Emprendedores

Crisis de valor

Crisis de valor
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Crisis de valor Crisis de valor Fracasos que impulsan La experiencia cimienta Contacto

Crisis de valor

Un par de emprendedoras que, despu?s de una racha dedesvalorizaci?n, recurre a la terapia de crear su propia empresa

Por Adriana Reyes

&flashquotCreo firmemente en que todas las crisis traen una oportunidad&flashquot, dice JosefinaSalido, educadora y licenciada en educaci?n especial. Esta emprendedoratrabaj? por varios años para alguien m?s, en el ramo de laeducaci?n infantil. Cuando la empresa que la contrataba cerr? suspuertas, Josefina sali? con experiencia y un cheque deliquidaci?n. Inici? su primer negocio y fracas?. Seemple? dos veces m?s, adquiri? nuevos conocimientos, perosobre todo, se dio cuenta de que su trabajo s?lo destacar?adentro de su propia empresa. Hoy, junto con Ang?lica Ávalos, esdueña de Seek Estrat?gica, una compañ?a deinvestigaci?n de mercados que factura cerca de $1 mill?n.

Fracasos que impulsan

El primer negocio de Salido fue un dep?sito de dulces que, por falta detiempo para atenderlo, tuvo que cerrar. M?s all? de catalogaresta primera experiencia como un mal momento, reconoci? que eseconocimiento le ayudar?a en la instalaci?n de su actualnegocio.

La etapa de recuperaci?n la llev? a trabajar en una agencia depublicidad y en una firma de investigaci?n de mercados, en donde, parasu bien, enfrent? una &flashquotcrisis de valor&flashquot como ella misma lo reconoce: &flashquotSiestoy trabajando y hago bien mis labores y genero recursos para la empresa,¿por qu? no valoran mi trabajo y lo retribuyenecon?micamente? S? que hay dinero, entonces ¿por qu?no me pagan lo que merezco?&flashquot.

Salido, quien daba la cara en cada uno de los departamentos de la agencia y acambio le pagaban un salario por debajo de su perfil, uni? esfuerzos conAng?lica, compañera de trabajo que viv?a unasituaci?n similar y ambas decidieron aprovechar su experiencia yconvertir esa crisis en su oportunidad para convertirse en empresarias.

La experiencia cimienta

Estas nuevas mujeres de negocio emprendieron apoyadas en el aprendizaje delpasado, los desacuerdos por el incumplimiento de pagos por parte de la empresaen la que trabajaban y, especialmente, con la idea fija de dejar atr?sla aparente seguridad de ser empleado, arriesgar su capital y lanzarse aemprender.

Josefina y Ang?lica dejaron su empleo en enero de 1999 y, dos mesesdespu?s, ya ten?an un negocio y un cliente que las har?afuertes en su inicio.

Cada una invirti? $50 mil pesos para equipar la oficina. Su idea fuecrear una C?mara de Hasel, que es un espacio donde se re?ne adiferentes grupos de consumidores para conocer su opini?n sobredeterminados productos y servicios. Sin que estas personas los puedan ver,analistas de conducta registran sus actitudes durante la entrevista y reportanal cliente los resultados de tal suerte que puedan evaluar la viabilidad de susart?culos o servicio en venta.

La recuperaci?n de lo invertido lleg? a los seis meses de haberiniciado. Al año de operaciones tuvieron que ampliar la C?mara deHasel para cubrir la demanda, que despu?s de 12 meses lespermiti? facturar $800 mil y que estiman cerrar?n el segundo concerca de $1 mill?n. Y en un af?n de seguir creciendo y cumplircon todas las necesidades de su cliente, decidieron complementar fuerzas atrav?s de una alianza con Poplawsky y Asociados, firma que se dedica alan?lisis mercadologico.

Contacto

Seek Estategia, Tel. 5220-6072, fax 5250-6840

seek_estrategica@axtel.net