Emprendedores

Emprendedores-1986

Emprendedores-1986
Crédito: Depositphotos.com

Iconos empresariales

¿Cómo mantienen encendida la chispa las leyendas empresariales después de crear negocios megaexitosos? Conversamos con cinco de los mejores para averiguarlo

Por Aliza Sherman

Rápido. Piensa en la palabra &flashquotempresario&flashquot. ¿Quién te viene a la mente? Ya sea que te remonte a la historia y pienses en innovadores como Henry Ford o Nelson Rockefeller, o lleguen a tu cabeza los titulares de los diarios actuales, cada generación sólo tiene algunos nombres que destacan como ejemplos claros y llenos de espíritu empresarial. Muchos de ellos, sus ideas, productos y servicios han perdurado a través de los años.

Conversamos con cinco de los iconos empresariales modernos; personas cuyo nombre es sinónimo de éxito, correr riesgos e ideas independientes. ¿Cómo han cambiado desde sus primeros días en el mundo de los negocios hasta el mercado inestable, la tecnología en constante cambio y el siempre atestado panorama comercial de la actualidad? ¿Y cómo ha resistido su vitalidad empresarial?

href=&flashquot#top&flashquot>

Anita Roddick

En su juventud, empezar un negocio era lo último que Anita Roddick tenía en mente. &flashquotQuería ser actriz&flashquot, comenta. Incluso, cuando empezó a perseguir la idea que a la larga se convirtió en The Body Shop, compañía que vende productos para el cuidado de la piel y del cabello, con más de mil 800 tiendas en 49 países, la meta de Roddick no era convertirse en un icono de los negocios. &flashquotAl principio, mi firma fue una respuesta al lujo desmedido y desperdicio de la industria de los cosméticos&flashquot, explica.

HREF=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=12799&Ad=S&flashquot>Continúa

href=&flashquot#top&flashquot>

Michael Dell

Como estudiante universitario, Michael Dell declaró que deseaba derrotar a IBM. En 1983, empezó a realizar negocios desde su habitación en la residencia de estudiantes de la Universidad de Texas, vendiendo accesorios y computadoras personales sobre pedido. Un año más tarde, con un capital inicial de mil dólares, Dell montó su negocio y dejó la escuela.

HREF=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=12800&Ad=S&flashquot>Continúa

href=&flashquot#top&flashquot>

Ben y Jerry

Jerry Greenfield quería ser médico, Ben Cohen un ceramista exitoso. Bromean diciendo que su incursión en el mundo empresarial ocurrió porque eran unos fracasos en lo que intentaban hacer en sus profesiones. En la actualidad, sus nombres son sinónimos de helados cien por ciento naturales con novedosos sabores, además de ser una empresa socialmente responsable.

HREF=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=12801&Ad=S&flashquot>Continúa

href=&flashquot#top&flashquot>

Richard Branson

Richard Branson repite el sentimiento del resto de nuestros iconos. No tenía la intención de ser un empresario de talla mundial; sólo quería convertir su sueño en realidad. &flashquotDeseaba editar una revista dirigida a los jóvenes por medio de escuelas y universidades&flashquot, señala Branson. &flashquotQuería arreglar el mundo, como lo haces cuando tienes 15 años y crees que puedes lograrlo. Sólo me volví empresario para asegurar que mi revista [Student] sobreviviera.&flashquot

HREF=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=12802&Ad=S&flashquot>Continúa