Consultoría

Alimentos del futuro, hoy

Los consumidores quieren comida sana, con presentaciones divertidas ysabores novedosos. Algunos tips para echa a volar la imaginación
Alimentos del futuro, hoy
Crédito: Depositphotos.com

Los consumidores del siglo 21 tienen cada vez más claro qué clasede alimentos desean ingerir y esos gustos definen distintos tipos de mercado.Están, por ejemplo, los compradores sanos que quieren alimentosorgánicos (con la menor cantidad de procesos deindustrialización), o quienes desean cuidar su peso y demandan productosbajos en calorías (light) y con toda la informaciónnutricional en la etiqueta. O el público juvenil que busca saboresnovedosos envasados en presentaciones atractivas. Y mejor aún, simientras compran la comida en el supermercado o la esperan en un restaurante,tienen una experiencia adicional o entretenida.Para un importante sector de consumo, comer se ha convertido en algo másque saciar una necesidad básica. Se trata de conformar toda unaexperiencia de compra al adquirir alimentos. John L. Stanton, profesor de Mercadotecnia de Alimentos en la Universidad deSan José, en Filadelfia, afirma que los productos alimenticios que gozande mayor demanda en el mercado son los que se adaptan mejor a los actualesestilos de vida. Basta con ver el éxito que han logrado las sopasinstantáneas y las barras de cereales en los consumidores que no tienentiempo de preparar sus comidas y desayunos. El comprador demanda a la industria de alimentos y bebidas mercancíadiferenciada, divertida, natural y fácil de consumir. Los emprendedorespresentes en esta área económica deben tomar esto en cuenta pararenovar sus productos o innovar este mercado.

Con el pie derecho El Centro de Innovación Alimenticia de la Universidad Estatal de Oregon,Estados Unidos, comenzó a carbonatar leche, café, té yhasta yogur, para crear la sensación de burbujas al ingerir esosproductos. Incluso ya se lanzaron al mercado estadounidense algunos de estosalimentos como la leche E-Moo, ligeramente carbonatada con sabor a chicle ogalletas con crema. George Clark, de Mac Farms, la empresa que lascomercializa, dice que las burbujas intensifican el sabor y hacen que la bebidasea más divertida. Además, &flashquotel carbonato desalienta elcrecimiento de bacteria y es el gas más soluble durante ladigestión&flashquot, dice Clark.Francis Fucuyama, investigador de mercado y sociólogo japonés,refiere que a medida que hombres y mujeres se ven absorbidos por sus empleos,buscan que los alimentos que ingieren se puedan preparar fácilmente yque el contenido también sea sano, a diferencia de lo que ocurrióen la década de los ochenta, cuando se popularizaron las comidasinstantáneas de microondas pero con exceso de conservadores y sales.Según Stanton, &flashquothoy existe gran rotación de productos deconveniencia, es decir, aquellos que facilitan la preparación,degustación e incluso planeación de la dieta&flashquot.

México en la tendenciaAlgunas empresas mexicanas han entendido esta tendencia. Amaranto Food Tradingobtuvo el reconocimiento a la mejor bebida del año 2000 en laexposición Canadian Fine Food, con su bebida Cancún. Estacompañía es propiedad de las hermanas Lourdes y Elena TorresChimal, quienes descubrieron el potencial del maracuyá (conocida como lafruta de la pasión) y la transformaron en bebida veraniega para elmercado canadiense, donde comercializan la botella en 1.75 dólarescanadienses (1.14 dólares americanos). La materia prima que utilizan se considera exótica y además secultiva bajo condiciones de producción orgánica, es decir, sin eluso de fertilizantes, pesticidas, reguladores de crecimiento sintéticoso artificiales. Cumple con las expectativas del consumidor porque es divertida,sana y de fácil consumo.Otro importante nicho, refiere Stanton, se detectó al descubrir que elestrés desciende y los niveles de nutrición se incrementan alconsumir alimentos preparados al estilo tradicional, es decir, platillos muyelaborados que demandan gran tiempo en la cocina, como pasteles de carne opostres. &flashquotTodos tenemos algo de gourmet&flashquot, dice Stanton. Y también depreferencia por la cocina de la abuela.

Comida divertida, ¡se necesita!En una encuesta elaborada por el Food Marketing Institute, firma deinvestigación y divulgación de alimentos, se encontró quelos consumidores, en general, encuentran aburrido ir a los supermercados. El estudio reveló que los consumidores pueden emocionarse al comprarropa o artículos decorativos, pero que les cansa y resulta tediosocomprar víveres o planear qué comerán. El reto que existepara los proveedores y comerciantes de este sector es crear alimentosdivertidos y ofrecer una experiencia de compra que haga sentir satisfechos asus clientes.Otro resultado de la encuesta indica que al consumidor no le gusta recorrerdiferentes áreas de las tiendas de autoservicio para comprar la comidaque necesita. ¿Qué pasaría si un emprendedor ideara unamáquina que diseñara menús acordes con las necesidadesnutritivas y calóricas de una persona o familia, que le entregara esalista al comprador, con las indicaciones precisas para encontrar los productosdentro del establecimiento comercial, y que le diera la opción de surtirel pedido a domicilio? Este es el tipo de innovación que losconsumidores esperan para preferir un supermercado sobre otros: &flashquotLasmáquinas de servicios personalizados y expendedoras de distintosproductos tienen un gran futuro&flashquot, indica Stanton.La diversión no se espera solamente en los sitios en los que se comprala comida, también en donde se consume. Eso lo saben los restaurantesque ya forman parte de esta tendencia y que ofrecen, además de unmenú atractivo, otro tipo de anzuelo a sus comensales: decoracionestemáticas (tipo Rain Forest o Hard Rock Café), meseros con trajesllamativos o en patines y espacios de juegos para niños, por nombraralgunos casos.

Ojo con los chiquitosAC Nielsen, empresa de investigación de mercados, asegura que lainfluencia de los niños en las compras ha ascendido de manerasignificativa en los últimoscinco años. Incluso, precisael estudio, los consumidores de cuatro a ocho años de edad ya puedendecidir por sí solos sus compras y así lo hacen. Aprovechar el gran nicho infantil fue el objetivo de grandes cadenas derestaurantes que incluyeron menús con alimentos especialmentediseñados para sus pequeños clientes. La transnacional Unilever innovó empaques de mermeladas y cajetas contapa abre-fácil, lista para usarse sin necesidad de emplear algúncubierto para untar. &flashquotSólo basta con apretar la botella y ya&flashquot,rezó su comercial cuyo público objetivo pretendía ser elinfantil. Empero, la demanda de la presentación ascendió en formasignificativa no sólo entre los menores, sino también entreconsumidores adultos.Los emprendedores que logren facilitar las tareas culinarias, como presentarcarnes marinadas y listas para usar; precocidos; verduras limpias y picadas;sopas listas para consumir y mercancía similar, tienen gran futuro enlos negocios, así como aquellos que consigan volver excitante la comprade alimentos.

Las opcionesProductos de conveniencia. Todos aquellos que facilitan lapreparación y consumo de alimentos. Son los que apelan a la practicidady facilitan labores culinarias a través de envases ergonómicosque detallan gramajes de cada porción; alimentos listos para degustarse,paquetes de comidas completas y preparados especiales para comidas dominicaleso días de campo.Naturales y saludables. Productos con pocas grasas saturadas yazúcares, nulos conservadores y tinturas. Destacan las carnes magras,frutas y vegetales, aceites de olivo, granos enteros, yogurs. También seincluyen especialidades kosher y platos con gramajes predeterminados okilocalorías reducidas y especificadas, e incluso dietas especiales paraprevención o cura de dolencias diversas, al igual que para reducir peso.Los alimentos creados por la medicina holística o ayurvédicareportarán alta demanda en los próximos años.También habrá gran afluencia de comensales hacia losestablecimientos que promuevan valores saludables en sus mesas, comomúsica relajante, aromaterapia e incluso plegarias en sus cartas.

Allende fronterasSegún el Banco de Comercio Exterior (Bancomext,http://www.bancomext.gob.mx), los principales mercados de productosorgánicos son Alemania, Holanda, Gran Bretaña, Dinamarca yBélgica. Los productos que gozan de más demanda son aguacate,tomate y, sorprendentemente, camisas de algodón orgánico.El limón y la naranja nacionales tienen gran demanda en toda Europa,mientras que el aguacate tiene alto potencial de venta en Alemania,Bélgica y Holanda.Según Ketherinne Di Matteo, presidenta de la Organic Trade Association,con sede en la ciudad de México, &flashquotla industria y ventas en alimentosorgánicos han tenido crecimientos de 20 por ciento anual y la cifra seincrementará en los próximos años&flashquot.