Consultoría

Los mitos del desempleo

Los mitos del desempleo
Crédito: Depositphotos.com

Los mitos del desempleo Los mitos del desempleo Los tab?es Los temores Los efectos La soluci?n En contexto

Los mitos del desempleo

La ola de desempleo no la forma tu incapacidad para trabajar, no te dejesllevar por la corriente

Por Rodrigo Ochoa*

Hace muchos años que el hombre depende completamente de su trabajo parapoder sobrevivir. En la antigüedad, el hombre se dedic?principalmente al comercio, pero desde la Revoluci?n Industrialsurgieron m?quinas sofisticadas que simplificaron los procesos deproducci?n, y con ello tambi?n la necesidad de contratar personalresponsable que las operara. En esos d?as, una persona que trabajaba enuna f?brica garantizaba trabajo para toda su vida.

Pero las cosas han cambiado. Ahora pertenecemos a un sistema econ?micoglobal en el que las reglas ya no dependen de un solo gobierno, persona oempresa; a las compañ?as las amenaza un mercado cambiante y lacompetencia con otras firmas que fabrican productos similares, se ven obligadasa mejorar sus productos o bajar sus precios.

La aparici?n de nuevos recursos tecnol?gicos, financieros yhumanos son factores que se utilizan para garantizar la permanencia de lasempresas en el mercado, lo que obliga a los empleados a actualizarse d?acon d?a para asegurar el puesto.

Bajo esta din?mica, los propios empleados han creado una serie de mitossobre los factores que determinan su contrataci?n dentro de lasempresas, aqu? te mencionamos algunos para que evites caer en el error ydesactivar tus energ?as en momentos en los que, por el contrario, debesemplear m?s tu visi?n emprendedora.

Los tab?es

* Trabajar m?s de ocho horas diarias demuestra que soy responsable.

* Mantener una buena relaci?n con mi jefe para que sea incapaz dedespedirme.

* Si pido aumento de sueldo es probable que me corran.

* Nunca despedir?n a un empleado del cual dependa un ?rea odepartamento.

* La antigüedad en una empresa garantiza mi permanencia.

* El gasto que efect?e la empresas en mi capacitaci?n le impideprescindir de un empleado.

* Haber pasado tantos cambios en la compañ?a hace imposible queme despidan.

La situaci?n

Sin embargo, pocas veces se reflexiona sobre las necesidades que enfrentan lasempresas en la actualidad, as? como nuevas tendencias de competitividad.Por ejemplo:

* La compañ?a tom? la decisi?n de fusionarse conotra y, para evitar la duplicidad de puestos, decidi? cerraralg?n ?rea.

* La empresa cambi? su estrategia para asegurar su permanencia en elmercado y algunos puestos ya no se necesitan.

* Por motivos econ?micos, la firma recortar? su fuerza laboral.

* El negocio reubicar? sus instalaciones en otro estado o pa?s.

Los temores

Casi cualquier empleado se cree una pieza indispensable para el buendesempeño de la organizaci?n, pero cuando se da cuenta de que laempresa enfrenta una situaci?n dif?cil, comienzan lassuposiciones sobre su futuro. Algunos fantasmas que acechan a los empleados sonlos siguientes:

* Las empresas no contratan a personas que han sido liquidadas.

* Las personas son despedidas porque no cumplieron correctamente con sutrabajo.

* Los empleados liquidados seguramente no son tan buenos elementos como ellospresumen serlo.

* La gente que renuncia a su puestos tienen mayor probabilidad de conseguir unnuevo empleo a diferencia de la que es liquidada.

* Los despedidos no valen nada profesionalmente.

Los efectos

Las afirmaciones anteriores carecen de fundamentos l?gicos; sin embargo,son comprensibles si la autoestima del empleado despedido se ve afectada alenfrentarse a una situaci?n que consideraba completamente bajo control.

Los departamentos de reclutamiento y selecci?n de personal, as?como de recursos humanos, son conscientes de que las empresas requierencandidatos que cuenten con la experiencia necesaria para asegurar supermanencia en el mercado.

Algunos analistas afirman que hoy, una persona tiene alta probabilidad de serdespedido o enfrentar un proceso de recorte de personal al menos una vez en suvida, especialmente entre los 25 y 35 años de edad. Eso significa que elempleado no siempre es responsable directamente sobre la p?rdida de sutrabajo, sino que este proceso es m?s bien el resultado de una serie deefectos globales que enfrentan todas las empresas en el mundo.

La soluci?n

En esos tiempos se debe ser consciente de la situaci?n que enfrenta tupa?s para hacer frente a esta oleada de desempleo. No es v?lidopara el empleado justificar sus acciones para mantener su trabajo vigente, sinohacer el trabajo con la convicci?n de que la actividad se hace con gustoy con la pasi?n necesaria.

Cuando llega este momento en la vida laboral de una persona, conviene evaluar afondo una de las alternativas que se le presenta: emprender, dejar de serempleado y convertirse en empresario.

*Consultor en recursos humanos rodrigo8a@prodigy.net.mx

En contexto

Del despido al arranque

De patitas a mi empresa