del garage a un negocio que ganó un millón de dólaresen su primer año

Por Peter Kooiman

&flashquotEn nuestra compañía, todos se concentran en generar utilidades.Somos muy conscientes de los beneficios económicos&flashquot, dice Benny Daon, eljoven fundador de SHUNRA Software Ltd., una compañía dedesarrollo de software en Nueva Jersey que también alcanzó laplataforma del primer millón.

En 1997, Daon fundó SHUNRA en Israel, invirtiendo sus propios ahorrospara absorber los gastos iniciales. Después se mudó a NuevaJersey, donde pasó casi todo el primer año, administrando lacompañía en un garage. Para Daon, SHUNRA no era sólo unempleo, era su vida misma. &flashquotMi sueldo, si algo recibía, era escaso.Trabajaba durante 16 horas al día. Llegó el momento en que miesposa se quejó y acordé que yo trabajara desde el amanecer hastalas 11 de la noche, y tomar medio día de descanso&flashquot.

El primer contrato de SHUNRA fue con Philips, en Holanda, lo cual le dio unapresencia internacional inmediata. &flashquotSi quiere ganar un millón durante elprimer año, es indispensable entrar en el mercado mundial&flashquot, afirmaRobert Lattimore.

Como director de una empresa de alta tecnología, Daon tambiéntuvo que enfrentarse a problemas legales inesperados. &flashquotLo que más mesorprendió fue la importancia de contar con buena asesoría legal.En esta industria todo es propiedad intelectual: los contratos por escrito conclientes y empleados son tan importantes como el propio producto. Es necesarioentender el aspecto legal del negocio porque no es posible confiar siempre enque los abogados comprendan todos los detalles&flashquot, comenta.

Como Daon no dependió de coinversiones, tuvo que concentrarse en serrentable desde el primer momento. Por eso, afirma: &flashquotFue necesario vigilarmás nuestros pasos, pues los coinversionistas evalúan teniendo enmente el siguiente periodo de financiamiento, y no siempre se interesan en losingresos; a veces hacen que uno pierda contacto con la realidad&flashquot.

SHUNRA continuó creciendo sin financiamiento externo, pues Daon nodejó de reinvertir sus utilidades en la empresa. &flashquotPara una empresaindependiente es fundamental invertir las utilidades en espacios que generenmás dinero. Las ventas eran nuestra primera prioridad; y hasta quecrecimos, no empezamos a dedicar esfuerzos a la prensa y la mercadotecnia.&flashquot

Hoy, SHUNRA es una compañía internacional importante (sus 30empleados están repartidos entre las oficinas de Israel y las de NuevaJersey), y pese a que Daon continúa trabajando muchas horas, ya leresulta más fácil delegar responsabilidades y permitir latransición, pues cuenta con una visión más amplia: la delpresidente de la compañía. Así, revisa gastos y seesfuerza en contratar a buenos empleados.

Cualquiera pensaría que, como SHUNRA ya tiene su primer millón,Daon puede descansar y disfrutar el éxito, pero no es así: &flashquotEltrabajo nunca termina. Jamás se sabe si se han alcanzado las metas ysiempre hay mucho por hacer, al margen de lo que ganes. Nuestros esfuerzosahora se concentran en mantener el éxito y en continuar creciendo.&flashquot

Contacto

SHUNRA Software Ltd., PR Rob Seidner, Tel. (781) 793-5881, E-mail:rob.seidner@fusionpr.com